viernes, 13 de diciembre de 2019 Actualizado a las 11:42

Agenda País

Salud

¿Necesita un robot para dormir bien?

por 1 marzo, 2019

DW
¿Necesita un robot para dormir bien?
Un emprendedor holandés ha construido un robot para ayudar a dormir a las personas con trastornos de sueño. Pero, ¿realmente funciona?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

¿Ha dormido bien las últimas noches? Si no, no se preocupe, no es el único. Estudios apuntan a que una de cada tres personas no duerme lo suficiente: demasiadas horas antes las pantallas de televisión y de computadora y la cultura del estar conectados al trabajo las 24 horas del día han causado estragos entre la población.

Pero, quizá un robot le pueda ayudar. El emprendedor holandés y graduado en robótica Julian Jagtenberg (en la foto principal) ha creado un compañero que promete acabar con los trastornos nocturnos del sueño. Es suave, pesa tanto como un gato y respira como un bebé.

La idea se le ocurrió hace tres años cuando su madre sufría de insomnio crónico. Frustrado porque los médicos solo le ofrecían pastillas para dormir, se dispuso a encontrar una solución.

Respiración de un bebé

"Me puse el reto de crear un robot que ayudara a mi madre a dormir mejor", dijo. Comenzó a estudiar literatura sobre el sueño y descubrió que la respiración y el audio son dos factores que pueden inducir el sueño. Una investigación en particular despertó su interés. "Si sostienes a un bebé, subconscientemente imitas su respiración y ritmo cardíaco. Es algo mágico", explicó.

Él aplicó este principio para desarrollar un prototipo de robot que imitaba la sensación de respiración lenta y profunda. Pero cuando se lo presentó a su madre, esta quedó muy impresionada. "Pero a ella no le gustaba porque hacía ruidos mecánicos", dijo Jagtenberg. Entonces construyó otros pocos modelos menos ruidosos, pero eran demasiado grandes y pesados. Pero en un momento dado, su madre le dijo: "Espera, me está ayudando ahora”.

Jagtenberg creó entonces un equipo de ingenieros robóticos con el fin de desarrollar su idea: "No teníamos la intención de empezar a hacer negocios. En realidad se trataba de poner a prueba nuestras habilidades”. Tras haber publicado un artículo académico sobre el tema del sueño, aumentó el interés por el robot. Hubo incluso gente que los consultó por sus trastornos a la hora de dormir. Entonces, nació la compañía Somnox. Hasta ahora han recibido 1.000 pedidos que empezarán a enviar en breve.

Empresa Somnox vende robot para ayudar a la gente a dormir.

Explicando el robot a unos interesados. En la camiseta pone: "Me voy a la cama con un robot".

¿Cómo funciona?

El robot en forma de cojín utiliza técnicas de respiración simuladas para imitar el proceso de irse a dormir. Cuando lo sostienes contra el pecho, es como si tuviese un perro o un gato. La idea es que cuando usted se acurruca con el robot, inconscientemente adopta el mismo patrón de respiración.

Además, un altavoz interno le permite escuchar una grabación para que alcance el estado de ánimo adecuado para dormirse: puede ser cualquier cosa, desde una meditación guiada hasta una retransmisión política. Puede monitorear sus preferencias usando una aplicación.

En función de su respiración y movimiento, el robot detecta cuándo se ha quedado dormido y se apaga.

¿Efecto placebo?

Si bien el interés en el robot ha sido grande, hasta ahora no hay mucho más que evidencias anecdóticas sobre si realmente funciona. Se ha planeado un ensayo clínico. Hasta la fecha, las pruebas se han limitado a unos 90 usuarios. El resultado del estudio no científico mostró una reducción del 30 por ciento en la cantidad de tiempo que tomaron los participantes para conciliar el sueño. "Podría muy bien ser un placebo. Estoy totalmente abierto a eso", dijo Jagtenberg. "No se trata de un número. Se trata de cómo te sientes por la mañana", añadió.

La compañía planea personalizar aún más el robot de acuerdo a su propietario. Esto le permitiría detectar patrones de sueño y tomar medidas preventivas para evitar que se despierte en un momento inoportuno del ciclo de sueño. Otra posible función sería detectar patrones de movimiento asociados con sueño deficiente o pesadillas.

Si desea un robot para conciliar el sueño y dormir plácidamente, tendrá que desembolsar 549 euros. "Es realmente caro de construir”, dijo Jagtenberg, quien espera sacar partido de los tres años que ha dedicado a investigar y desarrollar el producto. "Llevará bastante tiempo convertirse en una empresa rentable", dijo

¿No es un tema que le quite el sueño de noche? "En estos momentos, estoy muy estresado", admitió. "¿Será este mi mayor fracaso o mi mayor éxito?", se pregunta. Una cuestión que probablemente deba consultar con la almohada.

DW

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV