viernes, 5 de junio de 2020 Actualizado a las 21:01

Destacado

Las señales de alerta para detectar si tu hijo ha caído en el juego de la ballena azul

por 27 abril, 2017

Las señales de alerta para detectar si tu hijo ha caído en el juego de la ballena azul
Tres especialistas advierten sobre las conductas que hay que tener cuidado para evitar que tu hijo se someta al peligroso juego que ya está en Chile y que habría provocado diversos suicidios de adolescentes a lo largo del mundo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Preocupación existe entre los padres y madres luego de que se hiciera conocido un "juego" que circula a través de redes sociales y que incitaría al suicidio. Similar a un juego de rol, "la ballena azul" propone a los participantes 50 desafíos por 50 días, siendo el suicidio con el que termina la lista.

Este juego se da principalmente en grupos cerrados en redes sociales como Facebook o Twitter y afecta principalmente a adolescentes.

Luego de la alerta en países latinoamericanos como Brasil y Colombia, este miércoles se confirmó el primer caso en Chile cuando en una menor de 12 años en Antofagasta decidió sincerarse con su mamá. “En una primera entrevista con la niña, manifestó que se trataba del juego de la 'Ballena Azul' y que la invitación se la habría enviado un ex compañero, a través de su perfil de Facebook”, dijo el jefe de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim), Juan Fernández.

La denuncia, presentada por la madre de la niña junto a una profesora de su colegio, es por amenazas, ya que la víctima fue intimidada con presuntas agresiones e incluso con matar a su familia si no cumplía los retos.

Este no sería el único caso y de a poco empiezan a conocerse otros a lo largo del país.

Cómo detectar a tiempo

La sicóloga clínica Lorena del Río cree que existe un lado peligroso del uso de internet y las redes sociales del que los padres y madres deberían estar alerta. "Aunque suene cliché decirlo, es importante mantener una buena comunicación y fortalecer la confianza con tus hijos. Eso es lo que podría salvar una situación tan grave como llegar a querer quitarse la vida", explica.

"Los que son más propensos a caer en este tipo de 'juego' son niños o adolescentes que van quedando solos y se sienten solos internamente. Entonces si yo veo que mi hijo se aísla pese a todos mis intentos de acercarme, o noto que sus relaciones sociales ya no son las mismas o nunca se relacionó socialmente de manera adecuada, hay que poner mucho más ojo y estar más alerta", sostiene la especialista.

A su vez, el sicólogo Sergio Schilling advierte que en esta era de la información "estamos más desinformados, ya que fallamos como adultos en formar a adolescentes que analicen y hagan crítica de la información que reciben de las redes sociales y desde una pantalla de computador".

Para el profesional, los niños y adolescentes son influenciables "porque son incapaces de tener un pensamiento crítico. Como seres humanos, tenemos una estructura cerebral inmadura hasta los 30 años -las mujeres hasta los 20-, por lo que no somos capaces de inhibir  impulsos en esa etapa, se actúa sin pensar, porque las cosas no se evalúan bien, ya que no se ha desarrollado el cerebro completamente".

"Los más vulnerables son los niños o adolescentes que depende de las redes sociales, los que están sometidos a este intercambio de información a través de una pantalla, los que tienen menos contactos con sus padres o tienen poca comunicación, los que tiene estructuras familiares débiles,  los que están viviendo situaciones problemáticas donde les cuesta adaptarse -como quienes sufren de bullying- o niñas que están sufriendo trastornos, como los alimenticios", advierte el sicólogo.

Schilling explica que existen registros de suicidios imitativos desde la segunda mitad del 1700. Tras la publicación de la novela Las Penas del Joven Werther, de Johann Goethe, muchos jóvenes de la época empezaron a suicidarse replicando al protagonista. El llamado "Efecto Werther" tiene que ver con la idea de matarse por influencia de otros o por seguir a otros, como la ola de suicidios que se originó luego de que conocidos personajes como Marilyn Monroe y Kurt Cobain acabaran con su vida.

"Los adolescentes son más sugestionables a las ideas de otras personas porque están configurando su personalidad. Imitan a sus músicos favoritos o ídolos, y están en una búsqueda de tomar información de los otros", explica.

Por su parte Del Río sostiene que quienes caen en estos grupos o juegos son "personas vulnerables, con antecedentes depresivos, que se dejan influenciar por el resto, o una persona tímida que puede ser ampliamente influenciable porque no siente la habilidad para sociabilizar".

"Ésta es una etapa cuando empiezas a descubrirte y ese descubrimiento te empieza a gustar o a cargar, y además hay mucha comparación con respecto a los pares. entonces si a ti no te gusta lo que eres, hay una alta probabilidad de caer en estas conductas, de querer no estar, a querer desaparecer o de la autoagresión que es una forma de llorar, porque es tanto el sufrimiento que a través de la autoagresión sienten alivio", detalla la experta.

Por qué en secreto

La siquiatra Marcela Oyarzún advierte que los adolescentes "tienen creencias que van más alla de las advertencias, entonces siguen todo aquello que es prohibido y de que alguna manera es recomendado por otros adolescentes, como en una especie de complicidad que va más allá de que puede ser nocivo o no".

La profesional señala que hay que estar alerta en esta etapa de los hijos porque es "un grupo muy vulnerable y que es capaz de mantener secretos, alianzas y complicidades. Un adolescente va a llevar a otro a meterse en el juego y eso va a ser mucho más importante que cualquier cosa que se advierta en contra".

En esa línea también, Lorena del Río piensa en lo atractivo que resulta para los adolescentes este tipo de grupo. "Este componente que es lo oculto, el secreto que permite internet, y que tiene un enganche que tengo que ocultar porque es sólo para los que pertenecemos al grupo, es muy atractivo en esa etapa, por eso es tan peligroso", indica.

El cuidado entonces es para detectar a tiempo lo que está pasando en estos jóvenes que enfrentan una etapa complicada. "En la adolescencia, todos deben pasar por una crisis, una desorganización y rebeldía para saber quiénes son. Cambia cómo se relacionan con la familia, se descubren sus gustos. Es una crisis para empezar a desmarcarse de su familia y configurar su personalidad porque si no, no puede elaborar pensamientos que le sirvan para la etapa de adulto", explica Sergio Schilling.

"La opinión del resto es lo más importante, es el grupo de referencia donde sociabilizas, es tu manada, con quienes compartes la mayor parte de tu tiempo, entonces lo que piensen sobre ti es fundamental", agrega el especialista.

A su vez Del Río explica que "es una etapa de vida donde se sociabiliza con los pares mucho más, por lo tanto pasa a ser bastante extraño que alguien se vaya para dentro y esté más aislado y todas sus actividades sean ocultas y no podamos ver nada de lo que hace".

Por eso es importante preguntar a los hijos qué hacen en su tiempo libre y mantener una comunicación constante para no dejarlos solos ni propensos a que entren en estos juegos y grupos.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día