sábado, 31 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:06

Autor Imagen

El miedo de Guillier

por 6 abril, 2017

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El miedo se puede abordar, desde la psicología, como “la aversión a lo desconocido, a algo de lo que como humanos no podemos enfrentar ni comprender, porque escapa a nuestro control”.

Lo que precisamente escapa de las manos de Alejandro Guillier y de su coalición, la Nueva Mayoría, y que por ende le produce aversión, es esta interesante capacidad de nuevos referentes políticos que emergen ante la urgencia de cambiar lo que está en una franca podredumbre, como es la institucionalidad chilena y la forma de hacer política en Chile. Algo de lo que Guillier representa con creces, a pesar de su imagen de renovación que ha intentado esgrimir en sus acotadas, pero ambiciosas intervenciones en los medios de comunicación.

¿Cómo no va a ser interesante para una ciudadanía que busca referentes en lo cotidiano, que necesita recuperar la confianza en los otros y en quienes ha entregado su representación, un nuevo conglomerado que ponga en el centro de su práctica la construcción de un Programa de Gobierno que convoque las esperanzas, sueños y anhelos de millones que han sido decepcionados por la alegría que nunca llegó?

El Frente Amplio no promete la alegría, más bien la invitamos a construir. Y es lógico que el Senador sienta miedo, porque desde su coalición han ayudado a construir las murallas que han separado la política de la ciudadanía y han perpetuado así los intereses duopólicos, consensuado entre estas mismas paredes, que nos han llevado a la profundización de un modelo que nos mantiene con unas pensiones miserables, a nuestros hijos e hijas endeudados y a nuestras familias con el miedo eterno de enfermarse y morir esperando una atención digna y de calidad.

Puede ser también miedo del senador, pues sabe que estamos aburridos del eterno chantaje del mal menor. Así muchos de nuestros abuelos, madres y padres, murieron esperando un Chile Nuevo.

¿No hay capacidad de llegar a acuerdos? Se equivoca el senador. Este conglomerado que se abre paso con convicción, a pesar de sus diferencias, ha tenido la capacidad de llegar a acuerdos junto a más de diez organizaciones que comparten un mismo horizonte anti-neoliberal. Así es el Frente Amplio, un espacio en construcción que ha marcado noticia desde hace algunos meses, devolviendo la esperanza a muchos rincones de Chile, reflejando las más altas aspiraciones de quienes vieron sus sueños truncados hace 27 años.

El concepto de “acuerdo” de Guillier es de la vieja política, esa que hace acuerdos entre cuatro paredes, lejos de la ciudadanía. Nosotros propiciamos todo lo contrario y por eso el Frente Amplio inició su trabajo programático para construir el programa entre todos, en cada barrio, en cada comuna.

El concepto de “acuerdo” de Guillier es de la vieja política, esa que hace acuerdos entre cuatro paredes, lejos de la ciudadanía. Nosotros propiciamos todo lo contrario y por eso el Frente Amplio inició su trabajo programático para construir el programa entre todos, en cada barrio, en cada comuna.

¿Qué es lo que, además, hace interesante a este Frente Amplio que provoca tanto miedo y nerviosismo a Guillier y a sus pares?

Uno de los ejes fundamentales de los acuerdos a los que ha llegado el FA es sobre la urgencia de la recuperación de los derechos sociales que fueron privatizados durante la dictadura. No es novedad para ningún ciudadano o ciudadana de nuestro país que las condiciones de la educación, la salud, la vivienda, el trabajo, la previsión social y otros largos etcéteras, son paupérrimas y que ponen en un carácter de responsabilidad histórica a este referente que emerge o surge de algo que está “abajo”, de quienes sabemos y hemos experimentado las miserias del modelo neoliberal y que entregamos nuestra voluntad y trabajo colectivo en pos de este objetivo mayor que es la reapropiación de la política como una forma práctica de recuperar Chile.

Ese es el sentido de la emergencia del Frente Amplio, la emergencia de cambiar el destino y el curso de un país. Y lo haremos entre todos, de manera participativa, con alegría y convicción, porque este es el momento y no permitiremos que los mismos de siempre nos roben la esperanza.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV