sábado, 31 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:06

Agenda Inclusiva

Presentado por:

Opinión

¿Deben las escuelas de sordos incorporar la asignatura de música en su plan de estudios?

por 9 mayo, 2018

¿Deben las escuelas de sordos incorporar la asignatura de música en su plan de estudios?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En el 2015, el Ministerio de Educación promulgó el Decreto Exento N° 83 el cual aprueba criterios y orientaciones de adecuación curricular para estudiantes con necesidades educativas especiales de educación parvularia y educación básica. Esto significa que aquellos establecimientos educacionales que impartan modalidad educativa especial y aquellos que tengan proyecto de integración (PIE) que atienden a estudiantes con necesidades educativas especiales, deberán implementar estos criterios y orientaciones de adecuación en ambos niveles.

Un decreto que en un comienzo fue celebrado por las escuelas de sordos de nuestro país pareciera ser que hoy nos está más bien dificultando el acceso al currículo regular que favoreciéndolo.

Y esto porque una de los aspectos que se nos está solicitando a las escuelas de sordos es incorporar la asignatura de música en nuestro plan de estudio.

Como persona sorda que soy, antes de cuestionarme el tema, quise pedir opiniones a mis amigos, compañeros y colegas del Instituto de la Sordera y del Centro de Educadores Sordos sobre su experiencia y la necesidad de incorporar la asignatura de música en la enseñanza de los estudiantes sordos y sordas en las escuelas especiales y en los establecimientos educacionales con PIE. La mayoría me comentaba que recibieron clases de música con una sensación de trauma, incomodidad e incoherencia. Unos muy pocos me comentaban que tenían profesores que hacían la clase en forma creativa a través de las vibraciones con distintos instrumentos musicales que tenían sonidos vibrantes, vibraciones a través de globos o sistema de luces intermitentes.

Obviamente asociamos la música al sentido de la audición que nosotros, los sordos, no lo tenemos y sin el oído puede resultar raro percibir la música. Hay que recordar que la comunidad sorda es muy diversa, existen personas con diferentes grados de pérdida auditiva y con diferente edad de adquisición de la sordera. Algunos pueden tener este sentido en algún grado, otros lo perdieron, pero siguen con los recuerdos sonoros. Hay algunos que acceden a la música sin ninguna adaptación. Unos muy pocos disfrutan de la música de alguna forma sin oírla. Algunos utilizan la música a través de otras vías como la vibración, con ejemplos visuales o la interpretación de canciones en Lengua de Señas para poder llegar a entenderlas.

Muchos de nosotros no la sentimos como algo placentero.

Cuando pienso en la clase de música que recibí en la escuela siendo integrada en un colegio de oyentes desde los primeros años hasta la universidad, nunca puedo asociar la música en mi vida puesto que soy persona sorda profunda de nacimiento.

Recuerdo que en una de las clases de música, tocaba la flauta memorizando el compás musical que me ordenaba la profesora frente a tantas miradas fijas de mis compañeros mientras ésta escuchaba atentamente mi instrumento. La sensación que tuve en ese momento es inolvidable pues aparte de las miradas de mis compañeros, nunca pude saber si la tocaba bien. ¿De qué me servía en mi vida tocar la flauta si no conozco la música? Obviamente la flauta es un instrumento que ni con mi audífono podía captar sus sonidos agudos. Sería lo mismo pedir a una persona ciega de nacimiento que nos describiera los colores.

Es injusto pedir a quienes somos diferentes y no tenemos la audición realizar la asignatura de música. Como persona sorda no puedo acercarme a la música de una manera natural como la mayoría que la disfruta con pasión y placer. ¿De qué nos serviría a la mayoría de nosotros, las personas sordas, si no tenemos el sentido de la audición? ¿La interpretación de las canciones y música en Lengua de Señas Chilena es suficiente para que las personas sordas puedan llegar a todas las canciones puesto que estas surgen de la cultura de la sociedad oyente mientras que la cultura sorda es exclusivamente visual? ¿Por qué tiene que ser obligatorio que todas las personas sordas accedan a la asignatura de la música? ¿Es ésta necesaria para la vida?

No hay una sola respuesta pues va a depender de las características e intereses de cada persona sorda. Lo que le sugeriría al Ministerio de Educación para que logre dar criterios y orientaciones de adecuación curricular para la asignatura de música para estudiantes sordos y sordas es ponerse en el lugar de las personas sordas y de esta manera encontrar la verdadera inclusión.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV