viernes, 22 de junio de 2018 Actualizado a las 19:20

''Se podrían seguir declarando

Gobierno cambia discurso sobre preemergencias ambientales

por 24 marzo, 2004

Aunque las autoridades habían anunciado que el próximo año no habría ningún tipo de preemergencia ambiental, el intendente Metropolitano y el director de la Conama RM reconocieron que se decretarán preventivamente estos episodios, para evitar que los eventos lleguen a constatarse.

El 2005 sí habrá preemergencias ambientales. A pesar de que el Gobierno informó en numerosas oportunidades del fin de estos eventos de contaminación, ayer las autoridades reconocieron que el próximo año podrán declararse preventivamente estos graves episodios.



Desde julio del 2001 el discurso de ministros, intendentes y jefes de servicio había sido que una de las principales metas del país era terminar con los episodios de preemergencia antes del 2005. Pese a esto, ayer las autoridades dijeron por primera vez otra cosa.



A un año del inicio de operaciones del plan Transantiago, que tiene como uno de sus pilares contribuir a la descontaminación de la capital, las autoridades afirmaron que el próximo año no habrá más preemergencias constatadas -cuando los índices de contaminación superan los 300 puntos del índice ICAP-, pero sí las habrá por decreto -es decir, cuando se dictaminan preventivamente severas medidas para evitar que se llegue a estos altos índices, que afectan la salud de la población-.



El primero en hablar fue el intendente metropolitano, Marcelo Trivelli, quien afirmó durante la mañana que "a partir del 2005 no vamos a tener más preemergencias. El compromiso es no superar el ICAP 300, a partir del próximo año".



Este reconocimiento tácito de que sí podrá haber eventos por decreto fue confirmado a El Mostrador.cl por el director de la Conama RM, Pablo Badenier, quien sostuvo que "se podrían seguir declarando preemergencias el 2005. Estamos trabajando para que no se constaten, pues tenemos un mix de medidas que hacen pensar que son las correctas, para que ese año no se constaten esos episodios críticos".



Agregó que si en ese periodo "la autoridad detecta que hay riesgo, seguirá decretando (preemergencias), porque no queremos que la población corra peligro". Consultado por los motivos de este cambio de planteamiento, dijo que "tal vez somos muy conservadores", al no precisar inequívocamente de qué tipo de preemergencia se trata.



En concreto, una preemergencia constatada significa que hay 300 o más puntos promedio de material particulado respirable (polvo, cenizas, hollín), lo que produce problemas respiratorios, principalmente a niños y ancianos, cuando ocurren estos eventos.



Una preemergencia decretada, en tanto, es una medida preventiva que busca evitar que la contaminación llegue a 300 ICAP. Sin embargo, esta disposición también produce una alteración de la vida de los santiaguinos, ya que los días en que se dictamina se paralizan las fuentes fijas como industrias (con emisiones de PM10 mayores a 32 microgramos por metro cúbico); hay restricción de 6 dígitos para vehículos convencionales y de 2 cifras para los automóviles con sello verde, se suspenden las clases de educación física y se extiende el horario de vías exclusivas.



Además, se amplía el perímetro de restricción a camiones; se prohíbe el uso de toda clase de chimeneas; se intensifica la fiscalización a quemas agrícolas, industrias y transporte, y se acentúa el programa de barrido y aspirado de calles. Esta última medida sólo se aplica desde fines del 2003.



El factor Transantiago



El reconocimiento de las autoridades metropolitanas de que sí podrán dictarse preemergencias, durante el próximo año, puede tener repercusiones en el plan de transporte público terrestre de Santiago, Transantiago.



Hasta ayer, las suma de medidas medioambientales adoptadas por el Gobierno -entre ellas, Transantiago- debían bastar para que no ocurrieran preemergencias (tanto constatadas como por decreto). Sin embargo, el nuevo anuncio del Gobierno podría liberar a Transantiago de su compromiso medioambiental, ya que si se contamina más de lo pronosticado, podrían decretarse preemergencias para evitar episodios críticos constatados.



Plan de Prevención y Descontaminación



Más allá de la precisión en torno a las preemergencias constatadas, las autoridades lanzaron ayer el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de la Región Metropolitana -que rige desde enero de este año, tras su aprobación por parte de la Contraloría- y que tiene como objetivo mayor alcanzar estándares mundiales al 2010.



Este programa busca reducir las emisiones de sustancias dañinas y así cumplir con las normas de calidad primarias vigentes en Chile. Así, se planea que el 2005 exista una reducción del 75 por ciento de las emisiones de material particulado respirable (MP10) y el 40 por ciento de óxidos de nitrógeno (Nox). Además, se contempla la renovación del transporte y el retiro de 2 mil 700 buses sin sello verde al 2004. A esto se agrega el mejoramiento en los combustibles y el nuevas normas de emisión para la industria.



Cabe recordar que cuando se aprobó el plan original en 1998, quedó establecido que se debía revisar y actualizar, al menos en dos ocasiones, para cumplir con las metas gubernamentales.



-------------------------------------



Artículos relacionados:



Contaminación: el gran retraso del intendente Trivelli

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV