Publicidad
Startups chilenas exploran nuevos mercados y generan vínculos de colaboración con grandes empresas Innovación

Startups chilenas exploran nuevos mercados y generan vínculos de colaboración con grandes empresas

Gracias a una nueva categoría de servicios de la Cámara de Comercio de Santiago llamada StartCCS, los emprendimientos emergentes nacionales impulsan sus negocios a nuevos horizontes.


A cinco meses de su lanzamiento, el programa StartCCS de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) que apoya a las startups chilenas con inicio de actividades y menos de tres años de funcionamiento, ha sacado cuentas alegres por los avances alcanzados, en medio de grandes desafíos que tiene el país en materia de innovación y desarrollo de empresas emergentes.

Según el informe State of Startups 2022 de Startup Genome, el 90% de las startups fracasan. El informe también señala que la principal causa de fracaso es la falta de demanda, que representa el 42% de los casos. Otros factores importantes de fracaso incluyen la mala ejecución (19%), los problemas de equipo (18%) y la falta de financiación (17%).

En ese contexto, el programa busca impulsar este segmento de la mano de servicios ajustados al mercado nacional e internacional. De esta forma, a la fecha esta nueva categoría en el gremio ha logrado un importante crecimiento para sumar socios.

“Estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos hasta ahora. En StartCCS hemos incorporado ya a 20 emprendimientos y estamos en un proceso de aprendizaje conjunto para mejorar continuamente las herramientas de apoyo que ofrecemos”, explica Carlos Soublette, gerente general de la CCS.

Uno de los hitos destacados es la participación de las startups ingresadas en misiones comerciales internacionales, permitiéndoles explorar nuevos mercados y generar vínculos de colaboración con grandes empresas.

Además, el gremio ha creado un espacio de trabajo colaborativo que fomenta el networking y la interacción entre emprendedores, posicionando temáticas relevantes para el segmento.

Esto ha generado que la comunidad emprendedora haya recibido con entusiasmo a la iniciativa, la que representa un paso significativo que valora el aporte de las startups al ecosistema de negocios chileno. Al ponerse a disposición la vasta experiencia y redes de la CCS, estas empresas han despertado interés y expectativas positivas tanto entre actores del sector como entre socios potenciales.

Entre los principales incentivos que ofrece se encuentra el SemilleroCCS, una herramienta diseñada para fortalecer los procesos de gestión e innovación corporativa mediante la intermediación entre startups y grandes empresas. Además, las Sesiones de Pitchday permiten a las startups presentar sus soluciones innovadoras a empresas socias de la CCS, buscando apoyo y oportunidades de colaboración.

De esta forma, StartCCS se perfila como una iniciativa clave para apoyar y potenciar a las startups chilenas, contribuyendo al crecimiento y la competitividad del ecosistema emprendedor del país.

“Desde la CCS tenemos un firme compromiso de seguir desarrollando herramientas y espacios que permitan a las empresas emergentes escalar y alcanzar nuevos horizontes, para contribuir al crecimiento y el desarrollo de las nuevas ideas y del país”, recalca Soublette.

Desafíos del ecosistema emprendedor

El ejecutivo también destacó la necesidad de asumir mayores riesgos en términos de innovación y el apoyo estatal en la contratación de servicios proporcionados por startups.

“La reactivación económica es crucial para el crecimiento sostenible de las startups. En la CCS queremos aportar para que Chile avance en los rankings de innovación y para ello necesitamos fomentar más colaboración público-privada y promover una integración más amplia de capital y talento”, enfatizó.

Desde la entidad explican además que el ticket de inversión para empresas emergentes no ha experimentado grandes variaciones.  Si bien el número de rondas de inversión ha aumentado, los montos totales invertidos disminuyeron en el último año. Esto significa que las startups mantienen su acceso al financiamiento, pero en menor cantidad.

“Esta situación resalta la importancia de dinamizar aún más el ecosistema para generar los incentivos adecuados y fomentar un mayor riesgo en términos de crecimiento y competitividad a través de las startups”, declaran desde el gremio.

Y para lograr esto, Soublette señala que así como los actores privados desempeñan un papel relevante, el apoyo estatal también es crucial, pero no solo en la creación de programas y subsidios, sino también involucrándose, por ejemplo, mediante la contratación de servicios proporcionados por estas empresas emergentes.

“La incorporación de startups en procesos y sistemas estatales es una forma efectiva de promover la innovación y el emprendimiento”, concluye.

Publicidad

Tendencias