lunes, 21 de enero de 2019 Actualizado a las 02:46

Mineduc anuncia eliminación de rankings basados en el SIMCE y supresión de dos de sus pruebas anuales

por 30 enero, 2015

Mineduc anuncia eliminación de rankings basados en el SIMCE y supresión de dos de sus pruebas anuales
En 2015, "en el marco de una Política Nacional de Evaluación de Aprendizajes, se reducirá significativamente el número de pruebas censales y se potenciará la realización de estudios o pruebas muestrales en áreas del currículum no evaluadas hasta ahora", aseguraron desde el Mineduc.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, dio a conocer los cambios que realizará el Mineduc al Sistema de Evaluación de Aprendizaje, luego de que un grupo de expertos revisara el sistema.

“El sistema de evaluación no es solamente el Simce, la estrechez del concepto de calidad de la educación se debe en parte a la preponderancia que tiene esta única evaluación y se ha ido perdiendo la noción de que el proceso educativo es un proceso multidimensional y, por lo tanto, más complejo”, dijo la subsecretaria. Además aseguró que en el país "hemos ido construyendo un sistema demasiado controlador, dejando poco espacio para la reflexión y el trabajo al interior de las comunidades”.

Entre los cambios analizados por la comisión Simce, se encuentra la eliminación de los rankings a partir de marzo y ajustar el Plan Nacional de Evaluaciones, lo que significa suprimir la aplicación del Simce de Lectura de 2º Básico y el de Ciencias Naturales de 4º Básico.

En cuanto a una agenda a largo plazo, a partir del segundo semestre de 2015, "en el marco de una Política Nacional de Evaluación de Aprendizajes, se reducirá sigficativamente el número de pruebas censales y se potenciará la realización de estudios o pruebas muestrales en áreas del currículum no evaluadas hasta ahora", aseguraron desde el Mineduc.

Otro cambio se aplicará a la normativa que regula actualmente el Sistema de Aseguramiento de la Calidad, para “equilibrar de mejor manera lo que es la sanción con los apoyos; pues este es un sistema que a nivel normativo está fuertemente cargado hacia la sanción”, dijo Quiroga.

No es el primer indicio de cambio a esta herramienta de medición. El 27 de noviembre, el Parlamento aprobó una indicación a la ley de presupuesto 2015 que suspende por dos años la publicación de los resultados Simce individualizados por escuela, además de que los resultados obtenidos por cada escuela serán entregados directamente a las comunidades escolares para su consideración, hecho que fue reconocido por diversas instituciones que llevan adelante el lema de Alto al Simce.

Un circuito de agobio escolar

La discusión sobre el Simce ha residido en la estandarización de pruebas, que sólo generan una "experiencia de agobio" en el niño que es sometido a ellas, concepto con el que concuerda la subsecretaria de Educación y también un grupo de parlamentarios de la Nueva Mayoría.

“Hoy, el Simce es una fuente de agobio a directivos, docentes y estudiantes, es un lucrativo negocio para quienes diseñan y aplican la prueba y para quienes se benefician de la presión por rendir en ella mediante contratos para entrenar a los estudiantes. Pero algo fundamental es que el Simce es un instrumento usado para acabar con la educación pública”, aseguraron los firmantes, entre los que destacan ex dirigentes estudiantiles.

El estudio "¿Qué mide realmente el Simce?", de Bárbara Eyzaguirre y Loreto Fontaine, del Centro de Estudios Públicos, constató que los progresos (expresados en porcentajes de logro) que se han evidenciado a lo largo de los años de aplicación de esta herramienta de medición, "no son fácilmente interpretables, ya que los niveles de dificultad de la prueba no son absolutos sino variables. Es decir, sufren ajustes de acuerdo a la validación experimental que recibe la prueba cada año".

Por otra parte, el informe explica que se "advierte que la técnica de construcción de la prueba la hace perder validez de contenido, al bajar demasiado el nivel de dificultad. El análisis del contenido de las pruebas revela que, en promedio, su complejidad corresponde a dos y tres grados menores que el cursado por los alumnos. También queda de manifiesto una falta de coordinación entre las exigencias de básica y media, falencias en la formulación de los ítems y en la selección de las materias".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV