viernes, 13 de diciembre de 2019 Actualizado a las 11:12

Opinión

Autor Imagen

Efectos de la política migratoria: entre malas decisiones y las mentiras

Efectos de la política migratoria: entre malas decisiones y las mentiras
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“A diferencia de la comunidad haitiana, la comunidad venezolana sí ha mostrado mucho interés en regularizar su situación, en pedir su visa y tener los temas al día” (podcast publicado el 9 de mayo de 2019 en www.ellibero.cl). Esta es la impresentable comparación que realiza el jefe del Departamento de Extranjería y Migración (DEM), Álvaro Bellolio, al referirse a la medida reciente de aceptar pasaportes venezolanos vencidos para trámites migratorios. Los estereotipos salen a la luz nuevamente y la comunidad haitiana es vapuleada una vez más.

Las acciones ejecutadas por el actual Gobierno en materia migratoria, han tenido como telón de fondo la constante criminalización de las personas migrantes, la comparación tendenciosa entre el buen y el mal migrante y la desarticulación de espacios de participación de la población migrante y la sociedad civil con el Estado. “Vimos muchas veces que la izquierda celebraba esta lógica que pasó con la comunidad haitiana, que llegaban como turistas y al final se quedaban irregulares, se quedaban en las calles, desamparados, muchos de ellos justamente llorando por la oportunidad de poder volver a su país”(mismo podcast publicado el 9 de mayo de 2019 en www.ellibero.cl). Esta es la imagen que han instalado las autoridades sobre la migración y las personas que buscan establecerse en el país, explotándola cada vez que el Gobierno se ve cuestionado por la ciudadanía.

A diferencia de lo que creen las autoridades, la comunidad haitiana sí tiene interés en regularizar su situación migratoria en Chile y vivir con dignidad. Para el proceso de regularización extraordinaria, las personas haitianas fueros quienes más se inscribieron, a pesar de la desinformación y el caos con que se implementó este proceso a lo largo de todo el país. Después de la inscripción, miles de visas fueros aprobadas para ciudadanos haitianos sin chequeo de antecedentes penales consulares, y cuando las personas se acercaban a estampar su visa al DEM, se les decía que falta un documento y que vuelva más adelante (…) así de específico. Este problema es una responsabilidad compartida entre la Embajada, PDI, MINREL y el DEM, pero en ningún caso, la ineficiencia de las instituciones es responsabilidad de las personas. Esto pudo evitarse transparentando el proceso, sin embargo, se decidió no informar a estas personas sobre dicha situación.

Con el fundamento/creencia de que cualquier migrante es un potencial criminal, la regularización extraordinaria no otorgaba permisos de trabajo a los inscritos, lo cual ha precarizado aún más la vida de los migrantes y han sido expuestos a distintas vulneraciones de derechos. Según cifras de la Dirección del Trabajo, obtenidas por Ley de Transparencia, las denuncias y reclamos interpuestos por personas migrantes en el 2018 aumentó un 117% en relación al 2017 (mientras que en el caso de las personas chilenas disminuye un 3%), y actualmente a marzo de este año ya llegan a 2.312 el número de denuncias. La comunidad haitiana representa el colectivo que más denuncias y reclamos ha realizado, con un total de 15.318 entre 2017 y marzo de 2019 (3.645 denuncias y 11.673 reclamos).

A diferencia de lo que pretende instalar el Ministerio del Interior en la opinión pública, la comunidad haitiana tiene interés de seguir viviendo en Chile, desarrollar sus proyectos de vida con dignidad, y reclaman por el reconocimiento e inclusión social. La migración debe comprenderse con miradas regionales, pero no de manera utilitaria y tendenciosa. El actual contexto político y social de Haití merece igual preocupación que la situación de Venezuela.

En conclusión, las decisiones antojadizas del gobierno en materia migratoria, sumadas a la ineficacia institucional de quienes deben ejecutar dichas decisiones terminan por precarizar la situación y estadía de ciertos grupos que se ven más afectados a esta situación, tal como lo representa, una vez más, la comunidad haitiana. Ante esto, ¿quiénes son los responsables?, ¿las personas o las instituciones?, ¿quienes toman malas decisiones o quienes son incapaces de implementarlas?, ¿hasta cuándo tendremos que presenciar que autoridades declaren con arrogancia e ignorancia?

"Frè ak sè’m ayisyen mwen yo, nou pap pèmet yo kontinye ap konstwi ki negatif de pèp nou an. Nou pap pèmet ke otorite yo kontinye ap pwopaje prejije ak esteryotip sou peyi  nou ak kilti nou. Nou ap kontinye lite pou rekonesans dwa nou, ak tout lòt migran yo, pou egalite ak yon vi nan tout diyite".

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV