Publicidad
Más de 20.000 hectáreas de conservación se han protegido a través de la inversión verde en Chile Sustentabilidad

Más de 20.000 hectáreas de conservación se han protegido a través de la inversión verde en Chile

Miles de hectáreas en terrenos ubicados en regiones como El Maule y Los Lagos son destinadas a la preservación del ecosistema. La idea es que los chilenos inviertan de manera sustentable para generar un impacto positivo en el planeta y evitar que sean utilizados  contra la naturaleza.


Actualmente, la inversión de bienes raíces que están enfocados en la conservación, ha tomado protagonismo en el sur de Chile. La región de Los Lagos es una de las zonas que se está protegiendo, a través de proyectos como Refugio Nativo y Mirador del Lago, ambos ubicados en sectores boscosos de un gran valor natural.

Una de las empresas involucradas en este tipo de iniciativas es Genau Green, por medio de iniciativas que combinan preservación ambiental y rentabilidad, que permiten cuidar los ecosistemas naturales de los terrenos.

Hasta la fecha, suman más de 20.000 hectáreas protegidas y esperan llegar a las 100.000 para 2030. Bajo un modelo de desarrollo que pone en el centro la protección de la tierra y sus recursos naturales, procuran ser cuidadosos con la intervención. Así, generan planes que agregan valor a los territorios donde se sitúan, evitando el desarrollo de otras propuestas comerciales e industriales que podrían destruir estos lugares.

Camilo González, gerente de operaciones de Genau Green, señaló que buscan “cambiar el paradigma respecto a la relación que tenemos hoy con la naturaleza, a través de iniciativas colectivas que involucren a las personas en el desafío de la conservación de los bosques nativos de Chile y en actividades subsidiarias como la reforestación, el manejo sustentable y la inversión en tierras de alto valor ecosistémico”. 

En definitiva, amplían la participación de las personas e inversionistas en el desafío de la protección del planeta. Para esto, se enfocan en predios que tengan necesidades ambientales específicas o que estén amenazados por distintas prácticas e industrias. En dichos lugares, en cambio, proponen planes con foco en la conservación.

La idea surgió luego de varios años analizando los grandes retos ambientales que enfrenta el planeta y en específico Chile. Bajo ese análisis, explicó González, una de las acciones de mayor impacto para contrarrestar la crisis climática es cuidando el suelo y los bosques, generando una nueva relación entre el ser humano y la naturaleza.

“Esto lo hacemos porque existe una necesidad imperativa de valorar y proteger la naturaleza. De entender que sin nuevos modelos de relacionarnos con la misma, no tenemos futuro posible. En el caso particular de la tierra y sus bosques, cada territorio requiere determinadas cosas, a lo cual ponemos atención y generamos un programa que busque resolverlas”, indicó.

En cuanto a cómo se aseguran de que sus propuestas realmente busquen favorecer los territorios donde se desarrollan, el ejecutivo comentó que “de varias formas, principalmente, conociendo el lugar y sus posibilidades, virtudes y requerimientos. Ese nivel de estudio, nos permite proponer con conocimiento, y arrancamos sobre la base de que le estamos haciendo bien a los bosques y suelos con nuestra participación”.

Sumado a lo anterior, todos los proyectos de la empresa cuentan con DRC (Derecho Real de Conservación), un gravamen ambiental directo a la propiedad que permite o no ciertas actividades en los predios, protegiendo así su patrimonio natural. A su vez, cuentan con recomendaciones de usos específicos para cada espacio según la geografía del lugar, el contexto natural y otras características derivadas del estudio territorial. 

“Nuestro público objetivo es todo aquel que quiera participar del desafío de la sustentabilidad y la conservación de los ecosistemas de Chile. Son también esas personas que buscan invertir en instrumentos altamente rentables pero con un potente foco ambiental”, finalizó el gerente. 

Publicidad

Tendencias