martes, 6 de diciembre de 2022 Actualizado a las 08:14

Agenda Saludable

Presentado por:

Salud

Día Mundial del Corazón: la importancia de desarrollo tecnológico y soluciones médicas para mejorar la experiencia de los pacientes

por 29 septiembre, 2022

Día Mundial del Corazón: la importancia de desarrollo tecnológico y soluciones médicas para mejorar la experiencia de los pacientes
De acuerdo con cifras de la OMS, anualmente fallecen en el mundo a causa de patologías cardiovasculares 17,9 millones de personas. La innovación tecnológica contribuye en el diagnóstico y tratamiento de las afecciones cardiacas y, por tanto, en la resolución de las listas de espera. Una solución a la descongestión de los servicios especializados y a la detección temprana de enfermedades cardiacas, son las tecnologías remotas que permiten la realización de exámenes a distancia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 29 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Corazón, instancia que busca promover e informar sobre conductas saludables, prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, una de las principales causas de muertes en Chile y el mundo.

“Las patologías cardiovasculares son también parte de las listas de espera GES y no GES, que se han acumulado en nuestro sistema de salud hasta alcanzar una cifra récord en su historia producto del impacto de la pandemia por Covid-19”, indica la gerente general de la Asociación de Dispositivos Médicos (Adimech), Gabriela Garnham.

Según el Informe de Garantías de Oportunidades GES Retrasadas y Listas de Espera no GES, al 30 de junio de 2022, existen 59.875 pacientes esperando por un especialista de cardiología, 4.995 en cardiología pediátrica y 510 para cirugía cardiovascular.

En cuanto a los días de retraso para hacer efectivas dichas atenciones, estos alcanzan, en promedio, a 80,5 días para accidentes cerebrovasculares; 131,7 para tratamientos quirúrgicos de válvula aórtica; 117 para infarto agudo al miocardio; 147,1 para tratamiento quirúrgico de válvula mitral y tricúspide; y 136,8 días en el caso de las cardiopatías congénitas operables.

“Para el abordaje de la compleja problemática de las listas de espera, tanto de cardiología como de otras especialidades, es necesaria la colaboración de todos los actores del ecosistema de salud y, en particular, de las soluciones tecnológicas que podemos ofrecer como industria de dispositivos médicos”, sostiene Garnham.

“Las enfermedades cardiovasculares son unas de las principales causas de muerte en Chile y el mundo, por lo que la innovación tecnológica es clave para que los exámenes y procedimientos cardiacos sean cada vez más exactos y menos invasivos”, explica.

Fibrilación auricular

Una enfermedad que padece a 3,5 millones de personas en América Latina es la Fibrilación Auricular (FA), la arritmia cardiaca más común y afecta a 1 de cada 4 personas mayores de 40 años. Sintomático o silencioso - cuando el paciente no siente palpitaciones, cansancio, dificultad para respirar u otros síntomas- puede desencadenar accidentes cerebrovasculares (ACV) e insuficiencia cardíaca.

El aumento de los casos de fibrilación auricular puede atribuirse tanto al envejecimiento como al aumento de los factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad, como la hipertensión, la diabetes y la obesidad. Es uno de los desafíos de salud más importantes en la actualidad, sin embargo, existen tratamientos.

Una encuesta realizada por IPSOS a pedido de Johnson & Johnson MedTech con 2.200 personas en Brasil, Argentina, Colombia, México y Chile, encontró que 6 de cada 10 latinoamericanos con más de 50 años tienen conocimiento de qué es una Arritmia – Argentina (77%), México (64%), Chile (62%) y Colombia (59%). Y un número mucho menor tienen conocimiento sobre la fibrilación auricular: 2 de cada 10 - Argentina (32%), Colombia (28%), Chile (24%) y México (23%).

También, y según los resultados de la encuesta, Argentina (16%) es el país que más consumió medicamentos para la arritmia cardiaca durante el 2021, seguido de Brasil (10%), Colombia (5%), Chile (4%) y México (3%). Argentina también es el país que más conoce un tratamiento llamado ablación con catéter (50%), seguido de Colombia (32%), Chile (17%), México (10%) y Brasil (6%).

La ablación con catéter es un procedimiento para eliminar las señales eléctricas incorrectas del corazón que causan un ritmo cardíaco anormal. Existen muchos factores diferentes que pueden predecir el éxito de un procedimiento de ablación con catéter, pero las tasas generales de éxito para este tipo de procedimiento son aproximadamente del 86 % comparado con 22% de los enfermos tratados con fármacos antiarrítmicos.

El procedimiento lo realiza un electrofisiólogo, que coloca un tubo delgado llamado catéter a través de una pequeña incisión en la pierna del paciente, donde se guía a través de una vena hasta el corazón. Con la ayuda de la tecnología de imágenes tridimensionales por ultrasonido, el electrofisiólogo solo queda una pequeña cicatriz en una parte específica del tejido del corazón.

“Los datos muestran la necesidad de ampliar el conocimiento de la población tanto sobre la enfermedad como sobre el profesional que la acompaña y los tratamientos disponibles”, destaca Laura Del Rio, directora de Soluciones Cardiovasculares y Especializadas de Johnson & Johnson MedTech Latinoamérica.

Más información en miarritmia.com.

Tecnología e innovación para patologías cardiacas

Los dispositivos médicos son claves en el diagnóstico y tratamiento oportuno de las enfermedades cardiovasculares, permitiendo prolongar y mejorar la vida de millones de personas que viven con patologías del corazón.

El primer electrocardiógrafo, uno de los adelantos más importantes en la historia de la cardiología, data de 1903 en Holanda y su peso superaba los 250 kilos. Su creador, Willem Einthoven, recibió el Premio Nobel de Medicina en 1924 por esta invención.

Mientras que el primer marcapasos cardíaco implantable fue inventado en 1958 por Wilson Greatbatch, un ingeniero eléctrico norteamericano.



Para 1965, el cardiólogo británico Frank Pantridge creaba el primer desfibrilador portátil del mundo, que pesaba unos 70 kilos. Este año fue noticia la implantación de un desfibrilador portátil al jugador de fútbol danés Christian Ericksen, luego de desplomarse en pleno partido de la Euro Copa 2021, pudiendo volver al juego profesional.

Hoy, entre los exámenes que permiten una detección temprana de estas patologías se encuentra el holter de arritmia, holter de presión arterial, electrocardiograma, cateterización cardiaca, tomografía computarizada del corazón, resonancia magnética cardiaca o radiografía de pecho, entre muchos otros.

Por su parte, los dispositivos médicos utilizados para tratar enfermedades y padecimientos cardiovasculares pueden implantarse en el cuerpo de los pacientes o utilizarse afuera, dependiendo de su condición y gravedad. Entre los más utilizados están los Desfibriladores externos automáticos (DEA), Catéteres de ablación cardíaca, Dispositivos angioplásticos cardiovasculares, Marcapasos, Desfibriladores cardioversores implantables (DCI) Válvulas cardíacas protésicas (artificiales), stents y Dispositivos de asistencia ventricular (DAV), entre otros.

Soluciones médicas y remotas

Las enfermedades cardiovasculares (ECV), de acuerdo a la OMS, son la principal causa de muerte en todo el planeta y se estima que cerca de 520 millones de personas en el mundo padecen patologías cardiovasculares, con 17,9 millones de defunciones anuales asociadas a las ECV.

Chile no está ajeno a este hecho, ya que de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el país la segunda causa de muerte está asociada a cardiopatías, llegando al 25,6% del total de fallecimientos.

En ese sentido, las tecnologías emergentes y el desarrollo de la informática operativa y clínica se han transformado en la respuesta a la alta demanda de los servicios hospitalarios especializado, al ofrecer posibilidades de atención médica más accesible, ya que gracias a una combinación de apoyo especializado virtual y avances técnicos, se fortalece la confianza clínica, se desarrolla la eficiencia y se mejora la experiencia de atención cardíaca.

El uso de tecnologías remotas especializadas en ECG, ultrasonido e imágenes avanzadas, permite diagnósticos y tratamientos más tempranos para afecciones como las enfermedades cardíacas.

“Es importante comprender que la experiencia de atención va más allá de la interacción paciente-equipo. Se trata de informar al paciente sobre su procedimiento o visita a un centro especializado y asegurarse de que se sienta cómodo y seguro cuando ingresa a un hospital, un laboratorio de cateterismo o incluso un escáner de resonancia magnética”, indica Acauã Lattouf, líder comercial y representante de país de Philips para Chile.

Los cardiólogos y sus equipos médicos tienen el desafío de mejorar así la atención de los pacientes y optimizar los costos, gestionando adecuadamente los recursos físicos de los centros de salud.

“Sabemos que sin atención accesible, muchas veces no se pueden realizar detecciones tempranas de enfermedades, lo que podría ayudar a evitar muertes prematuras. Por ese motivo, trabajamos en una atención cardíaca personalizada, eficiente y clínicamente inteligente, que ayude a impulsar resultados óptimos durante el recorrido de los pacientes que viven con EVC”, agrega Lattouf.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV