Los “genes flacos”: por qué algunas personas son delgadas y otras suben de peso comiendo lo mismo - El Mostrador

lunes, 25 de marzo de 2019 Actualizado a las 07:58

Agenda País

SALUD

Los “genes flacos”: por qué algunas personas son delgadas y otras suben de peso comiendo lo mismo

por 26 enero, 2019

BBC Mundo
Los “genes flacos”: por qué algunas personas son delgadas y otras suben de peso comiendo lo mismo
La ciencia ya había probado que las personas con obesidad tienen más probabilidades de tener genes relacionados con el sobrepeso y ahora una nueva investigación halló evidencias de una situación parecida con personas que son flacas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge afirma que ha descubierto el secreto de por qué algunas personas son flacas mientras que otras suben de peso con mucha facilidad.

Su trabajo revela la existencia de regiones genéticas recién descubiertas que están vinculadas con la delgadez.

El equipo internacional dice que sus hallazgos confirman la idea de que, para algunas personas, ser delgado tiene más que ver con heredar un conjunto de genes "afortunados" que con seguir una dieta o un estilo de vida perfectos.

El estudio fue publicado en la revista científica de acceso abierto PLOS Genetics.

En las últimas décadas, diversos investigadores han descubierto cientos de cambios genéticos que aumentan la posibilidad de que una persona tenga sobrepeso.

Sin embargo, se ha puesto mucho menos el foco en estudiar los genes de las personas que son delgadas.

Para realizar esta investigación, los científicos en Reino Unido utilizaron muestras de ADN de 1.600 personas sanas y delgadas, que tenían un índice de masa corporal (IMC) inferior a 18.

Compararon esas muestras con las de 2.000 personas con obesidad severa y las de 10.400 personas de peso normal.

Personas con distinto peso.

Para realizar el estudio se compararon los genes de personas con distinto peso.

También utilizaron y analizaron cuestionarios sobre estilo de vida para descartar, por ejemplo, la existencia de trastornos alimentarios.

Los investigadores comprobaron que las personas que eran obesas tenían más probabilidades de tener un conjunto de genes relacionados con el sobrepeso.

En tanto, las personas que eran delgadas no solo tenían menos genes relacionados con la obesidad sino que también exhibían cambios en las regiones genéticas recientemente asociadas con la delgadez sana.

Menos prejuicios

El investigador principal, el profesor Sadaf Farooqi, de la Universidad de Cambridge, pidió a las personas que sean menos prejuiciosas sobre el peso de los demás.

"Esta investigación muestra por primera vez que las personas delgadas y sanas generalmente son flacas porque tienen una carga menor de genes que aumentan las posibilidades de que tengan sobrepeso y no porque sean moralmente superiores, como sugieren algunas personas", manifestó.

"Es fácil apresurarse a juzgar y criticar a las personas por su peso, pero la ciencia muestra que las cosas son mucho más complejas".

Mujer con obesidad severa

La próxima vez que veas a una persona con obesidad severa recuerda que muy probablemente tenga que ver con sus genes… "¡No la juzgues!", claman los expertos.

"Tenemos mucho menos control sobre nuestro peso de lo que nos gustaría creer".

Los científicos dicen que el siguiente paso es identificar los genes exactos involucrados en la delgadez saludable.

Su objetivo a más largo plazo es ver si este nuevo conocimiento puede ayudar a configurar nuevas estrategias para perder peso.

"Genéticamente diferentes"

Tom Sanders, profesor emérito de nutrición y dietética del King's College de Londres, dijo sobre la investigación: "Este es un estudio importante y bien realizado que confirma que la obesidad severa precoz a menudo está determinada genéticamente".

Agregó que también "muestra convincentemente que quienes son muy delgados son genéticamente diferentes de la población general".

No obstante, aclaró: "La mayor parte de la obesidad se adquiere en la vida adulta y está relacionada con el entorno obesogénico en el que vivimos: un estilo de vida sedentario y un acceso abundante a alimentos densos en calorías".

La misma mujer delgada y obesa.

Los científicos advierten que, más allá de los genes, "la mayor parte de la obesidad se adquiere en la vida adulta" y tiene que ver con un estilo de vida sedentario y una alimentación demasiado alta en calorías.

El profesor Tim Spector, también del King's College de Londres, señaló que, a pesar de esto, aproximadamente un tercio de las personas en la mayoría de los países lograron mantenerse delgados.

"Parte de esto se debe a los genes, pero otros factores, como las diferencias individuales en el estilo de vida o los microbios intestinales, probablemente también sean responsables", consideró.

Los expertos en salud remarcan que, en cualquier caso, independientemente del tamaño de tu cuerpo o tu composición genética, el viejo consejo de seguir una buena dieta y hacer una cantidad saludable de ejerciciosigue siendo lo más recomendable.

BBC Mundo

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV