domingo, 16 de diciembre de 2018 Actualizado a las 13:14

Dice que apuntan a repetir lo mismo que, en su momento, hizo el MAPU

Gabriel Salazar aconseja al Frente Amplio: “Preocúpense más de los movimientos ciudadanos que de las candidaturas, porque así no le aclaran la película a nadie”

por 20 agosto, 2017

Gabriel Salazar aconseja al Frente Amplio: “Preocúpense más de los movimientos ciudadanos que de las candidaturas, porque así no le aclaran la película a nadie”
“Están actuando ya como la vieja clase política”, asegura el Premio Nacional de Historia 2006, quien analiza los contornos de la naciente coalición, la compara con otros intentos de oposición en la historia de Chile y describe qué lecciones se pueden sacar del veto a la candidatura del sociólogo Alberto Mayol. “Él está actuando, en sus últimas intervenciones, claramente con ningún sentido de solidaridad en un movimiento social revolucionario. Dice que él quiere presentarse en este distrito, que él vive ahí. Falta de sentido de solidaridad que hasta Insulza lo tiene”, sentencia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Premio Nacional de Historia 2006, Gabriel Salazar, no le tiene fe al Frente Amplio.

De hecho, cree que están destinados al fracaso y los compara con otros intentos de oposición que no han logrado sus objetivos.

“Creen que se puede hacer oposición crítica desde dentro del gobierno, pero finalmente son absorbidos por el gobierno y no hacen nada, porque los liberales no cambiaron la constitución del 33, que era su objetivo inicial; ni los comunistas ni lo socialistas cambiaron la constitución del 25; y ahora ni socialistas ni comunistas cambiaron la constitución del 80”, argumenta.

 -¿Tiene afinidad con el Frente Amplio?

-Yo diría que mi afinidad es genérica, porque es un Frente Amplio joven, pero uno siempre tiene una afinidad político, en términos de intuición histórica, con la juventud, porque la juventud… como dijo Miguel Ángel Solar, el líder de la reforma estudiantil de la Católica, la juventud tienes siempre las antenas históricas más sensibles y logran captar mejor su tiempo que los viejos: eso es inevitable entonces uno simpatiza con los movimientos juveniles, y también porque es un frente opositor al gobierno. Es una afinidad general. Me cae bien Boric, Beatriz Sánchez, pero mis dudas parten de mi propia formación histórica llevada a novela política en función del tiempo presente, a partir de ahí salen mis dudas y mis críticas.

-¿Cuál es su principal crítica?

-La principal es que en Chile, la juventud ha producido múltiples veces procesos de descuelgue de la clase política dominante y la consiguiente formación de grupos críticos situados a la izquierda. En el siglo 19, por ejemplo, los liberales se descolgaron del tronco conservador e hicieron oposición desde las calles porque habían quedado excluidos del Estado, pero finalmente lograron entrar al Estado, elegir miembros del Parlamento, identificarse con el Parlamento, identificarse con el partido conservador, y formar lo que fue la fusión liberal-conservadora. Frente a esa fusión, los radicales surgen desde la calle, realizan una oposición desde la calle más o menos violenta, pero desde los 70 presentan candidatos y terminan formando parte de la misma oligarquía; después los democráticos hacen lo mismo y entran al Estado y se integran a la oligarquía. El partido comunista también surge desde afuera, al igual que el partido socialista, pero los dos entran al Estado y se incorporan a la clase política y gobiernan con los radicales. Es un fenómeno que se ha repetido en Chile, es decir, hay una visión crítica de los políticos, del Estado, por parte de los jóvenes, y estos forman organización crítica desde la calle. Pero más tarde o temprano, creen que se puede hacer oposición crítica desde dentro del gobierno, pero finalmente son absorbidos por el gobierno y no hacen nada, porque los liberales no cambiaron la constitución del 33, que era su objetivo inicial, ni los comunistas ni lo socialistas cambiaron la constitución del 25; y ahora ni socialistas ni comunistas cambiaron la constitución del 80. En el momento que se entra al sistema, presentando candidatos a diputado, a Presidente, y peleándose por eso, es que es simplemente la misma clase política que se auto reproduce, incorporando a la juventud.

-¿Hay una contradicción?

-Hay una contradicción, porque optan por quedarse con la clase política. Tú ves que su origen está en el movimiento estudiantil del 2011, que son ahora diputados y están de alguna manera liderando la organización de elecciones, dentro del sistema constitucional.

-Según usted, se han contaminado…

-Sin lugar a dudas. Genera una adicción, que esa es la lógica interna de la clase política en sí misma; es un tema aparte, digamos, porque la clase política en el momento en que se constituye como clase, es porque revienta los mecanismos de representación ciudadana, entonces ellos al final se auto representan, eligen a quien quieren, manejan la elección, los cambios de circunscripción, y eso te genera dudas del Frente Amplio. Y los que están ingresando a la clase política están actuando como si fueran clase política y al final van a ser un furgón de cola, de la vieja clase política, que es lo que le ha pasado al partido comunista.

-¿En qué se diferencia el Frente Amplio de, por ejemplo, el partido liberal?

-El Frente Amplio tiene una particularidad que no tuvo en su tiempo el Partido Liberal, es decir, los partidos que empezaron en la calle y terminaron dentro, porque hay que señalar cómo ha evolucionado el movimiento juvenil en Chile: la juventud tanto popular como universitaria, en el momento en que ya no creyeron en los partidos, los jóvenes terminaban por organizarse en colectivos y redes locales, colectivos que desarrollan sus propias actitudes, definiciones, que son muy autónomos, pero eso ha significado que el movimiento juvenil se ha desmigajado en miles de colectivos; ahora, dentro de estos colectivos, hemos descubierto una cosa muy interesante, que va a ser muy difícil de cambiar, porque la mayoría de los colectivos en lugar de luchar por construir el socialismo, ellos practican el socialismo dentro del colectivo.

-En vez de cambiar el mundo, que el mundo no los cambie a ellos.

-Claro, ellos ya se sienten como socialistas, viviendo su utopía, eso explica el comportamiento de los colectivos, que son muy cerrados, con mucha identidad, y que no se organizan para luchar contra, para cambiar el sistema, están como auto satisfechos con ser socialistas, con ser revolucionarios, entonces el Frente Amplio por eso está compuesto por un conjunto de colectivos y no de partidos como antaño, y eso genera una solidaridad que es potente hacia dentro del colectivo, pero es laxa hacia fuera del colectivo

Mayol está actuando, en sus últimas intervenciones, claramente con ningún sentido de solidaridad en un movimiento social revolucionario. “Yo quiero presentarme en este distrito, yo vivo aquí”. Falta de sentido de solidaridad que hasta Insulza lo tiene.

-¿Cómo evalúa el liderazgo de Beatriz Sánchez?

-Para que haya un liderazgo social, auténtico en el sentido carismático, tiene que haber una relación solidaria en las bases sociales muy fuerte, habiendo esa relación se genera la posibilidad de que surja un carisma entre ellos, pero en ellos no hay carisma solidario potente, esto no lo tiene el Frente Amplio por dentro. El caso de Mayol revela claramente esa falta de solidaridad.

-Como ha sido la constitución orgánica del Frente Amplio y con quiénes los compara?

-Podría haber algunas comparaciones con el Frente Amplio uruguayo, no conozco otros casos similares en América Latina, pero el Frente Amplio uruguayo es una asociación de partidos, que tenía esa disciplina militante, aquí no, no es una alianza de partidos con una larga trayectoria, sino grupos nuevos que están articulados en base a colectivos. En ese sentido, su estructura interior, su cohesión interna, es débil, no hay un pilar ético, solidario. Yo viví en los años sesenta, y la solidaridad juvenil era una cosa seria.

-¿Es comparable Revolución Democrática con lo que fue el MAPU?

-Yo creo que sí, pero el Mapu surgió de un sentido solidario que estalló dentro de la católica.

-RD también estalló en la católica.

-Pero el Mapu fue mucho más transversal, mucho más masivo, y notoriamente más místico. Además, dentro de la católica, cambiar toda esa estructura arcaica, te llenaba, te inflamaba, yo lo viví, yo participé de ese proceso.

-¿Hay un afán por hacer carrera política, por sobre otros objetivos?

-Mira, en primer lugar, aclarar que hay dos tipos de elites: una es la que ha estado controlando el modelo desde los noventa, que logra mantener el control; y esta elite nueva que ha surgido sobre todo desde los movimientos sociales del 2011, que ahí se elitizaron, en la cresta de los movimientos sociales, y que se han seguido elitizando con los cargos políticos que han adquirido. En ellos predomina este afán de hacer carrera política.

Mirado en el largo plazo histórico, este movimiento apunta a repetir lo mismo que hizo antes el MAPU, que partieron en la calle y terminaron dentro.

-Asumiendo que hubiera una esencia pura y recta en el Frente Amplio, ¿cómo lo pueden hacer para no perder esas cualidades, una vez abandonada la calle?

-Cuando el Movimiento de Pobladores se planteó convertirse en partido político, yo los apoyé hasta ese punto, pero cuando deciden organizar el partido igualdad, a presentar candidatos, yo dije que los movimientos sociales, en su desarrollo, no pasan por crear partidos políticos dentro de un concepto liberal de partido político. Entonces, ahí está el punto clave: los movimientos sociales cuando se desarrollan para cambiar el Estado y construir Estado, no forman partido; se ha demostrado que la creación de partidos es un boomerang que termina por destruir el movimiento. Cuando se forma oligarquía, el movimiento queda en segundo plano y termina siendo un subordinado. El camino real, que se estudió en tiempos de Marx, este otro camino, en que el pueblo, para tomar decisión soberana, hace asambleas, si ¡la asamblea es la expresión de la soberanía popular! Entonces es la asamblea, donde todos participan y deliberan, el camino natural, es el camino que tomo el pueblo durante Allende, con los comandos comunales, cosa que no se ha estudiado a fondo y quedó en suspenso. Pero el paso siguiente es que la asambleas locales de los pueblos, forman asambleas nacionales y ellas dictan la constitución, y ahí se ejerce el poder constitucional.

-¿Qué le parece el veto a la candidatura de Mayol?

-Es evidente que eso camina en la lógica interna que los lleva a convertirse en clase política y están actuando como viejos políticos, él designa los candidatos, él distribuye los distritos, pero es el pueblo es el que debería tomar esas decisiones; pero no, son los partidos, están actuando ya como la vieja clase política.

-¿Cree que esto, para la reciente historia del Frente Amplia, merece ser catalogada como una crisis?

-Probablemente no va a ser una crisis porque están bien afectados para la primera vuelta. Yo creo que a Sánchez le ha ido bien, pero es un hecho que Guillier no ha sido el líder alternativo audaz, claro, preciso, que se esperara que fuera, pero sigue siendo una alternativa. Sin embargo, Sánchez aparece como algo más fresco, así que esta crisis no va a destruir al Frente Amplio, pero demuestra quiénes son, quiénes van a ser, es decir, la nueva clase política, el grupo de recambio.

-¿Es anti capitalista el Frente Amplio?

-Es una oposición electoral a la vieja clase política, pero si en el fondo es anti capitalista… La historia ha demostrado que luchar contra el capitalismo no pasa por ser anti capitalista, las asambleas territoriales se han dado cuenta de eso. Se trata de convivir con las empresas capitalistas pero subordinada a la voluntad de la comunidad soberana.

-¿Cree que este movimiento perdió su inocencia?

-Los movimientos sociales del 2011 son movimientos que pusieron sobre la mesa que la asamblea manda, pero el paso siguiente, llevada la politización, no tenían formación previa en cómo hacerlo, que no fuera conformar partido. Esta generación no alcanzó e tener una formación teórica que no fuera el camino clásico de los partidos. Los jóvenes siguieron el rumbo clásico, que iba a cambiar todo desde dentro, y repitieron el mismo camino que hicieron 15 grupos antes que ellos.

-¿Tienen posibilidades de llegar al gobierno?

-Es posible porque si Sánchez logra sobrepasar a Guillier en la primera vuelta, en la segunda vuelta tendría que apoyarla toda la izquierda, todos los que no quieren que salga Piñera y eso le da posibilidad de ganar, y en ese caso, la pregunta es cómo va a gobernar…

-Con consensos…

-Claro, porque el Estado es una gigantesca maquina burocrática, y necesitaría trabajar con gente de su afiliación. Tienen gente suficiente y bien formada, no lo sé, son muy jóvenes, tú ves que Sharp en Valparaíso tiene que demostrar una eficiencia superior al promedio y eso no lo veo todavía.

-¿Es algo nuevo el Frente Amplio?

-Mientras no haya movimientos sociales que encuentren sus propios caminos a través de asambleas, se va a seguir intentando el camino electoral y si tú te fijas, desde que se reinició el proceso político de 1990, se han ido presentando candidatos alternativos a la maquina dominante y gente valiosa que se ha presentado se quemó y pasan a un basurero político: el caso de Arrate, de Marcel Claude, de la Roxana Miranda. Toda ellos se convirtieron en escorias políticas, el desprestigio con el que quedó Claude fue… Este juego que aparezca un movimiento alternativo por vía electoral….Si Allende no pudo, como van a poder ellos…

-¿Está decepcionado, conforme u orgulloso con la izquierda del país?

-No hay izquierda.

-Con quién tiene afinidad en el Frente Amplio?

-Con Gabirl Boric. Él no se ha quemado todavía.

-“Todavía”..

-Es inevitable, si es diputado y lo seguirá siendo y tendrá que negociar con la derecha. Será un diputado honesto, transparente pero inocuo.

-¿Cómo define a Jackson?

-Es más político tradicional que Boric, sin conocerlo en detalle y parece que no saldrá muy bien parado de este encontrón con Mayol.

-¿Este episodio es expresión de algo en particular?

-Yo creo que aquí ha habido un afloramiento de características personales, pero yo creo que la psiquis personal de Mayol apareció en escena y ha acentuado esta crisis.

-¿Le ha hecho bien a la escena política la irrupción del Frente Amplio?

-Si y no. Se supo una alternativa simpática y joven, uno dice ah, todavía tenemos patria ciudadana. Pero por otro lado es una alternativa que va a seguir un camino que, inevitable, los llevará al fracaso, porque de ahí no va a resultar un nuevo partido político capaz de superar a todos los otros.

-¿Cuál sería su consejo?

-Que se preocuparan más de los movimientos ciudadanos que de las candidaturas, estar peleando por escaños, así no le aclaran la película a nadie, a lo más dice que nuestra política frente a la reforma tributaria es tanto, pero eso es viejísimo camino parlamentarista, cuando deberían hundirse en la base social y desde ahí proponer. Si el pueblo aquí es el soberano.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV