martes, 12 de noviembre de 2019 Actualizado a las 21:40

BRAGA

María Isabel Baeza y su lucha por la protección del medioambiente: “Mi interés partió por ayudar a mi comunidad”

por 10 octubre, 2019

María Isabel Baeza y su lucha por la protección del medioambiente: “Mi interés partió por ayudar a mi comunidad”
La presidenta de la junta de vecinos 4 - 7 Algarrobo Norte, María Isabel Baeza es reconocida en la localidad por su lucha contra el megaproyecto inmobiliario Arenamaris, del empresario Emil Sosman, la cual repercutió en demandas que llegaron hasta la Corte de Apelaciones de Valparaíso, con un fallo a su favor.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

María Isabel Baeza Nogues, vive hace 17 años en Algarrobo y es la actual presidenta de la junta de vecinos de Algarrobo Norte, cargo que ocupa desde el  2013 y que dejará en octubre de este año tras una extensa y emblemática gestión que "partió por ayudar a mi comunidad”.

En conversación con El Mostrador, Baeza comentó que su interés por la política vecinal fue gracias a la influencia de su madre, “ella siempre trabajó en ayudar a los vecinos, incluso formó un centro de madres el cual lleva su nombre. Yo siempre la he recordado en ese sentido, en cómo pudo ayudar a las personas”, comentó.

Hace poco María Isabel fue reconocida por su actuar en contra de la instalación del megaproyecto inmobiliario Arenamaris. “Maisa”, como la llaman sus cercanos, se negó a que un área verde terminara devorada por un edificio que el empresario Emil Sosman pretendía construir en el sector norte de la playa de Algarrobo. Los vecinos de la comunidad pusieron varias denuncias en distintas ocasiones debido al deterioro de las calles por el paso de camiones, a través de la única calle de acceso a su barrio y por el colapso que generará el futuro paso de automóviles desde y hacia el complejo inmobiliario en el sector.

La oposición a esta situación le trajo demandas por parte de la Inmobiliaria y de las autoridades locales, pero el apoyo que tuvo de los demás vecinos fue preponderante: “nuestros vecinos estaban espantados, pero sí nos ayudaron y apoyaron en todas las gestiones que nosotros hemos hecho, pusimos un letrero a la entrada en un sitio privado que pertenece a una persona privada, que decía que nos oponíamos al paso de los camiones”, señaló.

La demanda interpuesta en su contra por el empresario a cargo del megaproyecto Emil Sosman, consistía en un recurso de protección contra la junta de vecinos por el letrero puesto por ellos, demanda que finalmente perdió. “Estábamos en nuestro derecho, nosotros no estábamos interrumpiendo el paso de los camiones, solo habíamos puesto un letrero y la corte de apelaciones estimó que no había caso para eso”, mencionó Baeza.

En el caso de la demanda realizada por las autoridades locales, fue por instalar estos letreros que advertían a los vecinos sobre el grave peligro que significaba que todo el sector contara con solo una vía de evacuación en caso de tsunami.

Pese a esta última demanda, María Isabel cuenta  que  su relación con el municipio es buena, con excepción de cuatro concejales, quienes originaron la demanda. "Fuimos a la Corte y solo se hizo rectificar un poco la información del letrero, para que fuera igual a los de la Onemi, también estaban en un sitio privado y bueno Los abusos se producen porque desgraciadamente siempre se protege a las inmobiliarias”.

Finalmente, la presidenta de la junta de vecinos 4 - 7 de Algarrobo Norte, luego de recibir el peso de las dos demandas salió airosa, pues la Corte Suprema le dio la razón ganando el caso contra la inmobiliaria y por su parte, el Juez de Algarrobo, le ordenó modificar levemente los letreros en cuestión y cerró el caso.

María Isabel  actualmente está dedicada a cuidar el medioambiente: “en este momento, nuestra gran preocupación como vecinos, es que como no ha llovido prácticamente nada, tenemos calles de tierra y tenemos una contaminación de polvo en suspensión terrible. Estamos viendo con el municipio qué podemos hacer para paliar un poco eso. Es una playa muy concurrida los fines de semana, y eso trae una cantidad de vehículos que nos hace mucho daño”,  y agrega que, como comuna han tenido problemas con Esval, la empresa a cargo del agua en Algarrobo, por “que está contaminando la bahía”.

Así es como esta dirigenta continúa su lucha en el cuidado del medioambiente, y no cabe duda que seguirá defendiendo los espacios naturales de su comuna frente a esas y otras empresas que destruyan el sector.

 

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día