miércoles, 21 de noviembre de 2018 Actualizado a las 12:02

Evo Morales aseguró este lunes

Bolivia remueve a cónsul en Chile tras anticipar acuerdo entre ambos países

por 7 agosto, 2007

Gobierno de La Paz argumentó razones de orden interno para retirar al periodista Roberto Finot, quien alcanzó a ocupar el cargo durante sólo ocho meses. Diplomático había asegurado la semana pasada que un acuerdo entre ambos países ''estaba muy cerca'', dichos que sorprendieron a las autoridades chilenas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sólo después de ocho meses de haberlo designado, el Gobierno de Evo Morales decidió remover sorpresivamente de su cargo a su cónsul general en Santiago, Roberto Finot. Si bien no se precisaron las razones de la medida, ésta se produjo luego de que el diplomático anticipara un inminente acuerdo entre Bolivia y Chile.



La Cancillería boliviana comunicó la medida el lunes a su par chilena a través de una nota diplomática, en la que no se detallan las razones de la salida de Finot. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, las autoridades del vecino país se limitaron a señalar que el cambio respondía a motivos internos, sin ahondar sobre el particular.



En su última actividad, el cónsul encabezó en Santiago la conmemoración del 182° aniversario de la independencia de su país, oportunidad en que comentó con los asistentes, entre los que había autoridades políticas, diplomáticas y militares, que el lunes dejaría la representación.



El periodista se desempeñaba desde mayo de 2003 como encargado de negocios de su país en Chile. Si bien en dos oportunidades ejerció como cónsul interno, en diciembre de 2006 asumió la titularidad de la representación, tras la salida de José Pinelo, removido en noviembre último también por razones de "orden estrictamente interno".



Aunque las autoridades bolivianas aún no han hecho oficial la determinación, trascendió en fuentes diplomáticas que Finot continuaría prestando labores para el gobierno de Morales.



Inminente acuerdo



La salida de Finot se conoció luego de que la semana pasada el diplomático asegurara que un acuerdo entre Chile y Bolivia "está muy cerca", dichos que sorprendieron al canciller (S), Alberto van Klaveren.



Aunque el fin de semana matizó sus declaraciones, señaló que "si no estuviera realmente convencido de que eso es posible y se debe hacer, yo no estaría cumpliendo ninguna función aquí (en Chile)".



Van Klaveren afirmó que Finot no era partícipe en las conversaciones que ha sostenido con el vicecanciller boliviano, Hugo Hernández, respecto a la agenda sin exclusiones impulsadas por los presidentes Michelle Bachelet y Morales.



Al respecto, Finot reconoció el domingo que efectivamente "es una apreciación mía", pero recalcó que "es una evaluación que hago yo por todos los interlocutores que tengo aquí en Chile".



Paradójicamente, el propio Morales aseguró el lunes que su país pronto tendrá "salida al mar", durante el informe que dio al Congreso de su país. "Bolivia es el corazón de Sudamérica, no tenemos salida al mar, pero pronto tendremos salida al mar", dijo Morales en su discurso en la Casa de la Libertad, en Sucre.



Morales aludió al tema al comentar la decisión de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) de instalar en Cochabamba, la sede del Parlamento Sudamericano. El mandatario explicó que su país no tiene salida al Pacífico y Cochabamba está "doblemente enclaustrada" porque, a su vez, se encuentra en el corazón de Bolivia.



Desdramatizan medida



Aunque la remoción de Finot sorprendió a los diputados miembros de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, algunos de los cuales visitaron a mediados de julio el vecino país, descartaron que la decisión boliviana afecte las relaciones entre ambos países.



El presidente de la instancia parlamentaria, Carlos Abel Jarpa (PRSD), evitó realizar conjeturas sobre la determinación de las autoridades bolivianas, precisando que "son los jefes de Estado los que habitualmente señalan las políticas de la Cancillería".



Indicó, de todos modos, que en las reuniones que la delegación parlamentaria sostuvo con el presidente Morales, el canciller David Choquehuanca, y el vicencaciller Hernández, nunca se les anticipó la posible salida de Finot. "En ningún momento se señaló que habría cambios", señaló.



Pese a la constante rotación de funcionarios diplomáticos, desestimó que ello afecte los vínculos bilaterales. "Acá hay una muy buena relación entre los presidentes y, por su puesto, entre las Cancillerías. Hay un diálogo fluido, no sólo a nivel diplomático, sino que en otras áreas, como energía, Fuerzas Armadas", sostuvo.



Sobre los dichos de Finot, reconoció que dada la complejidad de las relaciones entre Chile y Bolivia, "hacer anuncios con respecto a esto, me parece riesgoso, porque puede crear expectativas que van más allá de lo que se puede concretar", por lo que a su juicio es necesario que las confianzas mutuas y los lazos de amistad se fortalezcan paulatinamente.



En tanto, el diputado Marcelo Forni (UDI), también integrante de la instancia, reconoció que la salida "puede explicarse por las últimas declaraciones del cónsul de Bolivia, que no estaban, según lo ha señalado el propio subsecretario Van Klaveren, en concordancia con el canciller de Bolivia. Nosotros entendemos que las declaraciones del cónsul no reflejan la postura del gobierno boliviano".



Al igual que Jarpa, también desestimó que la medida afecte las relaciones y, por el contrario, estimó que tenderá a fortalecerlas. "(Ello refleja) que existe plena voluntad del gobierno boliviano de que sus interlocutores sean consecuentes con lo que está transmitiendo la Cancillería".



Consultado sobre la gestión del cónsul, el representante gremialista indicó que "no tengo una evaluación negativa de lo que ha hecho, salvo sus últimas declaraciones, que iban más allá de lo aceptable y lo prudente".



La incógnita de Pinelo



Cabe recordar que Pinelo fue removido de su cargo en noviembre del año pasado, poco después de que señalara a un medio boliviano que si bien el tema marítimo estaba en la agenda entre ambos países, hasta entonces no se había discutido oficialmente.



Las autoridades de La Paz han mantenido en estricta reserva las razones de esa decisión, lo que ha llevado al ex diplomático a exigir una investigación respecto a las verdaderas causas de su salida.



Según ha trascendido, Morales habría resuelto la remoción de Pinelo tras recibir información de que sostuvo reuniones en Santiago con el ex presidente Jaime Paz Zamora -investigado en Bolivia por presuntos vínculos con el narcotráfico-. Sin embargo, el destituido cónsul ha negado dichos encuentros.



_________________



Artículos relacionados:





Cónsul de Bolivia en Chile ratifica que solución marítima está cerca (5-8-2007)



Cónsul de Bolivia en Santiago afirma que ''está muy cerca'' un acuerdo (3-8-2007)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV