lunes, 10 de diciembre de 2018 Actualizado a las 08:37

Temas energéticos, mineros y de transportes sobre la mesa

Las tratativas reservadas entre Chile y Rusia para un posible TLC

por 27 enero, 2009

La visita de Michelle Bachelet a Rusia en abril próximo estará marcada por los acuerdos que logre el Grupo de Trabajo Chile-Rusia que hace unos meses trabaja silenciosamente. El 12 de febrero expertos de Moscú arribarán a Santiago para reunirse con sus pares chilenos. En la cita, los especialistas esperan delinear propuestas para profundizar el intercambio comercial que en 2008 bordeó los US$ 300 millones. Una de las materias en agenda es preparar el terreno para un Tratado de Libre Comercio cuando Rusia se integre a la OMC*. [Actualizada]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El próximo 12 de febrero, el mismo día que la Presidenta Michelle Bachelet inicie su visita  a la Feria del Libro de Cuba, una delegación de 16 altos funcionarios rusos aterrizará en Santiago para participar en una cita clave para los vínculos comerciales entre ambos países.

El encuentro de dos días con el grupo de trabajo Chile-Rusia de la Dirección General de Relaciones Económica Internacionales (Direcon) de Cancillería podría sentar las bases de un eventual Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países.

El tema depende de la incorporación de la ex Unión Soviética a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Por eso, desde la Direcon precisan que "esta no es una negociación para un TLC, pero sí un primer impulso para que cuando las condiciones se den, pueda transformarse en un acuerdo de mayor alcance".

El país euroasiático no tiene acuerdos económicos firmados con ningún país, explica el embajador de Rusia en Chile Yuriy Filatov, pero se manifiesta optimista de un posible tratado debido a que ambas economías "son complementarias en el ámbito energético, de minería y transportes, entre otros".

Lobby nuclear y armamento

Desde Chile quieren estar preparados para cuando ello ocurra. En este escenario, el viaje de Bachelet los primeros días de abril es una clara señal de que existe la disposición política para afianzar las relaciones comerciales y ahondar en una agenda, que incluya entre otros el tema de la energía nuclear. Tal como adelantó El Mostrador.cl en noviembre pasado, Rusia destaca en su uso pacífico y ha desarrollado un intenso lobby en la región, junto a Finlandia y Francia, otros interesados en instalar centrales en nuestro país.

El interés ruso porque Chile disponga de energía nuclear propia es un asunto de larga data. En octubre de 2007 los senadores Ricardo Núñez, Jaime Orpis y Baldo Prokurica, de la comisión de Minería y Energía de la Cámara Alta, fueron invitados a conocer en terreno la experiencia rusa. Durante su estadía de tres días, se reunieron con autoridades de la Agencia Federal de Energía Atómica y representantes de la empresa Atomstroyexport, quienes expusieron las posibilidades del uso de energía nuclear en Chile, además de visitar la central nuclear Balakovskaya ubicada en la región de Saratov.

A ello se suma que la Corporación Nuclear Eléctrica, filial de la compañía privada Intermash, está en Chile desde 2005 promoviendo esta tecnología. Esta firma es una de las que ganó la licitación impulsada por el gobierno para realizar estudios de energía nuclear para Chile, correspondientes a la segunda etapa de análisis de la opción nucleoeléctrica chilena.

Otro fuerte de los rusos es el ámbito militar. Actualmente venden material bélico a Colombia, Venezuela y Brasil, lo que en 2006 les reportó US$ 3.000 millones. Aunque no se reconoce abiertamente, también existe mucho interés ante la posibilidad de ingresar como proveedor de las Fuerzas Armadas chilenas.

Primeros encuentros

La idea de allanar el camino para la eventual firma de un TLC y para profundizar las relaciones económicas, empezó a tomar fuerza durante el último encuentro de la Comisión Intergubernamental Chileno Rusa sobre el Comercio y la Cooperación Económica, celebrado en Moscú en septiembre del año pasado.

Allí, se decidió crear un equipo encargado de monitorear las relaciones económicas entre ambos países, que además propusiera fórmulas para facilitarlas.

Así nació el grupo de trabajo Chile-Rusia de la Direcon, liderado por Sergio Ramos, que encabezará el encuentro de febrero y que contará con representantes de los ministerios de Agricultura, de Hacienda y de Economía. Además de los expertos de la delegación rusa, que extraoficialmente son 16. Número que para Ramos es una excelente señal, ya que a pesar de que aún no es una cifra oficial evidencia "un muy buen ánimo para avanzar".

De esta forma, y si eventualmente se firma un acuerdo con Chile, Rusia podría situarse entre los cinco socios más importantes del país, detrás de China, Estados Unidos, Japón y la Unión Europea. Aumentando sustancialmente el intercambio comercial que en 2008 alcanzó los US $300 millones.

De acuerdo a Ramos, el interés ruso se debe a que Chile es un mercado atractivo porque puede utilizarse como una fórmula de penetración en otros países, por la amplia red de acuerdos comerciales "que otorgan a quien invierte aquí buenas perspectivas de comercio".

En este sentido, la reunión de la APEC en Lima en noviembre pasado, fue una excelente instancia para que el presidente ruso Dimitri Medvedev estrechara lazos y visitara otros países de la región. "No fue un hecho aislado. Buscamos identificar y reactivar las relaciones con América Latina", reconoce el embajador Filatov.

 

*Nota de la Redacción: Se eliminó de la bajada de este artículo la alusión al tema de la energía nuclear, por cuanto no existía certeza que fuera uno de los temas de la comisión de expertos, sin desmedro que éste pudiera ser abordado en otras instancias.

 

 Artículos relacionados:

La agenda atómica de Michelle Bachelet en Rusia (25 de Noviembre de 2008)

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV