sábado, 17 de agosto de 2019 Actualizado a las 17:25

Opinión

Autor Imagen

La poca visión en Chile de trabajar la innovación abierta e invertir en I+D

por 30 mayo, 2018

La poca visión en Chile de trabajar la innovación abierta e invertir en I+D
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En la actualidad la innovación abierta y colaborativa es una de las estrategias corporativas más utilizadas y exitosas en el mundo, y se basa en la distribución de las tareas según las capacidades de los miembros de una entidad, logrando así un proceso productivo más participativo y abierto, donde varias personalidades buscan un mismo objetivo.

A nivel mundial, se estima que más de 80% de los líderes de negocios consideran la innovación abierta como un componente estratégico central para sus organizaciones. Sin embargo, en Chile aún no se le da la importancia que merece esta metodología y nos hemos ido quedando atrás en comparación con otros países de la región.

El principal motivo de esta situación es la carencia de una cultura de innovación, ya que tenemos buenos empresarios, Chile sostiene una buena situación económica (al menos estable), buenos investigadores, buenos incentivos y, lo importante, buenas ideas, pero solo faltan las voluntades para aplicar los recursos y avanzar en este sentido.

Existe confusión entre los empresarios sobre qué es innovación y cómo innovar. En Chile trabajamos mal y no damos importancia a competir con innovación. Somos cómodos, preferimos copiar a innovar, y eso no nos saca del índice mediocre que hemos ganado según OCDE. En general los empresarios prefieren invertir en otros activos, y no en sus propias innovaciones, creen que otro lo puede hacer por ellos y ese es el principal error. He visto empresas que se asesoran por terceros para definir o no si realizar una innovación cuando son ellos mismos los que deben realizarlo, pues nadie mejor conoce el negocio.

Del mismo modo, existe confusión entre los empresarios sobre qué es innovación y cómo innovar. En Chile trabajamos mal y no damos importancia a competir con innovación. Somos cómodos, preferimos copiar a innovar, y eso no nos saca del índice mediocre que hemos ganado según OCDE. En general los empresarios prefieren invertir en otros activos, y no en sus propias innovaciones, creen que otro lo puede hacer por ellos y ese es el principal error. He visto empresas que se asesoran por terceros para definir o no si realizar una innovación cuando son ellos mismos los que deben realizarlo, pues nadie mejor conoce el negocio.

Otra de las causas de esta situación es la falta de un liderazgo país para poner el foco en los 5 ó 10 puntos clave de innovación país, es decir, para incentivar aún más la innovación donde más nos duele y lo necesitamos, ejemplo en energía o nuestros commodities, aquí estamos muy al debe y no somos visionarios para enfrentar el futuro a 30 ó 50 años con un objetivo país, tenemos solo gobiernos de turno. Y este es el principal punto en el que debemos progresar, pues desde las mismas autoridades y del Estado debe provenir ese input y ganas de avanzar en innovación y ser un país más visionario al futuro, para lo que también se requiere de inversión, pues está comprobado que los países que sí invierten en I+D tienen una mejor calidad de vida. No obstante, somos uno de los países que menos invierte en esta área, ya que mientras nosotros invertimos el 0,4% del PIB, otros países como Corea del Sur alcanzan 4,4%, es decir, 11 veces más. Hay mucha tarea por hacer.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV