jueves, 3 de diciembre de 2020 Actualizado a las 17:10

Mónica González decide no responderle a Paulsen por vinculación a Copesa: "Esto ha escalado a unos niveles terribles"

por 7 junio, 2016

Mónica González decide no responderle a Paulsen por vinculación a Copesa:
"Yo no he olvidado la historia que nos une en tiempos de dictadura, cuando él y yo fuimos presos (...) precisamente, por una querella donde el dictador se sintió ofendido", sostuvo la directora de Ciper Chile.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Hoy veo a decenas de colegas que, en una ignorancia de los hechos incomprensible, pontifican sobre la libertad de expresión, omitiendo que sus medios pertenecen o son en parte financiados por los dueños de Qué Pasa".

Esta, es parte de la declaración que leyó el pasado 2 de junio el periodista Fernando Paulsen cuando renunció a ADN Radio, ocasión en que respaldó la querella presentada por la Presidenta Michelle Bachelet en contra de la revista y reconoció su vínculo con el estudio de abogados de Juan Pablo Hermosilla, quien presentó la mencionada acción legal.

Anoche, Daniel Matamala, conductor del programa de CNN Chile "Ciudadanos" le preguntó directamente a la directora del Centro de Investigación Periodística (Ciper), Mónica Gónzalez, si se sentía aludida con las palabras de Fernando Paulsen.

Y ella contestó: "Sí, pero yo no le voy a contestar. Y no voy a contestarle a Fernando por dos razones: porque yo no he olvidado la historia que nos une en tiempos de dictadura, cuando él y yo fuimos presos, yo a la cárcel de San Miguel".

"Precisamente, por una querella donde el dictador se sintió ofendido por dos entrevistas, cuando los injuriadores eran el general Jorge Gustavo Leigh y Andrés Zaldívar y me mandó a mí presa aplicándome la Ley de Seguridad. Y Fernando fue preso a la cárcel de Valparaíso", agregó.

"Al abogado Juan Pablo Hermosilla le tengo una deuda y un reconocimiento de por vida, porque en esos tiempos cuando la policía me andaba persiguiendo para tomarme presa, él me escondió en su casa. No voy a olvidar la solidaridad que él tuvo", destacó la periodista.

"Yo no voy a contestar, porque creo que esto ha escalado a unos niveles terribles", hizo hincapié Mónica González.

Asimismo, expresó: "Quiero decir que Ciper es financiado en parte por Copesa, pero yo no siento que me pague el sueldo Álvaro Saieh, porque los periodistas de Ciper hemos demostrado hace muchos años que el término apatronado no va con nosotros y como trabajamos dignamente me siento con toda independencia y libertad para dar mi opinión".

Y ahondó en tal sentido: "Creo primero que el trabajo de Qué Pasa estuvo mal hecho. Efectivamente, hubo una desprolijidad de no poner en contexto a un delincuente de vieja monta, Juan Díaz. Él no es un nuevo delincuente, desde el año 2003 cuando estalla el caso Spiniak, Chile lo conoció como un delincuente, quien junto a su socio de hoy día, junto a quien fuera administrador municipal de Santiago, Patricio Cordero, cuando era alcalde Joaquín Lavín, inventan y pagan con platas municipales a un testigo secreto para meter en el baile a Sebastián Piñera y Andrés Allamand. Estamos hablando de un personaje que tiene juicios por estafa, que es un delincuente", prosiguió.

"Entonces se hace una querella contra cuatro periodistas y quiero decir con todo respeto que me parece el colmo. Yo conozco a dos de esos cuatro profesionales, ninguno de ellos son de la UDI, ni complotadores, ni inventaron esa historia. Y uno ve muchas acusaciones, como si los periodistas fuésemos todos empleados a sueldo, titiriteros, vendidos.... no son todos los periodistas complotadores", enfatizó la directora de Ciper.

Por último, aseguró: "No hay mejor forma que atemorizar e inhibir (a los periodistas) que la querella de un Presidente".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV