domingo, 17 de octubre de 2021 Actualizado a las 00:00

Agenda Sustentable

Presentado por:

Sustentabilidad

Cotonitos: un peligro para el medio ambiente y también para nuestra salud auditiva

por 12 julio, 2021

Cotonitos: un peligro para el medio ambiente y también para nuestra salud auditiva
Los cotonitos son un alto porcentaje de la contaminación plástica que producimos. Además es una de las razones por la que los adultos y niños ingresan a urgencias al introducirlos en sus orejas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En la vida cotidiana de los hogares es común limpiarse los oídos con los llamados bastoncillos o cotonitos y luego lanzar estos al inodoro o a la basura. Con esta acción no solo se aumenta la contaminación plástica, sino que también puede ser una acción innecesaria para la salud de tus oídos.

Según la Marine Conservation Society (MCS), los bastoncillos suponen el 60% de la basura de origen humano que se libera a las aguas residuales.

Macarena Guajardo, directora ejecutiva de la Fundación Basura, sostiene que si un cotonito no es recomendable para la salud y contamina, no se necesita hacer o buscar alternativas, a pesar de que existan formas de hacerlos con materiales biodegradables.

“Mejor dejemos de generar cotonitos que no son útiles, dejemos de gastar en cosas que no necesitamos”, añade.

El cerumen

La sociedad ha dado lugar a que la gente piense que el cerumen en los oídos es un indicio de suciedad, aunque se aleja bastante de la realidad. Esto provoca hábitos de limpieza que dañan nuestra salud auditiva.

El cerumen es una combinación de secreción glandular que viene del tercio externo del conducto auditivo. Él tiene funciones protectoras, porque limpia, lubrica y defiende este conducto de infecciones provocadas por microorganismos como por ejemplo hongos o bacterias.

Gracias a la anatomía del conducto auditivo los oídos se limpian al realizar cosas comunes como movimientos de mandíbula o una ducha. Con esto el cerumen va saliendo poco a poco.

“Algunas personas tienden a acumular cerumen y no se libera de forma natural. En este caso debe asistir con un especialista para realizar un lavado de oído. Ahora si nosotros queremos limpiarnos los oídos en nuestras casas se debe hacer con una toalla húmeda apoyándose del dedo índice, siempre por fuera y solo por el pabellón auricular u oreja”, explica Francisca Mansilla, académica de la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad Andrés Bello.

La experta, añade que las personas deben tomar conciencia sobre la salud del oído. En ese sentido es importante que no ingresen elementos en él, ya que una de las razones por la que los adultos y niños ingresan a urgencias es porque justamente se introducen elementos de limpieza.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV