miércoles, 21 de abril de 2021 Actualizado a las 11:17

PAÍS

Ultimátum: Laicos de Iquique exigen "acciones concretas" ante abusos en la diócesis

por 9 julio, 2018

Ultimátum: Laicos de Iquique exigen
A través de una declaración, la comunidad iquiqueña plantea terminar con “todos los secretismos y complicidades” en el caso del ex obispo Marco Órdenes Fernández, sobre quien pesa una denuncia de abusos sexuales. Además, piden aclarar la segudilla de irregularidades comerciales en las que está involucrado el sacerdote Franklin Luza Zañartu.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La Comunidad de Laicas y Laicos de Iquique se cansó de esperar y emitió una declaración en la que plantea una serie de exigencias a la Iglesia Católica chilena, para resolver una serie de abusos que se producen en la diócesis, en particular el caso del ex obispo Marco Órdenes Fernández, implicado en abuso de poder, manipulación de conciencia y abuso sexual a una persona menor de edad.

"Resolvemos -que después de ver y discernir los hechos y acontecimientos- creemos que ya concluyó el tiempo de diálogos extensos y poco productivos. Concluyó el tiempo de visitas y conversaciones protocolares. Ahora, es tiempo de determinaciones resolutivas. Es tiempo de acciones éticas concretas", dice la declaración emitida a días de la emblemática Fiesta de la Tirana.

En primer lugar, los laicos exigen que "el señor obispo Guillermo Vera Soto se comunique directamente con el Estado del Vaticano para conocer el estado situacional del ex obispo Marco Órdenes Fernández y mantenga informado a todo el pueblo de Dios, terminando con todos los secretismos y complicidades, que tanto daño ha hecho al pueblo de Dios".

El caso del ex obispo Órdenes se hizo conocido en el año 2012, época en la que la Nunciatura confirmó que había recibido una denuncia por abusos sexuales. Posteriormente se supo que el Ministerio Público estaba indagando los hechos desde hace tres años, en 2009.

Ante ello, Órdenes tomó la decisión de renunciar a su cargo "para no afectar al resto de la comunidad", mientras que el Vaticano abrió una investigación canónica en contra del religioso.

Por otra parte, los laicos solicitan la "renuncia inmediata" de Franklin Luza Zañartu "a todos los cargos que actualmente ostenta en la diócesis, pese que en el año 2013, lo manifestamos en vivo y directo -en reunión entre él y un grupo de ex seminarista- en fecha 22 abril 2013, cuando estaba Mons. Pablo Lizama, Administrador Apostólico Diócesis Iquique".

Luza Zañartu está involucrado en la compra-venta de terrenos en el poblado de La Tirana para la construcción de un edificio, además de contratos comerciales de antenas de transmisión telefónica en terrenos de parroquias de la diócesis, ante lo cual solicitan una investigación civil y canónica.

"Hasta el momento nadie sabe el tipo de contrato, cuáles fueron el monto de dicha transacción y en qué se invirtió", dice el comunicado.

Además, solicitaron "una investigación civil y canónica frente a la responsabilidad que le corresponde al abuso de poder y manipulación de conciencia en la década de los 80’ cuando dirigió un proceso comunitario. Incluye el
acoso y marginación que recibió el P. Javier Alíz Chandía, QEPD -en el periodo del obispo Juan Barros Madrid- donde desembocó en un desenlace trágico para P. Javier Alíz Ch. y su familia. Incluye a otros sacerdotes diocesanos y religiosos; diáconos, religiosos y religiosas; laicos y laicas que han recibido un trato denigrante y discriminatorio".

Los laicos de Iquique también piden que se eliminen las imágenes de Marco Órdenes Fernández y Franklin Luza Zañartu de un mural, pues consideran que se trata de un auto-homenaje no póstumo.

"Por tratarse de una pintura con un sentido sacramental para la mayoría de los peregrinos y bailes religiosos de la ciudad de Iquique, sugerimos que se respete el mural, pero reemplazando en su lugar a los dos emblemáticos personajes", aclaran.

Finalmente, los laicos piden la reincorporación a la diócesis de Iquique del sacerdote Armando Vergara Araya, quien de acuerdo al comunicado, ha vivido un "exilio forzado" en Melipilla, Santiago y alctualmente en Arica. 

"En conversaciones con los respectivos Vicarios de la Diócesis de Iquique, se percibe una buena disposición -en su discurso- para que el señalado presbítero se reincorpore nuevamente a la Diócesis que lo vio nacer, crecer y ordenarse como sacerdote diocesano de Iquique", dice la misiva y agrega que "Por tanto, abogamos, mediamos y exigimos su reincorporación inmediata a la diócesis. Por cuanto no existe ningún impedimento anti ético ni canónico para que el P. Armando Vergara retorne a su diócesis. Más al contrario, ha sido descalificado y calumniado durante todo el período de su ausencia".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV