jueves, 21 de noviembre de 2019 Actualizado a las 22:05

Es cercano a varios abogados que ocupan roles clave en los casos por platas políticas

Las poderosas redes de José Morales

por 14 octubre, 2015

Las poderosas redes de José Morales
El candidato del Senado a la Fiscalía Nacional se codea con los abogados más influyentes de los casos de aportes irregulares a campañas. Es cercano hace años a Luis Hermosilla, quien es parte de los juristas que defienden a SQM ante la Justicia. Tiene buena relación también con Juan Pablo, el otro hijo de Nurieldín Hermosilla, quien en el pasado defendió a SQM cuando recién partía el caso Cascadas. Jorge Bofill y Samuel Donoso se sumarían también a sus poderosos contactos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando se recorren los pasillos del Congreso, queda claro que el candidato favorito de los legisladores para ocupar el cargo de Fiscal Nacional es José Morales, el actual jefe de la Fiscalía de Alta Complejidad. Tiene un apoyo transversal, desde representantes del PS hasta varios en las filas de la UDI. Y eso en La Moneda lo saben.

Varios senadores comentaron a El Mostrador que esperan aprobar de forma unánime el nombre del nuevo jefe del Ministerio Público que envíe la Presidenta Michelle Bachelet. Por ello, el apoyo que concita Morales en la Cámara Alta resulta clave, más aún cuando La Moneda ha enfrentado con dificultad la nominación de Enrique Rajevic como nuevo contralor, por lo que el horno no está para una nueva diferencia de criterios con los senadores.

El tema ha despertado suspicacias. Su posible llegada a la jefatura del Ministerio Público mantiene en estado de alerta a los fiscales del caso platas políticas, quienes han conversado informalmente sobre la posibilidad de poner sus cargos a disposición si Morales llega a cambiar el rumbo de la indagatoria. A eso se suma la conocida rivalidad que mantiene con Carlos Gajardo, el fiscal que inició las indagatorias del caso que mantiene en vilo a numerosos dirigentes políticos.

Entre los abogados más influyentes de la plaza también el actual jefe de la Fiscalía de Alta Complejidad genera consenso. Es más, varios litigantes y fuentes de la Fiscalía coinciden en que Morales ha recibido apoyos de algunos de los abogados de hombres clave involucrados en el caso de platas políticas.

Luis Hermosilla –quien ha defendido a Patricio de Solminihac en el Caso Cascadas, además de asesorar a un abogado de la minera involucrado en los aportes irregulares a la política– es mencionado por abogados y por fiscales como uno de los que tiene acceso privilegiado a Morales.

Quienes han trabajado con el candidato favorito de los senadores mencionan que era habitual ver a Luis Hermosilla visitarlo en su oficina de la Fiscalía Centro Norte.

Luis Hermosilla ha cultivado un perfil mediático, el que se ha visto reforzado por la defensa que ha hecho de Claudio Spiniak, John O´Reilly e Iván Zamorano en la querella por injurias que éste interpuso contra el comentarista Ítalo Passalacqua. El abogado tiene redes transversales, durante su juventud militó en las Juventudes Comunistas, en la elección presidencial de 1999 apoyó a Joaquín Lavín y en la última precampaña presidencial de la derecha se la jugó por la opción del RN Andrés Allamand.

En su época universitaria se hizo amigo de Andrés Chadwick –con quien compartió estudio de abogados– y Juan Antonio Coloma, dos de los nombres con más poder dentro de la UDI.  En paralelo defendió a José Manuel Parada, el integrante de la Vicaría de la Solidaridad que fue degollado por la dictadura en 1985. Después fue abogado de la familia del senador Jaime Guzmán, asesinado por un comando del FPMR en 1991.

Contactado por este medio, Hermosilla señaló estar en Barcelona en actividades familiares, por lo que no respondió a las consultas formuladas, pero diversas fuentes coinciden en que se trata del penalista más cercano a José Morales.

En el caso SQM, Luis Hermosilla ha cumplido un rol relevante en la actual coyuntura. Además de asesorar al abogado Enrique Olivares –contratado por la empresa– y de defender a su actual gerente general, Patricio de Solminihac, su oficina fue visitada por la Policía de Investigaciones el 1 de abril a las 18:45 horas para incautar las actas de directorio de la minera entre 2009 y 2014.

Luego, el 29 de julio y el 4 de agosto, como abogado representante de SQM, Hermosilla hizo llegar a la Fiscalía una serie de documentos relacionados con la indagatoria de la causa, como facturas, actas de directorio, el código de ética de la firma y numerosos informes internos. Asimismo, entregó documentos sobre el “Modelo de Prevención del Delito” que habría instaurado la minera desde mayo de 2010.

Su hermano, Juan Pablo Hermosilla, es señalado como otro de los abogados que tienen buena llegada con el fiscal. Testigos de conversaciones telefónicas entre ambos mencionan que el trato es cercano, y que en general “los Hermosilla” tienen buena recepción con las solicitudes que le hacen a Morales. Incluso, voces en la Fiscalía señalan que “hace meses” se sabía que los hermanos “le harían la campaña a Morales en La Moneda”.

Juan Pablo Hermosilla no respondió a los llamados ni los mensajes que este medio le envió para obtener su versión.

Los comentarios internos del Ministerio Público se sustentan en la cercanía de Juan Pablo Hermosilla con el oficialismo. En 2009 formó parte de Océanos Azules, la plataforma programática de la campaña presidencial de Eduardo Frei, ha sido también abogado de la familia Frei en la causa que busca aclarar la muerte del ex Presidente Eduardo Frei Montalva en plena dictadura y también ha estado al frente de la defensa de Max Marambio, el empresario ex MIR que tuvo un litigio con Cuba por los negocios que mantenía en la isla. En el último tiempo ha estado en los medios por la defensa de las víctimas del sacerdote Fernando Karadima.

Juan Pablo ha representado al ex director ejecutivo de CHV, Jaime de Aguirre, por las facturas irregulares que este emitió a SQM, Aguas Andinas y otras empresas para recibir pagos por trabajos que en realidad se habían prestado a una sociedad del ex Presidente Sebastián Piñera.

Las buenas relaciones con Bofill

En el Ministerio Público comentan que otro de los abogados relevantes con los que José Morales tiene buenas relaciones es Jorge Bofill, quien ha sido protagonista de varios de los casos más sonados del último tiempo, y quien también ocupa un rol relevante en los casos de platas políticas: abogados de su estudio han acompañado a Julio Ponce Lerou a la Fiscalía cuando este ha sido citado a declarar. Además, el jurista ha defendido a Ponce Lerou en el Caso Cascadas.

En la arista Penta de los aportes irregulares a la política, Bofill ha estado en la defensa de los ex ejecutivos Samuel Irarrázaval, Carlos Bombal –ex parlamentario de la UDI– y Manuel Antonio Tocornal.

Su actual socio es Ricardo Escobar, el ex director del Servicio de Impuestos Internos (SII) que ha sostenido la tesis de que las conductas investigadas por la Fiscalía, relacionados con aportes irregulares de las empresas a la política, no constituyen delitos y pueden resolverse aplicando multas a las firmas involucradas. Al interior del SII bautizaron como la “doctrina Escobar” a esta interpretación de los hechos.

Jorge Bofill ha defendido a otros acusados en causas que en su minuto comandó José Morales. Fue el representante de Pablo Alcalde, el ex ejecutivo de La Polar que estuvo en prisión preventiva por el millonario fraude que afectó a miles de chilenos que abrieron una cuenta en la multitienda.

El abogado define su relación con Morales indicando que es “una mutuamente respetuosa relación profesional”. Señala que “por supuesto que me ha tocado conocerlo a raíz de varios casos que defiendo y he defendido. Efectivamente me ha recibido en la Fiscalía Centro Norte en varias oportunidades”, aunque descarta cualquier cercanía con el mandamás de la Fiscalía de Alta Complejidad.

Quienes forman parte de su equipo aseguran que no es cierto que Morales sea el candidato de los grandes estudios jurídicos. “Eso te lo desmiento. Es natural que él tenga relación con abogados, pero son absolutamente transversales. Se puede relacionar con Jorge Bofill, con Hermosilla, pero eso es por su pega”, declara alguien que forma parte de su círculo estrecho. Su defensa agrega que Morales es respetado por todos. Que la encuesta publicada por revista Capital, donde 52 penalistas lo eligieron como su candidato a la Fiscalía Nacional, solo ratifica que es alguien respetado por todos y que no tiene una preferencia política marcada.

Cuando se le consulta si Morales es su candidato a la Fiscalía Nacional, responde que “no creo que mi opinión sea relevante”.

En julio de este año, el Fiscal Nacional Sabas Chahuán decidió quitarle el Caso Cascadas a Morales, quien hasta entonces lideró las pesquisas para dilucidar los movimientos de Julio Ponce que afectaron a los accionistas minoritarios y terminaron por hacer crecer las arcas del ex yerno de Augusto Pinochet.

La causa estuvo más de dos años en manos de Morales, pero los reclamos de AFP Habitat, Moneda y Mauricio Daza terminaron por sacarlo del cargo. Según la versión de los representantes de los minoritarios, Morales no tenía una línea investigativa y no existían diligencias que hicieran avanzar la investigación.

Antes de que Chahuán le quitara la causa a Morales, Bofill afirmó a La Segunda que “la presión sobre el fiscal es escandalosa e incomprensible”, ya que según su lectura los reclamos de los querellantes se basaban únicamente en que la causa no avanzaba como ellos querían.

¿Buenas migas con Donoso?

Samuel Donoso ha sido el abogado que ha marcado una línea dura en la defensa de SQM. Es abogado de Patricio Contesse, el ex gerente general de la minera sindicado como la persona que definía a quiénes iban los aportes económicos irregulares de la minera. En febrero recurrió al Tribunal Constitucional para intentar frenar la incautación de la contabilidad de la empresa, y antes, el 9 de enero, participó en una reunión en el Ministerio de Hacienda para intentar convencer a las entonces autoridades del SII de no avanzar en la indagatoria, según versiones de estas últimas.

De acuerdo a la información recabada por El Mostrador, Donoso también forma parte de los cercanos a Morales. El abogado –uno de los socios originales de este medio, aunque no participa hace años en su propiedad– señala que aquello es falso y que tienen “un vínculo meramente profesional en mi calidad de abogado en causas ante tribunales”.

“Es falso que yo hablé con Ana Lya Uriarte sobre José Morales”, añade, desmintiendo lo que se publicó en este mismo medio la semana pasada. En esa ocasión, se indicó que “fuentes consultadas por El Mostrador coinciden en que el abogado de SQM, Samuel Donoso, quien también hizo gestiones a nombre del ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo en la causa, ha intercedido a favor de Morales, dada su cercanía con la jefa de gabinete de la Presidenta Bachelet, Ana Lya Uriarte".

Hasta hace un tiempo Samuel Donoso fue socio de estudio de Juan Pablo Hermosilla, en un staff en el que también participaba Pedro Yaconi, el ex recaudador de platas de la campaña de Eduardo Frei que ha debido declarar en la Fiscalía por dineros cuestionados que recibió en ese tiempo.

La defensa de Morales

Quienes forman parte de su equipo aseguran que no es cierto que Morales sea el candidato de los grandes estudios jurídicos. “Eso te lo desmiento. Es natural que él tenga relación con abogados, pero son absolutamente transversales. Se puede relacionar con Jorge Bofill, con Hermosilla, pero eso es por su pega”, declara alguien que forma parte de su círculo estrecho.

Su defensa agrega que Morales es respetado por todos. Que la encuesta publicada por revista Capital, donde 52 penalistas lo eligieron como su candidato a la Fiscalía Nacional, solo ratifica que es alguien respetado por todos y que no tiene una preferencia política marcada.

Dicen que varios de los casos en los que ha estado al mando se hallan pendientes, y que no tiene asidero la versión que sostiene que las causas asumidas por Morales terminan desinfladas.

Sobre lo mismo, en la UDI indican que consideran a Morales alguien serio, por una deferencia que tuvo en el caso Kodama, donde la cónyuge del senador Hernán Larraín, Magdalena Matte, declaró en un inicio como imputada, pero luego solo figuraba como testigo de la causa.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV