viernes, 18 de octubre de 2019 Actualizado a las 04:52

PAÍS

Elecciones municipales: las cartas que se juega el frenteamplismo para ponerse a la cabeza de la oposición

por 10 octubre, 2019

Elecciones municipales: las cartas que se juega el frenteamplismo para ponerse a la cabeza de la oposición
El último Congreso del FA desechó la posibilidad de enfrentar el próximo ciclo municipal en una alianza nacional con fuerzas externas al conglomerado, aunque dejó el espacio abierto para acuerdos locales y pactos por omisión. El encuentro dejó un buen sabor de boca en el seno dirigencial del bloque político, pues se sienten confiados en la unidad demostrada hasta ahora, tanto así que hay quienes destacan que podrán dirigir la oposición al avance de la derecha, liderados por Beatriz Sánchez. Es en este panorama que varios partidos han definido sus prioridades para las municipales, entre las que llaman la atención San Ramón, Concepción, San Antonio, además de poner como prioridad la reelección en Valparaíso. [ACTUALIZADA. Ver N. de la R. al final del artículo]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las elecciones municipales parecen estar a la vuelta de la esquina, y la presión por tener claridad de la estrategia política y electoral se hace sentir al interior del Frente Amplio (FA). “Ha sido una semana clave, de definiciones”, señalan desde el conglomerado, en el que recalcan que tienen un solo objetivo: ser los que logren desafiar a la derecha y proponer un proyecto distinto para afrontar el ciclo político-económico de crisis que se ha abierto. “Si otros se quieren sumar, serán bienvenidos”, agregan.

Cerraron el fin de semana pasado con un Congreso con más de 400 asistentes, en el que se descartó realizar un pacto a nivel nacional con partidos de la ex Nueva Mayoría, con el fin de fortalecer la alianza frenteamplista en vista del ciclo electoral 2020-2021. La decisión, sin embargo, incluyó la posibilidad de hacer “acuerdos territoriales” con otras fuerzas sociales, independientes y partidos de la oposición, con la precisión, eso sí, de que no sea entre las cúpulas, que "sea en el territorio”.

En este sentido, movimientos como No+AFP, Modatima, el Colegio de Profesores, las asambleas territoriales de zonas de sacrificio y dirigencias sociales, son “más aliados que las bancadas y el resto de los partidos de la oposición”, puntualiza un dirigente nacional del FA. De todas formas, el frenteamplismo sí ha mantenido algunas conversaciones con perspectiva electoral, pues en septiembre se reunieron con Unidad para el Cambio y Convergencia Progresista.

Cabe recalcar que en el FA sí ven algunos grupos aliados dentro del mundo político tradicional, como, por ejemplo, el Partido Comunista, que ha cimentado una estrecha relación con las dirigencias de Convergencia Social, principalmente en el Congreso. También hay “buenas migas” con el nuevo movimiento Plataforma Socialista, que agrupa a exsocialistas y otros en “transición”, en los que destacan Jorge Arrate (cercano a la otrora SurDa) y Fernando Atria, fundador de La Casa Común, que integra a personalidades del mundo progresista que van desde la DC al FA.

La presidenta de Revolución Democrática (RD), Catalina Pérez, consigna que el Frente Amplio no ha “excluido a ningún actor en específico, lo que nos interesa es decir con quién sí estamos dispuestos a dialogar con carácter territorial”. Su par de Comunes, Javiera Toro, explica que el conglomerado no será parte de un acuerdo basado en “una suma de siglas que en el papel parecen mayoría, pero que en la realidad tienen poca capacidad de convocar a las masas sociales y electorales” y agrega que “no basta con los llamados de las cúpulas partidarias”.

En cuanto a la Democracia Cristiana, Toro subraya que la falange “ha jugado un rol que dificulta una unidad, pero no es solo la DC, también hemos tenido posiciones distintas con PPD, Partido Radical, el Partido Socialista, pero los partidos no son compartimentos estancos, hay sectores más progresistas”, con los que sí estarían dispuestos a trabajar en estos acuerdos territoriales.

La vanguardia de la oposición

Aunque las dirigencias no niegan que en algún momento aspiran a “ser más que el Frente Amplio”, recalcan que el grado de “dispersión y errores” que han cometido las dirigencias de los partidos, como el PS, han marcado “grandes distancias ideológicas y de proyecto” con el FA. Aseguran que el no aclarar el conflicto de San Ramón marcó una división “insalvable” y que, bajo las actuales condiciones, un pacto con el Partido Socialista “es prácticamente imposible”.

“En términos de contenido, lo que se juega es: ¿cuál es la alternativa a la derecha? A algunos dentro de la oposición les acomoda y comparten el modelo económico y político de la derecha, pero tenemos que avanzar en la articulación de una apuesta distinta en eso”, destaca Gael Yeomans, presidenta de Convergencia Social.

Es frente a este panorama de desagregación al interior de la oposición que, en el seno del frenteamplismo, se ha alojado la idea de poder liderar una rearticulación de los sectores más progresistas al interior de la oposición, ser “los puentes con los grupos internos de los partidos” que están fuera del FA y ser quienes dirijan el proyecto que le haga frente al avance de la centroderecha y los grupos más extremos.

Para Manuel Retamal, vicepresidente orgánico del Partido Igualdad, el Frente Amplio está listo para esta tarea, “ha desarrollado una agenda política y social relevante, y se ha mostrado unido en materia legislativa, estamos en condiciones de asumir la conducción del proceso político que viene del ciclo electoral 2020-2022 (...). Somos los únicos capaces de presentar un modelo económico alternativo al país, estamos en condiciones políticas para conducir este país, para ser Gobierno”.

Línea que comparte la presidenta del Partido Humanista, Catalina Valenzuela, quien afirma que “en este momento, la única fuerza –además de la derecha– organizada y estructurada es el Frente Amplio. Recordemos que lo que fue la Nueva Mayoría, hoy no existe”.

En Revolución Democrática toman con más mesura esta posición, destacan que “el Frente Amplio va a enfrentar estas elecciones con unidad, y hoy son las ideas las que tienen que ser puestas sobre la mesa y desde ahí construir una oposición que se plantee. Si eso nos permite conducir la oposición, en buena hora, pero hoy estamos concentrados en construir nuestro proyecto político”.

Un proyecto que será liderado por Beatriz Sánchez, quien fue ratificada como una de las voceras del Frente Amplio, además de ser la encargada de comenzar el ciclo electoral que se abre el próximo año. Una señal que al interior del FA es leída como la reafirmación de que la periodista será una de las candidatas presidenciales y que abandonaría la idea de aventurarse como candidata a gobernadora por la Región de Valparaíso. Aunque la presidenta de RD destaca que “no cerraría en una caracterización el liderazgo de Beatriz Sánchez (...), la ansiedad presidencial no es algo propio de nuestras organizaciones”.

Apuestas electorales

A pesar de que en el Congreso del Frente Amplio no se concretaron listas ni nombres para la próxima elección municipal y de gobernadores(as) Regionales, hay varias fuerzas que ya han ido definiendo sus principales cartas para enfrentar las primarias al interior del conglomerado. La primera fue RD, que lanzó una lista con precandidatas a las municipales, en tanto que el Partido Igualdad también ha destacado algunas figuras, mientras que en el PH y Convergencia Social aún están zanjando los primeros nombres.

“En RD decidimos focalizar esfuerzos en candidatas mujeres, en octubre vamos a presentar un listado de precandidaturas con cuota de género”, explica la diputada Catalina Pérez. El partido de banderas verdes espera disputar los municipios de Ñuñoa, La Reina, Quinta Normal, Colina, San Antonio, Talca y Valdivia, y las gobernaciones del Maule y Antofagasta.

Respecto a la diferencia en la preparación que llevan algunos partidos en comparación con otros del FA, Pérez señala que “confío en que el liderazgo de RD va a permitir que el Frente Amplio elabore una robusta propuesta para las elecciones, las fuerzas están viviendo procesos internos, pero estamos todos convencidos de lograr un proyecto que gobierne nuestro país”.

Manuel Retamal explica que en Igualdad tienen más de 20 comunas prioritarias para concejales: Peñalolén, Peñaflor, Isla de Maipo, Concepción, Talcahuano, Coquimbo y Copiapó, entre ellas. En gobernaciones “llevaremos candidatos en las regiones del Biobío, Atacama, Ñuble y estamos evaluando hacer lo mismo en Coquimbo y la Región Metropolitana”. En cuanto a las alcaldías, Petorca y Andacollo suenan como comunas con posibilidad de ganar por parte de Igualdad.

Una candidatura que puede llamar la atención es la apuesta que tienen en Puente Alto, en donde Matías Toledo, uno de los fundadores de la Coordinadora Social Shishigan (ligada al cantante de Trap, Pablo Chill-E), podría disputar las elecciones en la populosa comuna.

La presidenta de Convergencia Social señala que, tras el Comité central del 19 de octubre, saldrá la primera cartilla de posibles candidaturas, la que está sujeta al avance de la legalización del partido. Asegura que tienen “algunas diferencias con los partidos del Frente Amplio que ya están empezando a levantar nombres, creemos que el proceso no debe estar ligado a figuras o caudillos”, sino que se debería “tener primero una discusión en términos de proyecto, contar con instancias de conversación con independientes, actores sociales y otras fuerzas políticas”.

La Convergencia considera prioritarias algunas regiones como Iquique y Antofagasta, además cuentan con la candidatura de Jorge Sharp para su reelección en Valparaíso, junto a Quilpué, y en “las zonas afectadas por la crisis medioambiental tenemos que llevar una apuesta política distinta a la que se ha presentado hasta ahora”, destaca Yeomans.

La diputada plantea que, si existe una resolución interna en la Convergencia, es la disputa por San Ramón, hoy liderada por Miguel Ángel Aguilera (ex-PS), comuna que ha quedado en medio de la disputa al interior del Partido Socialista y la crisis por las narcorredes. “Queremos llevar una apuesta distinta, desde los vecinos y las vecinas, con una óptica distinta, que los partidos no impongan un candidato desde fuera”. Otro municipio casi cerrado sería el de Concepción, “ahí estamos frente a una DC que no responde al proyecto de oposición”, allí figuran como candidatos posibles Camilo Riffo y Ana Albornoz,  además de otro candidato del Partido Ecologista, por la misma comuna.

Una de las comunas en donde se enfrentarán tres fuerzas del FA es San Antonio. Desde Convergencia Social suena el nombre de María Constanza Lizana; del partido Comunes se cuenta con la diputada Camila Rojas en el territorio y tendría su apuesta con Pablo Chamorro, en tanto que en RD la nominada sería Beatriz Vega. [* Ver N. de la R. al final del artículo]

El resguardo a Valparaíso

En Valparaíso, denominado el bastión del frenteamplismo, el panorama no se da totalmente por ganado, es más, esta ha sido una semana compleja para la administración del alcalde Sharp, debido a las denuncias por maltrato laboral y acoso sexual en contra del “círculo de hierro” de la municipalidad, publicadas por Interferencia.

Aunque la publicación no causó mayor revuelo público, al interior del conglomerado se tuvo que rendir algunas cuentas. La principal preocupación sería que se desarrollen los procesos internos y el resguardo de las víctimas, pero, también, identificar el “flanco interno” por el que se habría filtrado la información.

Más allá de este impasse, en el núcleo del sharpismo esperan que la recandidatura del alcalde sea respaldada por una fuerza más grande que el FA, razón por la que se han intensificado los trabajos junto a movimientos sociales, pero también con los zonales del PPD y el PS, donde estarían dispuestos a respaldar a Sharp en una primaria. En el Partido Comunista, a pesar de que llevarán una lista a concejales, el puesto para Sharp como candidato a alcalde estaría prácticamente asegurado. “Esperamos lo mismo para (Daniel) Jadue”, señalan desde el PC.

Destacan que la derecha ha tenido una arremetida fuerte, y que hay varios nombres que suenan para competirle al actual alcalde, entre ellos, el de la gobernadora María de los Ángeles de la Paz Riveros, la que tendría el respaldo del piñerismo.

Dentro de la oposición solo la Democracia Cristiana podría presentar un candidato distinto. En la falange suenan los nombres de Marcelo Barraza, dirigente que tiene una alta presencia territorial, y también ha sonado el exalcalde de Valparaíso, Aldo Cornejo.

Desde el círculo cercano al jefe comunal señalan que se ha puesto el empeño en una fórmula para generar una nueva concepción de gobierno local, se ha levantado una Red de Municipios Ciudadanos, en que han trabajado con alcaldes de otros partidos que también se han comprometido con esta nueva fórmula más ciudadana. "Sería extraño que el Frente Amplio les compitiera a ellos", indican desde Valparaíso.

N. de la R.: Como se trata de un proceso de definición de candidaturas, hay algunos ajustes en los nombres, como es el caso de San Antonio, donde se enfrentarán tres fuerzas del FA. Desde Convergencia Social suena el nombre de María Constanza Lizana; del partido Comunes, que cuenta con la diputada Camila Rojas en el territorio, tendría su apuesta con Juan Olivares o Raúl Devia, también ha sonado como independiente el nombre de Pablo Chamorro. En tanto, en RD la nominada era Beatriz Vega, pero finalmente se optó por el CORE, Jorge Mora.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV