domingo, 29 de mayo de 2022 Actualizado a las 01:18

Antes de fin de año debería ingresar la iniciativa al Congreso

La Moneda no patrocinará indicación que termina con aportes reservados y apuesta por proyecto propio para regular platas políticas

por 1 octubre, 2014

La Moneda no patrocinará indicación que termina con aportes reservados y apuesta por proyecto propio para regular platas políticas
En el gobierno precisaron que su proyecto va a “recoger” el contenido de la propuesta de Jackson y Mirosevic, lo que ya se conversó en varias oportunidades en el Congreso con dichos diputados y la ministra de la Segpres, Ximena Rincón, como también se hizo en la reunión que los tres protagonizaron en La Moneda el lunes en la tarde, junto a los diputados Fuad Chahin (DC) y Camila Vallejo (PC).
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El tema se venía conversando de antes, hace meses, pero terminó siendo una buena forma para La Moneda de instalarse por sobre el revuelo político que se ha generado con las denuncias del “Pentagate” y las presuntas irregularidades en el financiamiento de campañas electorales. Este viernes el gobierno entregará a diputados de la Nueva Mayoría el borrador de la iniciativa que buscará regular y transparentar la oscura relación del dinero y la política, texto que debería estar listo para ingresar al Parlamento antes de fin de año.

Con esta decisión, La Moneda optó por no respaldar la indicación de los diputados Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic que ya fue aprobada por la Sala de la Cámara Baja, en el marco de la tramitación de la reforma que cambia el sistema electoral binominal.

Dicha indicación fue rechazada originalmente en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia en julio, pero después fue repuesta en Sala con la firma de 30 parlamentarios y aprobada el 13 de agosto, en el contexto de la votación del cambio al sistema bimoninal. Lo que establece es terminar con el financiamiento y donaciones de las empresas a las campañas, como también con la figura de los aportes reservados, que hace imposible saber quién aportó, así como cuánto aportó una persona natural o jurídica a alguna candidatura, lo que si bien hasta ahora es legal, fomenta la falta de transparencia en la relación entre el empresariado y la política.

En Palacio explicaron que pese a que esta indicación ya pasó a segundo trámite en el Senado, el gobierno no la respaldará, porque “tiene visos de inconstitucionalidad”, debido a que su contenido es ajeno a la matriz del proyecto de ley original, que es el cambio de sistema electoral.

La idea, entonces, es que los senadores “dejen caer” la indicación en el segundo trámite en la Cámara Alta, en vista de que se ingresará un proyecto nuevo que abordará el tema de la transparencia en el financiamiento de la política para que sea discutido en detalle.

En Palacio explicaron que pese a que esta indicación ya pasó a segundo trámite en el Senado, el gobierno no la respaldará, porque “tiene visos de inconstitucionalidad”, debido a que su contenido es ajeno a la matriz del proyecto de ley original, que es el cambio de sistema electoral.

De paso, al sacar este punto de la reforma al binominal no se atrasa ni se entrampa dicha iniciativa emblemática para La Moneda con el debate de las platas de las campañas.

En el gobierno precisaron que su proyecto va a “recoger” el contenido de la propuesta de Jackson y Mirosevic, lo que ya se conversó en varias oportunidades en el Congreso con dichos diputados y la ministra de la Segpres, Ximena Rincón, como también se hizo en la reunión que los tres protagonizaron en La Moneda el lunes en la tarde, junto a los diputados Fuad Chahin (DC) y Camila Vallejo (PC).

Se comentó que una de las razones de la cita fue la suerte de condición que pusieron los diputados para dejar caer la indicación, y que era la “garantía” de La Moneda de que el tema no era un compromiso al voleo ni una cortina de humo, sino que efectivamente hay un trabajo real en esta materia, que sea afín en cuanto a contenidos a lo que apuntaba la propuesta parlamentaria. Por eso, no es gratuito el compromiso de Palacio con estos parlamentarios que este viernes 3 de octubre recibirán el borrador que está siendo afinado por el equipo jurídico de la Segpres.

Con el “Pentagate” de telón de fondo, fue inevitable que el caso en particular y el financiamiento de la política en general fueran discutidos el lunes en la mañana por el oficialismo, tanto en la reunión de los timoneles de la Nueva Mayoría como en el comité político de La Moneda.

A la salida de esa reunión, el ministro vocero, Álvaro Elizalde, confirmó que “el gobierno va a promover una reforma que establezca de manera mucho más estricta el financiamiento de la política” y agregó que es sabido que hay sectores que son renuentes a discutir estos temas, pero con “esta coyuntura –el Pentagate– ahora “han manifestado su convicción de avanzar”.

El vocero evitó precisar el detalle y contenidos del proyecto de ley, apuntando a que se conocerán cuando el texto se encuentre finalizado, pero en el comité político entre los ministros y timoneles de la Nueva Mayoría se discutió puntualmente la eliminación de la figura de los aportes reservados y la prohibición que empresas puedan hacer donaciones a campañas, limitándolas solo a personas naturales.



El que calla…

Pero en esa misma reunión del comité político los timoneles de la Nueva Mayoría además habrían asegurado al gobierno que no hay gente de sus filas involucradas en algún tipo de financiamiento ilegal y fue transversal la idea respecto a que había una intención de la derecha de desviar la atención al filtrar supuestos nombres de parlamentarios DC con el fin de tratar de “empatarse”.

En La Moneda observan el avance del caso de Penta, pero bajo la premisa de que el escenario que se ha abierto es propicio para la discusión del proyecto que se enviará antes de fin de año. Recalcan que no es un conflicto que complique al oficialismo, sino que este es un “incendio” que está radicado en la derecha; por lo mismo, aseguran que “no hay nadie nervioso” ni tampoco “preocupado” en el gobierno.

Lo que sí se reconoce que ha llamado la atención del gobierno y la Nueva Mayoría es que apareciera involucrado el ex candidato presidencial, Andrés Velasco. En Palacio se tomó nota de su “absoluto silencio” en circunstancias que el líder de Fuerza Pública hasta ahora ha tenido como caballito de batalla su discurso de las “buenas prácticas en la política”, mientras que en la Nueva Mayoría son varios los que recuerdan aquel refrán de “el que calla otorga”, que ya han pasado varios días y ya debió haber dado alguna explicación.

Velasco se encontraría fuera de Chile toda esta semana, puntualmente en Estados Unidos por razones académicas, mientras su equipo más cercano se ha dedicado a recabar antecedentes antes de dar algún tipo de declaración.

En el gobierno dicen que se explican el eventual vínculo financiero entre Penta y la candidatura de Velasco, en el entendido que este grupo económico estrechamente ligado a la UDI puso recursos a la  campaña del ex ministro como un intento –agregaron– de levantar una figura más de centro en las presidenciales, que pudiera capturar una parte del voto más tradicional de la Nueva Mayoría y, así, tratar de provocar una merma a Michelle Bachelet en las urnas.

Lo cierto es que no se ha visto a nadie en el oficialismo preocupado realmente por el efecto de este caso en la figura de Velasco y algunos reconocen que si sufre “algún daño colateral”, es bien difícil que “alguien en Palacio se enoje”.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV