lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 00:45

La molestia con el Presidente recorre a los partidos del sector

El soterrado debate sobre Piñera que el diputado Ward instaló en la derecha

por 26 septiembre, 2013

El soterrado debate sobre Piñera que el diputado Ward instaló en la derecha
Aunque nadie quiere alimentar públicamente los efectos de la radical postura anunciada por el diputado gremialista de que no volverá a votar por Sebastián Piñera, en caso que se repostule el 2017, la discusión ya está en los pasillos no sólo de la UDI, sino también de RN. E irónicamente, sin bien hay un sector que sigue siendo lealmente piñerista, en la casona de Antonio Varas, no son pocos los que comparten la opinión del legislador aliado y esperan que el mandatario no impida que puedan surgir otros liderazgos con miras a la próxima elección.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A pesar de que el Presidente Sebastián Piñera se ha negado reiterada y majaderamente a responder acerca de sus planes de volver a La Moneda el 2017 —al igual como Bachelet lo negó durante más de tres años—, en el oficialismo dan por seguro que así será. Tanto que el diputado de la UDI Felipe Ward Edwards parece haber emprendido una cruzada para impedir que su partido le entregue nuevamente el respaldo al mandatario. Sin ningún tipo de rodeo ni encubrimiento, como se da habitualmente en el mundo político, desde el fin de semana viene aseverando que “no vuelvo a votar” por él. Con lo que soterradamente se abrió el debate acerca del tema al interior del oficialismo, donde unos observan con cautela hacia dónde pretende llegar el parlamentario con su confesión y, otros, no pueden menos que sentirse “identificados” con su postura. Pese a que admiten que está actuando con “poco sentido de la oportunidad, porque ahora debería estar abocado a su campaña, como lo estamos todos”, sentencia un representante del sector. En todo caso, la postura asumida por Ward también es percibida como una actitud de molestia ante las controvertidas intervenciones del jefe de Estado que han terminado perjudicando directamente a la abanderada del sector, Evelyn Matthei.

El malestar que han provocado los dichos de Piñera, en relación con la candidata, no es sólo a nivel de partidos, sino también del propio comando, donde ya hay quienes perciben algún grado de “intencionalidad” de parte del mandatario. Aunque evitan explayarse. Y si bien Ward decidió entrar derechamente al debate, en el sector pretenden evitarlo, al menos de forma pública. Por lo mismo, nadie ha salido a respaldar al representante de Calama, en la Cámara Baja. Entre sus pares consideran que lo planteado por Ward es un debate que va a tener que darse, pero no ahora. De hecho, un parlamentario estima que “la oportunidad para abrir esta discusión no es la más apropiada. Estamos todos enfocados en nuestras campañas, en un escenario que no es fácil, por lo que cualquier tema hay que dejarlo para después. Y ese, sin duda, se va a dar post 17 de noviembre”. Uno de los pares del polémico diputado incluso anticipa que lo que está haciendo “no le sirve para su campaña, aunque tal vez él crea que sí”. Con ello alude a lo que siempre dicen en el oficialismo y es que al electorado del sector no le gustan las peleas internas y que un escenario de confrontación dentro de la propia Alianza no hace más que desincentivar el interés por votar. Y que con el voto voluntario “hay que cuidarse de no mostrar divisiones al interior del sector que puedan contribuir a que la gente encuentre que no vale la pena ir a votar el 17. Y no estoy pensando sólo en la Presidencial, sino particularmente en la parlamentaria”.

En la tienda vienen advirtiendo hace rato también que Piñera tiene su mirada puesta en el 2017, como ha compartido Ward públicamente y un representante se lamenta de que luego de “habernos impuesto a la Matthei, resulta que ahora en vez de ayudar le empieza a poner palitos en el camino para que no llegue a la meta. Y nosotros tenemos que defenderla. Linda la cuestión”. En la casona de Antonio Varas no son pocos los que comparten la postura de Ward, aunque no tengan la valentía de anunciar públicamente que no votarían por Piñera en un nuevo intento por llegar a La Moneda.

Otro representante gremialista es mucho más radical en su análisis. Si bien comparte que no es la mejor ocasión para abordar estas materias y que Ward “se está adelantando mucho a un debate que se va a dar sí o sí”, también cree que “si llegado el momento de levantar candidato, la UDI no tiene una figura que asegure el triunfo, o al menos que sea competitivo, y resulta que Piñera está empinado en las encuestas —como fue el caso en la pasada elección— vamos a tener que actuar con el mismo pragmatismo que ya lo hicimos una vez. No podemos estar condenados a no llegar al gobierno como sector, porque un grupo de la UDI pudiera estar molesto con Piñera”. De ahí que haya quienes intentan descubrir cuál es la razón de fondo que impulsó a Ward a “lanzarse en picada contra el Presidente, en plena campaña”. Algunos tienen la convicción de que, tal como lo mencionó el mismo diputado en su cuenta de Twitter el domingo pasado, lo impulsó lo que no pocos estiman como ataques “arteros e injustificados” hacia la abanderada, de parte del mandatario: “Bachelet tiene la primera opción”, “cómplices pasivos” “Matthei se equivocó al votar sí”: todas frases d alguien x quien no vuelvo a votar”, aseveraba en las redes sociales y no dudó en confirmar sus dichos en distintos medios de prensa. Algo que no ocurre muy seguido en el ámbito político.

Pero algunos de sus pares comparten que últimamente Ward ha intentado liderar otras acciones que han generado polémica al interior de la UDI. Ocurrió, por ejemplo, con la pataleta que un grupo de legisladores gremialistas hizo frente a la decisión del partido de sacar al diputado Cristián Letelier, para imponer en su lugar al hijo del senador Juan Antonio Coloma, del mismo nombre, “tratando de conquistar un liderazgo dentro de los descontentos” con la medida de los dirigentes, explica un parlamentario. Otro, no le da mucha importancia a la embestida del diputado por el distrito 3. Y aclara con un tono de cansada comprensión que “de tarde en tarde, Felipe hace cosas como ésta. Es creativo”. Sin embargo, insiste en aclarar que, en este contexto, “no hay nada concertado. De repente sale con su cuento para ver si agarra sintonía en algún grupo del partido, para alcanzar un mayor protagonismo”.

Y comparte con quienes creen que el debate que logró generar, aun cuando sea sólo de manera soterrada, “es extemporáneo”. Es más, se atreve a vaticinar que actualmente no existe una figura, en la UDI, que ya se pudiera proyectar como aspirante a La Moneda para el 2017. Sin embargo, prevé que en este escenario, si al ex ejecutivo de Cencosud y candidato al Senado en Santiago Oriente, Laurence Golborne, “le fuera extraordinariamente bien en la parlamentaria, entonces, quedaría en la pole position para intentar ser nuevamente el presidenciable del partido. Pero aún es demasiado pronto para todos estos análisis. Todo se tendrá que evaluar después de las elecciones”, subraya. Con lo que entra a integrar el grueso de quienes optan por la, cada vez más utilizada, fórmula del pragmatismo, en la tienda de calle Suecia.

Donde pese a los avatares de estos días siguieron de cerca el tema, fue en Renovación Nacional. Cabe mencionar que un sector de la colectividad siempre advirtió que Matthei “no era la mejor candidata en el escenario que se nos venía”, por lo que también están molestos con la forma como ha actuado últimamente el Jefe de Estado. En la tienda vienen advirtiendo hace rato también que Piñera tiene su mirada puesta en el 2017, como ha compartido Ward públicamente y un representante se lamenta de que luego de “habernos impuesto a la Matthei, resuelta que ahora en vez de ayudar le empieza a poner palitos en el camino para que no llegue a la meta. Y nosotros tenemos que defenderla. Linda la cuestión”. En la casona de Antonio Varas no son pocos los que comparten la postura de Ward, aunque no tengan la valentía de anunciar públicamente que no votarían por Piñera en un nuevo intento por llegar a La Moneda. En RN hay quienes aplauden que el legislador haya dicho lo que “muchos pensamos, pero no podemos decir”. Desde la UDI comprenden que su correligionario haya logrado más simpatía en la tienda aliada. Esto, porque tienen la convicción de que en RN se sienten “mucho más defraudados de Piñera que nosotros”. Y se explaya en la tesis: “Nosotros no esperábamos nada de Piñera ellos lo esperaban todo. Es una cuestión de expectativas”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV