Mikel Arregui: “La sociedad y el arte siguen viviendo a pesar de ETA” - El Mostrador

Miércoles, 17 de enero de 2018 Actualizado a las 20:25

Director de la Cineteca Vasca

Cultura - El Mostrador

Mikel Arregui: "La sociedad y el arte siguen viviendo a pesar de ETA"

por 26 agosto, 2007

De visita en Santiago, el realizador español evalúa el Séptimo Arte en distintos períodos histórico-políticos, desde la dictadura de Franco hasta la democracia, pasando por la acción ''militar'' de los etarras. Alaba el trabajo de cineastas chilenos como Miguel Littin, Gonzalo Justiniano y Orlando Lübbert.

Es la cuarta visita a Chile de este oriundo de Andoaín (España), que de trabajador en hierros esmaltados para bañeras pasó a integrar el equipo que puso en marcha la televisión pública vasca. "Por casualidad salté al mundo audiovisual", confiesa Mikel Arregui, con un currículo de 25 años en este oficio y 17 desde la primera vuelta por nuestro país.



"En 1990 vine a Chile por el tema del Quinto Centenario del descubrimiento de América, estuvimos haciendo una serie de seis capítulos, grabamos en Concepción, Viña del Mar, donde tuvimos algunos problemas con la Armada que nos revisaron el material grabado", rememora el actual director de la Cineteca Vasca, que acota en broma un dato meteorológico a la conversación: "No sé como estaba el clima en España, pero sí en el País Vasco (se ríe)... mientras en el País Vasco es el verano más frío, en el sur de España es el verano más caliente este año".



Hoy se encuentra nuevamente en Santiago, esta vez por el 5° Ciclo de Cine Vasco que se ofrece en Centro de Extensión UC. "El sello del cine vasco es que son vascos haciendo cine, y los vascos sí tenemos una característica e impronta, que es el ser vasco, que se traslada a la hora de hacer cine, por toda su historia política".



Vasco haciendo cine, ¿se nota en temas de independencia y autonomía?
-Se nota pero más que hablar del carácter de independencia, hablaría del carácter identitario de ser vasco. La que inaugura el ciclo es una película fundacional dentro del cine, el documental Tierra madre, que se hizo en plena época de dictadura de Franco, se rodó en los años 65, 66 y 67, se estrenó el 68. Los dos directores quisieron demostrar que en el resto del arte se había dado un avance en la identidad vasca, y también se podía hacer en el cine.



Sobre temáticas de la filmografía vasca, Mikel Arregui aclara que "hay de todo, no es necesario que se hable del problema vasco". Ejemplifica con dos películas rodadas en lengua vasca. "Una es sobre la problemática del aprendizaje de la lengua vasca, donde un estudiante de ciudad aprende la lengua vasca y decide pasar el verano en un ámbito totalmente vasco-parlante, son las vivencias en esa sociedad rural con las contradicciones de la urbana. Hay otra basada en una obra literaria de Bernardo Atxaga, que es Esos cielos, que relata la salida de una persona, que estaba en la cárcel, desde la ciudad donde estaba presa, su viaje en autobús, hasta su ciudad natal. Son las vivencias que le ocurren en ese viaje, donde la policía quiere que delate a otro compañero".



Antes y después de ETA



El director de la Cineteca Vasca escarba en otra producción política. "Hay una película sobre la vivencia de una niña en plena post-guerra, con una familia nacionalista, que salió derrotada en la guerra del '36, sus vivencias en un colegio de monjas, donde lo que funciona es el castigo por porro, cae ella en un sanatorio de su pueblo, que ya no es como era antes".



¿Cómo funcionaba la producción de cine en tiempos fuertes de ETA?
-El cine político, como tal, comienza con un documental que se llama El proceso de Burgos, de Imanol Uribe, basado en los relatos de señores que estuvieron procesados. Otra cinta con éxito de taquilla fue La fuga de Segovia, que relata la situación de los presos políticos ETA en una cárcel de Segovia, su intento de fuga, donde la mayoría cae preso.



Y añade: "Es decir, hay ese cine ligado al entorno de ETA, de carácter neorrealista, y hay otro cine que no tiene que ver con eso. En plena efervescencia de la dictadura de Franco, no se hacía cine político ni no político".



¿Cuándo comienza el boom cinematográfico?
-El boom del cine comienza cuando viene la democracia. Se hace un poco de cine contando la historia anterior del momento de ETA, pero no porque haya disminuido entre comillas la acción militar de ETA bajó ese tipo de cine. La sociedad y el arte siguen viviendo a pesar de ETA. Lo que haga un estamento militar terrorista como ETA no impide la generación de arte, de cine, que va aparte gracias a Dios.



Mikel Arregui reconoce que, actualmente, es complejo desarrollar cine en el Viejo Continente. "En Europa es una industria que tiene grandes problemas, porque es muy difícil luchar contra el imperio norteamericano del cine. Hay proyectos que reciben ayuda del País Vasco y del Ministerio de Cultura, que se suman, pues sin eso es prácticamente imposible hacer cine".



Cortometrajes: el futuro vasco



Al pedirle una recomendación para los jóvenes que asistan al ciclo de la UC, el experto audiovisual no duda en que la mejor opción son los cortometrajes que -vaticina- "son el futuro del cine vasco".



"Hay una iniciativa del gobierno vasco que se llama kimuak que significa brotes, dedicada a seleccionar desde hace 10 años los mejores cortos del año. Los selecciona y promociona por todo el mundo, en unos 500 festivales en el año con varios premios. El corto Éramos pocos, de Borja Coveaga, fue finalista el 2005 en los Premios Oscar, no ganó pero pudo haber ganado, y el 2003 otro corto vasco también fue finalista".



De la muestra, destaca algunos mediometrajes. "Hay una comedia basada en un cuento típico del país, con una persona que dice tener mas de 235 años, que ha vivido en el más allá y el más acá. Tenemos una habilidad los vascos para reírnos de nosotros mismos".



Sobre el trabajo de directores chilenos, destaca la labor de Miguel Littin ("La última luna") y Gonzalo Justiniano, "con quien tuve una relación directa cuando con B-Happy buscaba entrar en Ibermedia (fondo financiero para proyectos audiovisuales)". También menciona con alegría a Orlando Lübbert, quien fue premiado en el Festival de San Sebastián (único categoría A de España) por su película Taxi para tres.



Artículo relacionado



Vea programación

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)