miércoles, 11 de diciembre de 2019 Actualizado a las 05:55

Comparó con un mono a una ex consejera de Barack Obama

Quién es Roseanne Barr, la mujer a la que le cancelaron su popular serie de TV por un tuit racista

por 30 mayo, 2018

Quién es Roseanne Barr, la mujer a la que le cancelaron su popular serie de TV por un tuit racista
Partidaria de Donald Trump, candidata a la presidencia por un partido ecologista, tan controversial como contradictoria, la actriz vio cómo su personaje político terminó con su personaje televisivo. Y esta no era la primera vez que expresaba abiertamente sus dichos racistas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Roseanne, una de las series de televisión más exitosas del año en Estados Unidos, fue suspendida para siempre en el espacio de unas pocas horas. La decisión fue tomada este martes por la mañana, luego de que su creadora y protagonista, Roseanne Barr, publicara un tuit ofensivo y racista. Desde que volvió a televisión, Barr ha tenido tanto éxito con el revival de su serie como ha provocado polémicas con el apoyo público al presidente Donald Trump, algo poco común en el mundo del espectáculo. "Este martes, su personaje político ha destruido a su personaje televisivo", escribieron con mucha razón en El País.

En el tuit, Barr se hacía eco de una de tantas acusaciones del universo de ultraderecha contra el presidente Barack Obama, en este caso centrada en la ex asesora presidencial Valerie Jarrett. Barr escribió: “Si los Hermanos Musulmanes y El planeta de los simios tuvieran un hijo: vj”. Jarrett es de origen iraní y de tez oscura.

"El mensaje de Roseanne en Twitter es abominable, repugnante e inconsistente con nuestros valores, y hemos decidido cancelar su programa", anunció en un comunicado Channing Dungey, presidenta de ABC Entertainment.

La decisión de ABC generó numerosas reacciones, incluida la del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que sin defender abiertamente a la actriz, escribió un mensaje sobre sus propios problemas con ABC: "Bob Iger de ABC llamó a Valerie Jarrett para dejarle saber que 'ABC no tolera comentarios como los hechos' por Roseanne Barr. Vaya, nunca llamó al presidente Donald J. Trump para disculparse por los HORRIBLES comentarios hechos y dichos sobre mí en ABC. ¿Quizá fuera que no recibí la llamada?".

Poco antes, la actriz había borrado el tuit inicial y había publicado otros dos. En uno decía: "Pido disculpas. Voy a dejar Twitter". Y en el siguiente se extendía más: "Pido disculpas a Valerie Jarrett y a todos los americanos. Siento de veras haber hecho un mal chiste sobre su política y su aspecto. Tenía que haber sabido que eso no se hace. Perdónenme, mi broma era de mal gusto".

Para entonces, Roseanne Barr era tendencia en todo Estados Unidos y las reacciones a su tuit, considerado racista, inundaban la red y las televisiones. Entre las respuestas, destaca la de la actriz Sara Gilbert, coprotagonista y productora ejecutiva de la serie, que ha escrito: "Los recientes comentarios de Roseanne sobre Valerie Jarrett, y sobre mucho más, son abominables y no reflejan las opiniones de nuestros actores o nuestro equipo o cualquiera relacionado con la serie. Estoy decepcionada con ella, como mínimo".

Gilbert interpreta a la hija mediana del matrimonio Conner, que forman en la ficción Roseanne Barr y John Goodman. Gilbert es una de las principales responsables de reunir a todo el reparto original y conseguir lanzar una nueva temporada de la serie dos décadas después de su último episodio, y actuaba como productora ejecutiva del show. Poco antes, la comediante Wanda Sykes, de raza negra, había anunciado que abandonaba el equipo de guionistas de Roseanne por el tuit de la protagonista.

Pero, ¿quién es Roseanne Barr? Solo los que no la conocen han puesto el grito en el cielo. Porque si hay alguien que siempre ha sido provocadora, esa es, precisamente, Roseanne Barr.

La propia Roseanne, la ficción que la hizo famosa desde que se estrenó en 1988 y la convirtió en estrella, la misma que ha vuelto a la parrilla de la ABC para ser fulminantemente cancelada, es de todo menos políticamente correcta. Su retrato de la clase obrera, doliente y esperpéntico, encajaba mejor en los años 80, década en la que no existían los escándalos virales. El escrito de la actriz es, indudablemente, racista y de mal gusto y ha hecho que muchos se pregunten quién es esta representación catódica de la esposa y madre norteamericana.

Llamada Roseanne Cherrie Barr, la estrella nació el 3 de noviembre de 1952 en Salt Lake City (Utah). Con tan solo 22 años se casó con Bill Pentland, un empleado de motel con el que tuvo tres hijos y experiencias que le acabaron sirviendo de inspiración para su serie. Si profesionalmente triunfó bien entrada en los treinta, en su vida personal acumuló fracaso tras fracaso amoroso justo a la misma edad. Divorciada de Pentland en 1990, unos días más tarde se casaba por segunda vez con el comediante Tom Arnold.

Un reportaje publicado por Vanity Fair en los 90, titulado La balada de Roseanne y Tom mostraba cuán apasionada (y original) era la relación. "Eres tan malditamente guapo. Te pareces a Mickey Rourke. Miras una foto de Mickey Rourke al revés y se parece a ti", le decía ella a él mientras los periodistas hacían su trabajo. Él, avergonzado ante una sesión de fotos en la que la actriz aparecía en minifalda, con peluca rubio platino y mascando chicle, aguantaba. Cuatro años más tarde, el matrimonio se fue, literalmente, a la porra.

En 1995, Roseanne se casó por tercera vez con su guardia de seguridad, Ben Thomas, y tuvo otro hijo. La pareja se divorció en 2002. Poco después, y a través de internet, conocería al que hoy es su pareja, Johnny Argent. Con él vivía tranquila en una granja de Hawai hasta que la televisión y su clásica serie la reclamaron de nuevo. Y no es que la actriz no haya hecho nada estos años, ya que también intentó meterse en política, coqueteando y postulándose como candidata a la presidencia de un partido ecologista y otro por la 'paz y la libertad'. "Quería mostrar lo difícil que es para cualquiera que no tenga 1 millón de dólares ni infraestructura poner su nombre en una papeleta electoral", explicaba ella misma en un documental que reflejó esos intentos de acceder a política titulado Roseanne For President!. La estrella de sitcom se mostraba tan comprometida con la clase obrera que refleja en su serie que fueron muchos los que elogiaron su ideario.

Este miércoles, toda América habla de Roseanne Barr y todo el mundo se pregunta por qué una mujer inteligente y admirada puede haber escrito semejante tuit. Son solo unos pocos, sin embargo, los que saben que siempre fue amante de la provocación. La última le ha costado una serie y varios disgustos.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día