miércoles, 23 de septiembre de 2020 Actualizado a las 03:40

Opinión

Autor Imagen

Del Facebook, Instagram o la Daga: En el cristal líquido, psicoantropología del Apartheid chileno

por 23 agosto, 2020

Del Facebook, Instagram o la Daga: En el cristal líquido, psicoantropología del Apartheid chileno
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Tiempos hipermodernos, la psicoantropología destaca en las aproximaciones del neuromarketing, se trata de conjugar el pool de motivaciones determinantes en la conducta de elección, hay una afán de programación por supuesto.

Al asistir a una nueva huelga de hambre de presos mapuche esta vez en plena pandemia, ha quedado patéticamente develado el apartheid chileno.

El apartheid fue un sistema de segregación que prohibía a lo africanos tener poder en los nodos de dirección de Sudáfrica, resguardando a la minoría blanca -boars- el control del país. El componente superficial del régimen eran las leyes de segregación, pero lo más relevante es que hubieron décadas en que aparentemente la enorme mayoría no se daba cuenta de su segregación. Generaciones eran como un pájaro, que nacido enjaulado, al ver un ave volando, creía ver un loco, un sufriente, un peligroso... Ya en la dialéctica del amo y el esclavo de Hegel  -bastante antes que la versión nietzscheana- se entendía que el dominador solo era posible por la moral del dominado (…excúsenme los adictos a “papers”, citando los estudios de Horacio Lira Teillery, Hegel nada tiene que ver con Kant, ni como continuidad, ni dialéctica con idealismo.)… Lo todo-determinante es la aceptación, la normalización, es el fundante de una época, sus letargos y sus bemoles.

Ahora bien ¿Cuántos oficiales de las Fuerzas Armadas en la historia de Chile han tenido apellido indígena?, ¿ cuantos gerentes de Bancos tienen apellidos indígenas?; ¿cuántos sacerdotes de la alta curia católica tienen apellido indígena?...¿ Cual es la Escuela de formación política de los actuales Ministro del Interior y del Ministro de Justicia?... Ved la cantidad de niños mapuche e indígenas en el SENAME, he ahí la lagrima de hiel de una sociedad con insomnio de su propia crueldad...

Las medidas sanitarias en contexto de pandemia fueron aplicadas a cientos de presos, aquello consideró desde la conmutación de penas, hasta arrestos domiciliarios. Pero el Ejecutivo no asume la condición de personas si se es mapuche, e interpreta más aun, el Convenio 169 al revés. El hecho de que liberaran dos violadores de DDHH de Dictadura desde la cárcel de lujo de Puntapeuco, da cuenta de la ignominia. Afuera nadie se lo explica; adentro parece que nadie lo cuestiona; 27 mapuche tienen que estar en huelga de hambre para verse. Chile tiene un aislamiento internacional cultural inexpugnable como la cordillera del valle central.

Sorprende luego de la operación racista montada en Curacautín y Victoria tan similar a la noche de los cristales rotos perpetrada por las SA, que las Comunidades Judías en Chile no colocaran el grito en el cielo. Parafraseando a Bertolt Brecht: “Primero se llevaron a los mapuche, pero como yo no era mapuche no me importó…ahora me llevan a mí, pero ya es demasiado tarde”.

Lipovetsky y Bauman coindicen en la categoría “líquido” y “estética” como premisas. En efecto, la hipermodernidad da cuenta de un reconocimiento del cuerpo con el cristal líquido como soporte. Así, la cantidad de rostros, grupos y emblemas de la Huelga de Hambre, disputaban entre Facebook e Instagram el reconocimiento de sujeto colectivo. Más acá de la constancia del narcisismo; hay que dar cuenta que Facebook compró Instagram, dejando en claro el binominalismo propio del código binario, y el real alcance de esas plataformas, que en todo caso cuentan con mucha mayor credibilidad, a pesar de fake news y bots, que noticieros de la TV abierta.

Existe un legado de misterio, que nos dejan estas horas dramáticas en que 27 cuerpos dejan de alimentarse en un acto de independencia de todo un pueblo, a saber: el 12 de Agosto el Jefe de Zona, aparentemente se auto infiere un cuchillazo en el cuello, el día anterior Calderón Jr. infringía una puñalada en contra de su padre. Dice Brecht “ Hay muchas formas de matar a una persona. Apuñarlo con una daga, quitarle el pan, no tratar su enfermedad, condenarlo a la miseria… enviarlo a la guerra …Solo lo primero está prohibido por nuestro estado”…No deja de lucir como la daga es arcano de lo definitivo, tanto en la hipermodernidad que no es sino modernidad desnudada de su piel, tanto en los usos y costumbres del bosque dentro del bosque que es sino ancestral del ser aquí. Es el cuerpo, la primera posibilidad de control territorial; el cuerpo es primer afecto-efecto del dominio, la muerte y o la liberación.

 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV