Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 14:03

“Coroneles” no forman parte de la nueva directiva gremialista

Silva asume presidencia de la UDI en medio de cuestionamientos a su liderazgo

por 10 mayo 2014

Silva asume presidencia de la UDI en medio de cuestionamientos a su liderazgo
Uno de los vicepresidentes de la tienda gremialista, Iván Moreira, rechazó las críticas y dijo que “la dedocracia y el apellido ya no cuentan en el partido, lo que cuentan son los procesos democráticos y transparentes" y que “a partir de ahora, los que toman las decisiones no son los coroneles, son los nuevos liderazgos y esta juventud a la que hay que darle espacio".

A partir de este sábado, la Unión Demócrata Independiente (UDI) posee un nuevo presidente, el diputado Ernesto Silva, quien fue proclamado por el Consejo General como el timonel que dirigirá el gremialismo en el periodo 2014-2016, tras la renuncia del senador Víctor Pérez y no haberse inscrito ninguna otra lista en la competencia electoral, lo cual le dejó libre el camino para llegar a presidir la directiva del partido.

En el primer discurso hecho como presidente de la colectividad, el nuevo timonel recordó y agradeció a los históricos líderes de la UDI, mencionando que “hace 25 años atrás con uniforme de estudiante, escuchaba los sueños para Chile de Jovino Novoa, Juan Carlos Coloma, Carlos Bombal Pablo Longueira Andrés Chadwick”.

Silva también hizo un llamado de unidad al interior del partido, afirmando que “no hay dos UDI, no hay dos generaciones, no hay dos grupos o muchos grupos, no hay dos tendencias, no hay dos visiones u orígenes, lo esencial para todos es que en la UDI somos todos. Somos una sola fuerza que ha transformado y transformará a Chile para siempre y es precisamente en esta unidad donde encontramos nuestro futuro  y toda nuestra capacidad de ayudar al país. Con humildad y alegría los convoco a todos, los invito a todos”

Previo a la ratificación del Consejo General, Silva dialogó con CNN Chile, oportunidad en que dijo que esperaba que este día sea de mucha unidad para la UDI, ya que “hemos trabajado durante meses en un proceso de competencia, de recorrer Chile y recoger inquietudes, lo que nos ha llevado hoy a ser la única lista que se ha presentado”

Agregó que “tenemos una lista que refleja lo mejor de la UDI, muy potente y con mucha experiencia en su equipo que va a ser un aporte fundamental”.

A su vez, el nuevo presidente del gremialismo señaló que durante su presidencia, el partido hará un duro papel opositor, ya que “el gobierno de la presidenta Bachelet necesita una oposición que ayude a mostrar un camino alternativo a la izquierda en Chile”.

“Vemos con preocupación que se quiere destruir, borrar gran parte de los pilares de este cambio que hemos construido todos, la UDI va a ser oposición y va a decir que no todas las veces que sea necesario, cuando una iniciativa no ayude a Chile, y va a apoyar los proyectos que sentimos que contribuyen”, mencionó.

La lista que acompaña a Silva en este nuevo desafío la integran el diputado Javier Macaya, quien será el secretario general; Pablo Terrazas (ex asesor de Andrés Chadwick) será prosecretario; Loreto Seguel (ex ministra de Sernam) asumirá como tesorera, mientras que los vicepresidentes serán el senador Iván Moreira, el alcalde Francisco de la Maza, el diputado Gustavo Hasbún, José Antonio Kast y Domingo Arteaga.

El propio Silva sostuvo al presentar la lista que los nombres que la integran “busca lograr generar un recambio y un remezón con experiencia. Por eso hemos armado un equipo que reúne liderazgos nuevos con liderazgos del mundo popular y de mucha experiencia en la UDI".

"En este equipo está reflejada la historia, la trayectoria y el futuro de la UDI y creo que refleja el sentir de que la UDI somos todos. Espero que lo podamos ir concretando en el trabajo y que todos nos sumemos en unidad", explicó.

Sin embargo, Silva enfrenta críticas y cuestionamientos al interior del partido por haberse negado a conformar una mesa de consenso que fuera encabezada por el ex ministro del Interior, Andrés Chadwick, y por no ceder a la condición que puso la senadora Jacqueline van Rysselberghe para sumarse a la mesa, y que consistía en impedir que Kast fuera vicepresidente.

Ya el senador Alejandro García-Huidobro hizo presente sus quejas en declaraciones a La Segunda, al señalar que “es lamentable que no consideren a quienes formaron la UDI”, refiriéndose al listado que conforma la nueva mesa directiva.

García Huidobro afirmó que “lo hemos conversado entre varios senadores y esta lista no tiene el apoyo de la mayoría de ellos”, añadiendo que, por el contrario, promueve la “exclusión total de las corrientes históricas”, por lo que no descartó que esto se traduzca en una clara disidencia interna. “Es un proceso que hay que analizar”, comentó.

Por su parte, y en declaraciones al mismo medio, el diputado y actual vicepresidente, Felipe Salaberry, sostuvo que Silva “armó una lista para ganar la elección, no para gobernar la UDI” y lo instó a “conocer el partido”, ya que “no basta con instalarse en la testera de calle Suecia”.

Ante las críticas, Van Rysselberghe precisó a radio Cooperativa que "lo óptimo es que ojalá todos los dirigentes de base conozcan a quien va a dirigir el partido, pero no es una dificultad que no se pueda subsanar".

"A mí me hubiera gustado una directiva de consenso y, además, creo que era necesario, por la reestructuración, gente con más experiencia en la directiva en cargos de dirigencia nacional", sostuvo la legisladora.

En tanto, el nuevo vicepresidente Iván Moreira, también rechazó las críticas al liderazgo de Silva y agregó que “la dedocracia y el apellido ya no cuentan en la UDI, lo que cuentan son los procesos democráticos y transparentes".

"Los coroneles (son) los que tienen más experiencia e historia en la UDI, siempre vamos a recibir de ellos su experiencia y los buenos consejos pero a partir de ahora, los que toman las decisiones no son los coroneles, son los nuevos liderazgos y esta juventud a la que hay que darle espacio", explicó el senador.

Por su parte, el diputado Patricio Melero señaló que deja la presidencia de la UDI con la satisfacción de una colectividad unidad y clara respecto de las tareas que tendrán que enfrentar a futuro en el marco de una mayor unidad posible con RN, Evópoli y Amplitud, para enfrentar “al Gobierno más de izquierda que ha tenido Chile desde la Unidad Popular”.

“Hoy estamos enfrentando un socialismo que se olvidó de su factor renovado, la ideología está copando el debate político de las reformas”, explicó.

En cuanto a su periodo al mando del partido, Melero dijo que fue complejo, debido a que en esa etapa se llevaron a cabo ocho elecciones entre alcaldes, concejales, presidenciales, primarias, senadores y diputados, reconociendo a su vez la importante baja electoral por lo que la nueva directiva debe trabajar con fuerza para representar a muchos que no se sienten identificados por el Gobierno de la Nueva Mayoría.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes