Publicidad
Cuáles son las cuatro claves para alcanzar una economía circular Sustentabilidad

Cuáles son las cuatro claves para alcanzar una economía circular

Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), es esencial ir más allá y no limitar los esfuerzos a las prácticas de gestión de residuos. Digitalización, reciclaje, recuperación de activos y un seguimiento técnico del impacto por emisiones de CO2 son parte de la fórmula para avanzar en la materia.


De acuerdo con el estudio “Desbloqueando el financiamiento de la economía circular en América Latina y el Caribe: el catalizador para un cambio positivo”, publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los esfuerzos de gestión de residuos, como el reciclaje, no están siendo suficientes para enmendar los desafíos medioambientales y sociales que enfrentamos hoy.

En este contexto es que se dieron a conocer las claves que deben tener en cuenta las entidades públicas y privadas para avanzar en la implementación de la economía circular.

La clave, según indica el estudio realizado en torno al análisis de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, México y Perú, está en establecer un plan de trabajo específico.

Para esto, es necesario integrar una visión más amplia de la generación de valor, con nuevos formatos de evaluación de riesgos, pensamiento a largo plazo y esfuerzos de colaboración. Esto exige una estrategia de innovación del modelo de negocio para idear nuevas oportunidades y soluciones.

“Existen diferentes obstáculos que no permiten avanzar hacia un modelo de economía circular. Entre los más comunes encontramos la limitación del financiamiento, la falta de conciencia y la resistencia cultural al interior de las organizaciones; en donde pese a existir una variedad de tácticas y herramientas para alcanzarla, no es posible concebirla por completo debido al desconocimiento de su implementación. Por esto, es relevante considerar el aporte desde los servicios que permitan esclarecer el paso a paso para esto”, afirmó Luis Cuevas, director de Servicios para el Clúster Andino, en Schneider Electric.

Ante dicho desconocimiento, la marca líder en automatización y gestión energética, plantea cuál es la fórmula para garantizar procesos más eficientes para trabajar por una economía circular, reduciendo las emisiones de carbono y alcanzando los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

Detectar equipos o dispositivos antiguos de la compañía: El envejecimiento de los equipos industriales y eléctricos pone en riesgo la continuidad de los negocios. La recomendación de los expertos en servicios para la circularidad y la reparabilidad consiste en identificar si es posible extender la vida útil de los activos o es necesario que se reemplace.

Cálculo de CO2 para la evaluación de escenarios: Las organizaciones, al conocer puntualmente el impacto de sus emisiones, podrán establecer un punto de partida que conecta la producción con la sostenibilidad. EcoFit™ es una solución para ello; un software de gestión que permite modernizar los sistemas eléctricos, de energía crítica, enfriamiento y automatización que están detrás del funcionamiento de los negocios.

Digitalización: El 65% de las empresas a nivel mundial no se encuentra digitalizada en cuanto a su infraestructura operativa. Contar con un servicio de extensión de vida útil y sustitución de los equipos, permite combinar sistemáticamente capacidades digitales y soluciones de recuperación, con sensores y conectividad, a los cuales se puede acceder por planes de servicios innovadores.

Reciclaje o recuperación de activos: La reutilización de equipos permite recuperar gases de efecto invernadero como el SF6, que se utiliza en la mayoría de los sistemas de energía, en los que actualmente es posible reducir su uso con alternativas más ecológicas. Además de conocer la mejor forma de reconstruir o revender soluciones de segunda vida.

El estudio evaluó aspectos como el desarrollo de una visión nacional con planes regulatorios y leyes que respalden el valor y la ejecución de la economía circular a nivel público y privado, reconociendo el rol de Chile como líder regional en la creación de un ecosistema financiero con foco en economía circular, siendo Colombia el país que se posiciona en un segundo lugar por la existencia de una hoja de ruta concreta para potenciar el valor de la economía circular.

A pesar de esto, la región tiene una gran deuda en esta materia, según el informe, enfatizando en la necesidad de establecer enfoques que no solo estén basados en la gestión de recursos y residuos, sino en una correcta consultoría que permita prolongar la vida útil de los equipos existentes evitando la fabricación de nuevos productos completos, con el consiguiente ahorro de agua, materias primas y CO2.

Publicidad

Tendencias