viernes, 22 de noviembre de 2019 Actualizado a las 11:01

PAÍS

La estratégica amistad entre Santelices y Girardi que causa ruido en Chile Vamos

por 26 diciembre, 2018

La estratégica amistad entre Santelices y Girardi que causa ruido en Chile Vamos
Desde el Senado aseguran que es “muy normal” verlos conversando en los pasillos del Congreso, que la agenda de Salud ha sido “casi completamente coordinada con la DC y Girardi”, menos los proyectos ideológicamente distintos, como el aborto libre o la reforma a Fonasa. Desde Chile Vamos algunos reclaman que el secretario de Estado habría cedido “mucha cancha” a los proyectos que han sido liderados durante años por el senador PPD.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En días y semanas revueltas, en el mundo político y especialmente en Chile Vamos existe un consenso: que el ministro de Salud Emilio Santelices “cambió”, que logró sacarse la marca de "deslenguado" con la que debutó en sus primeros meses en el Gobierno de Sebastián Piñera. Así, el protegido de la primera dama, Cecilia Morel, ha dejado atrás la sombra que lo persiguió tras el cambio del protocolo de Objeción de Conciencia para la Ley de Aborto en tres causales, medida que terminó con un dictamen en contra de la Contraloría y la posterior interpelación al secretario de Estado.

Desde “aquel error” –aseguran desde Palacio–, el ministro “quedó solo y sin muchas redes”, pese a que seguía contando con la confianza del Presidente Piñera. Fue en ese momento en que Santelices empezó a tender puentes con la oposición, principalmente en el Senado.

En la oposición lo catalogan como uno de los ministros “más dialogantes”, que “nunca se niega a asistir al Congreso” a diferencia de otros secretarios de Estado y que, si bien políticamente “estamos en veredas distintas” con Santelices, le reconocen que ha logrado construir “puentes fuertes” con la Democracia Cristiana y, sobre todo, con el senador PPD Guido Girardi, uno de los líderes de los temas del área de la salud en el Congreso.

Una cercanía que ha causado reticencias entre los parlamentarios del oficialismo, quienes acusan que el ministro se encargaría primero de dialogar con Girardi “antes que con nosotros”. Algo que también ocurriría –reclaman en la derecha– en la Cámara de Diputados, donde, si bien hay mayor resistencia a la figura de Santelices con la fuerte oposición que le generan Karol Cariola (PC) y la frenteamplista Claudia Mix, los asesores de la cartera de Salud priorizarían las negociaciones y acuerdos con el Frente Amplio y la ex Nueva Mayoría, antes de atender los propios requerimientos de diputados de la UDI y RN que son miembros de la Comisión de Salud.

Uno de ellos, el diputado Andrés Celis (RN), destaca que Santelices a nivel de Gobierno está bien evaluado, “porque con el Senado no hay problema. A nivel de diputados, con la Ley de Fármacos II se ha logrado avanzar en acuerdos, no hay disgustos, pero podría haber un poco de resquemor por parte de algunos diputados de la UDI y de RN que, cuando llegan a discutir la Ley de Fármacos y los acuerdos no convencen mucho, eso podría causar un poco de molestia. Pero, esa no es responsabilidad del ministro, sino que los asesores ven esos temas”.

Fue trasladado hasta el Hospital de la Fuerza Aérea, donde fue operado y uno de los médicos que lo intervino fue, precisamente, el doctor Emilio Santelices. Por eso, cuando fue nombrado por el Presidente Piñera como ministro de Salud, una de las llamadas más afectuosas que recibió fue la del senador Girardi. “Más allá de las diferencias que uno pueda tener, le tengo mucho aprecio a Emilio como persona y en las políticas que conciben a la salud como un derecho, él va a tener todo mi apoyo”, dijo el parlamentario en marzo.

Sería justamente el proyecto de Ley de Fármacos II el que estaría generando ruido en la derecha. Una iniciativa creada por Girardi, definida como prioridad por el ministro Santelices en conjunto con la Comisión de Salud del Senado, que justo es presidida por el influyente senador PPD.

Además, la comisión –también integrada por Francisco Chahuán (RN), Carolina Goic (DC), Juan Pablo Letelier (PS) y Jacqueline van Rysselberghe (UDI)– definió como prioridad la tramitación de la Ley de Isapre, que incluye el fin a la discriminación por sexo, edad y la creación de un fondo mancomunado.

Desde el Senado aseguran que es “muy normal” ver al ministro conversando con Girardi en los pasillos. Destacan que la agenda de Salud ha sido “casi completamente coordinada con la DC y Girardi”, menos los proyectos ideológicamente distintos, como lo es el tema del aborto libre o el de la reforma a Fonasa. En cambio, desde Chile Vamos algunos reclaman que Santelices habría cedido “mucha cancha” a los proyectos que han sido liderados durante años por el senador PPD.

Un aspecto en el que se ha visto una fuerte coordinación entre el ministro y el senador ha sido en el duro intercambio por la prensa con el presidente de Empresas Carozzi, Gonzalo Bofill Velarde, por la Ley de Etiquetados. Girardi y Santelices han salido, en conjunto, a responder las críticas del empresario, quien señaló que la implementación de la norma no ha servido para combatir la obesidad.

Relación con historia

Pero esta cercana relación “técnico-intelectual”, como la califica el senador PPD, se remonta a varios años antes de que Santelices asumiera la cartera de Salud. Girardi había sido derrotado en las elecciones parlamentarias de 1989, pero el Gobierno de Patricio Aylwin lo nombró director del Sesma y con delantal blanco –primero que nadie– se convirtió en el más duro fiscalizador.

Desde entonces, sus temas fueron la salud y los problemas medioambientales que afectan a la población. Ya como diputado, el verano de 1997 Girardi conducía su auto desde el Lago Rapel, se distrajo por unos segundos, chocó con un camión y se volcó.

Fue trasladado hasta el Hospital de la Fuerza Aérea, donde fue operado y uno de los médicos que lo intervino fue, precisamente, el doctor Emilio Santelices. Por eso, cuando fue nombrado por el Presidente Piñera como ministro de Salud, una de las llamadas más afectuosas que recibió fue la del senador Girardi. “Más allá de las diferencias que uno pueda tener, le tengo mucho aprecio a Emilio como persona y en las políticas que conciben a la salud como un derecho, él va a tener todo mi apoyo”, dijo el parlamentario en marzo.

El aparato estatal de la salud es un lugar que Girardi conoce bien, como la palma de su mano. Desde que fue electo diputado en diciembre de 1993, este ha sido su terreno para construir redes, en particular en el Servicio de Salud Norte. Desde 1990 al 2010, los 12 directores de dicho servicio han sido PPD, todos cercanos al senador.

En 2012, Girardi quedó expuesto como el niño símbolo de las redes clientelares en el Estado, cuando en junio de ese año el ex ministro de Hacienda Andrés Velasco –entonces precandidato presidencial– detalló un episodio que, a su juicio, ilustraba las malas prácticas que liquidaron a la Concertación y permitieron la elección de Piñera en 2009. "Yo no había jurado como ministro, faltaban un par de días, y suena mi teléfono. Era el senador Girardi. Me dice 'ministro, tengo 12 nombres del PPD que usted tiene que poner en cargos'. Yo le dije 'no, yo no trabajo así. Si son buenos, que postulen'", relató Velasco.

La historia contada por el ex ministro de Bachelet, en cuanto a la respuesta de Girardi, continuó de esta forma: "Me dijo 'bueno, así nos vamos a ir, tú no pones esta gente y yo no apoyo ningún proyecto de Hacienda'. Ustedes lo pueden ver, revisen la lista, no apoyó prácticamente ningún proyecto de Hacienda. Ese es el tipo de cosas a las cuales tenemos que ponerle coto y por las que me interesa estar en política". El senador PPD desmintió con cifras de la cantidad de proyectos aprobados que venían desde Hacienda y acusó a Velasco de efectuar una maniobra en su contra.

Sin embargo, otras personas, como el ex subsecretario de Salud Antonio Infante y el ex ministro Pedro García, confirmaron lo descrito por Velasco. García afirmó que esta situación en el sector Salud era uso y costumbre: "Yo lo percibí cuando discutimos la reforma a la salud y el plan Auge”, afirmó García, quien agregó que Girardi le pidió sacar a Infante de la subsecretaría: “Un día fue a verme y me dijo ‘yo te ofrezco que los saquemos. Te incomoda a ti y a mí. Le dije 'estás loco'. Y me respondió: ‘Bueno, nos vamos a ver’”.

Toda esta ola de desprestigio comenzó cuando Girardi en 2011 empezaba a gestar el Congreso del Futuro y se perfilaba como un parlamentario afín y líder en los temas de ciencia y tecnología. Pero pasó la tormenta y casi nadie recuerda estas acusaciones, es más, el año clave para dejar atrás la mala percepción ciudadana que había sobre su figura fue 2016, cuando se aprobó la Ley de Etiquetado. Desde entonces, todas sus intervenciones han sido defendiendo una ley reconocida como buena política pública y en otros casos de alta aprobación popular, como el aborto en tres causales o la prevención del VIH.

Articulación clave

En la derecha dicen que el rol articulador y de mediador de Girardi en la Cámara de Diputados ha sido clave porque, si bien la senadora Goic también cumple un papel similar, la Cámara Baja es un terreno muy "pedregroso y árido”, sobre todo, agregaron en Chile Vamos, por la presidencia que Juan Luis Castro (PS) ejerce en la Comisión de Salud. "No tiene comparación con el senador, solo han obstruido las políticas públicas”, destacan desde el oficialismo.

Girardi reconoce que “el desempeño del ministro de Salud es muy difícil y de altísimo riesgo, porque tienen que resolver problemas que son imposibles de responder, porque Salud es el pariente pobre del gobierno” y que, en ese sentido, Santelices es una autoridad abierta al diálogo. “Yo intento apoyar a Santelices, porque este Gobierno, al igual que los gobiernos anteriores, no han priorizado la salud”, agrega el senador PPD.

Destaca que con el ministro tienen “una buena relación −entre comillas− técnico-intelectual. Las cosas en las que yo no estoy de acuerdo, él las sabe, cómo Fonasa Plus. Yo le dije ‘eso te lo voy a votar en contra’”.

Cercanos al secretario de Estado reconocen que la ayuda de Girardi ha sido “fundamental”, que las cercanías pueden molestar, pero no al interior de Palacio, sino que en las bancadas. “Muchas veces se sienten desplazadas”, destacan desde la cartera de Salud.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV