miércoles, 18 de septiembre de 2019 Actualizado a las 01:41

Yo Opino

La corresponsabilidad parental nos hace felices

por 18 abril, 2019

La corresponsabilidad parental nos hace felices
Debemos avanzar en corresponsabilidad parental, en el reparto equitativo de las responsabilidades familiares, en especial el cuidado de los hijos, las labores domésticas del hogar y la atención de otras personas dependientes. De lo contrario, si las mujeres seguimos asumiendo la mayor parte de estas tareas seguiremos enfrentando solo nosotras las tensiones derivadas de la conciliación entre el trabajo remunerado, la vida familiar y personal.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Todos y todas necesitamos trabajar, pero quién y cómo se ocupa de las labores de cuidado mientras trabajamos, no siempre ha sido de interés público. Por mucho tiempo ha sido un problema que las mujeres hemos debido enfrentar y resolver solas, sin ayuda de los hombres, de quienes nos emplean ni del Estado. Esto es injusto e insostenible.

Debemos socializar el problema y las soluciones, si queremos garantizar que todos y todas puedan insertarse laboralmente sin afectar el cuidado de quienes están a nuestro cargo. Pero también debemos hacerlo si queremos ser felices, no es un asunto solo de justicia o de economía, es también una cuestión de humanidad, de felicidad.

Avanzar en corresponsabilidad parental, en el reparto equitativo de las responsabilidades familiares, en especial el cuidado de los hijos, las labores domésticas del hogar y la atención de otras personas dependientes, será mejor para nuestras familias y comunidades. Si las mujeres seguimos asumiendo la mayor parte de estas tareas seguiremos enfrentando solo nosotras las tensiones derivadas de la conciliación entre el trabajo remunerado, la vida familiar y personal.

Si mantenemos esa realidad, la brecha en participación laboral, nivel de ingresos y condiciones de trabajo seguirá siendo negativa para nosotras las mujeres, la mitad de la población mundial. Y si todas estas cosas siguen pasando, finalmente se afecta la sociedad entera, no solo las mujeres.

Por eso importa que hombres y mujeres asumamos por igual nuestras responsabilidades familiares, sobre todo hoy que las nuevas generaciones tienen una mirada distinta frente a los roles tradicionales y que las jóvenes sueñan con realizarse de igual forma que los jóvenes en todos los ámbitos de la vida.

Para la empresa se presenta entonces un desafío, no solo las trabajadoras demandan medidas de conciliación.

Los trabajadores también requieren hoy tiempo para sus hijos, jornadas y descansos que les permitan acceder a tiempo libre para estar con ellos en la semana y en vacaciones estivales, ir a dejarles o buscarles al colegio, asistir a sus reuniones de curso, llevarlos al médico y cuidarles en la enfermedad.

Para los padres trabajadores, como hasta ahora ha sucedido con las madres trabajadoras, las medidas de conciliación son cada vez más importantes, y han pasado a formar parte importante de la recompensa total por el trabajo que realizan para las empresas.

En este contexto se enmarcan recientes esfuerzos desde la academia como de círculos especializados en cuestiones de género, destinados a socializar la importancia de las medidas que pueden adoptar las empresas para promover el ejercicio de corresponsabilidad parental por padres trabajadores.

Con esa finalidad la Universidad Alberto Hurtado, en alianza con Fundación ChileMujeres publicará este mes un Manual de Corresponsabilidad Parental que alienta a las empresas a sumarse a este importante cambio en la forma como reaccionan a las demandas de medidas de conciliación y de apoyo al ejercicio de la corresponsabilidad parental que vienen de los trabajadores.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador