lunes, 25 de octubre de 2021 Actualizado a las 11:38

Breve comentario desde el psicoanálisis, a propósito de la venida del Papa

por Pablo Santander 21 enero, 2018

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

Hoy día, la religión, o más concretamente la iglesia católica, que es la religión con más creyentes en nuestro país, se encuentra atravesada por grandes conflictos y cuestionamientos; a un nivel más concreto se encuentra cuestionada por los casos de sacerdotes que han cometido abusos sexuales, y el manejo de la iglesia católica de estos casos. A otro nivel se encuentra enfrentando una sociedad en permanente cambio, que plantea el divorcio, el matrimonio homosexual y la adopción de niños por parejas homosexuales. Las medidas anticonceptivas son frecuentes en la población, lo que ha chocado con la mirada de la iglesia. En otro aspecto, la iglesia ha hecho una ferrea lucha en contra la despenalización del aborto, en general aspectos que van en oposición a la tendencia de la población. Vemos que los cuestionamientos más importantes a la iglesia católica tienen relación con la sexualidad.

Quisiera hacer una breve reflexión de los acontecimientos y fenómenos actuales al respecto. Veíamos recién que la iglesia se encuentra muy cuestionada, por la ocurrencia de un número importante de abusos sexuales perpetrados por sacerdotes, por un cuestionamiento al manejo de estos casos realizado por la misma iglesia ya sea minimizándolos o negándolos (Por ejemplo el caso del arzobispo Errázuriz al decir que en Chile solo eran unos casos aislados). Una primera pregunta a hacer es si estos casos son en número igual que la población general, ya que ha sido una respuesta de la iglesia católica decir que hay un número de pedófilos en todo grupo y por ende existe también dentro de sus filas ciertos casos, o se dan condiciones especiales dentro de la iglesia que pudiera concentrar una población con conflictos en el área de la sexualidad. Desde el psicoanálisis, se conoce que en la elección profesional existen determinantes inconscientes y que por ejemplo los pedófilos buscan actividades laborales que tienen que ver con su impulso sexual (muchas veces esto sucede de manera inconsciente).

De esta forma un individuo con conflictivas sexuales, al que le resulta atemorizante su sexualidad, puede buscar protección de esto en, la castidad y de esta forma intentar escindir (sacar de su mente) la sexualidad ya que siente sus impulsos sexuales como “sucios”, y buscar protegerse de esta amenaza.

Elementos importantes y que resaltan en el quehacer religioso tienen que ver con la sexualidad, es así como la mencionada castidad exigida a los sacerdotes, y también en un plano profundo sería la importancia de la virginidad de María madre. Aparece la mencionada castidad, como una defensa contra impulsos que aparecen como amenazantes, con la dificultad de que no se buscan integrarlos y elaborarlos internamente. La adecuada elaboración del conflicto edipico implica la aceptación de la pareja de padres fecundos, y la adecuada elaboración de los impulsos incestuosos con la búsqueda de la pareja propia fecunda, superando los sentimientos de prohibición.

Para terminar, quisiera recordar un intento diferente de manejo de la sexualidad que se dio al interior de la iglesia; fue la experiencia llevada a cabo en Cuernavaca, México, en donde se generó en la década del 60, un movimiento de religiosos liderado por el sacerdote Gregorio Lemercier que consistió en que sacerdotes acudieron a consultas psicoanalíticas e incluyeron a este dentro de la formación religiosa, incorporando la psicoterapia grupal en esta, ya que se estimaba que el psicoanálisis solucionaría problemas generados en el sacerdocio. Los problemas que se deseaba enfrentar tenían que ver con problemáticas con la sexualidad, como era la homosexualidad de algunos sacerdotes y otras conductas de dicha esfera.

Dentro de este movimiento se denunció a Marcial Maciel por graves conductas sádicas, denuncia que fue desechada por la autoridad clerical. Hoy aparece como una denuncia que hubiera permitido disminuir en mucho el daño generado por este funesto personaje. Distintas personas de este movimiento, luego manifestaron su deseo de revisar la norma de castidad y manifestaron el deseo de que los sacerdotes pudieran casarse y tener una familia, expresándolo como un deseo positivo y sano. Esto fue muy rechazado por el clero y llevó a que el vaticano cerrara y se opusiera a este movimiento. Si recordamos que las denuncias contra Maciel sólo fueron acogidas recientemente y la actual conflictiva de la iglesia católica en relación a los abusos sexuales, o en general la discusión sobre la posibilidad de casarse de los sacerdotes, este movimiento nos parece del mayor interés y precursor en el enfrentamiento de conflictos negados u ocultados.

Pablo Santander

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV