viernes, 30 de octubre de 2020 Actualizado a las 10:07

BRAGA

Escuela católica de Santiago es sancionada por caso de homofobia contra un niño de sexto básico

por 22 enero, 2020

Escuela católica de Santiago es sancionada por caso de homofobia contra un niño de sexto básico
El caso conmocionó al país el año pasado, cuando se reveló que 20 compañeros de curso de un niño de sexto básico lo insultaron y atacaron. El menor relató los episodios de violencia que sufrió por medio de un dibujo donde identificó a sus agresores y qué le dijeron, agregando un mensaje de auxilio, pero la dirección del colegio no hizo nada al respecto. En esa ocasión los padres del estudiante retiraron al niño de la Escuela San Lázaro de la Salle para garantizar su integridad y seguridad, ahora meses más tarde el recinto educacional fue sancionado por la Superintendencia de Educación por los episodios homofóbicos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los hechos ocurrieron en agosto del año pasado, donde un niño de sexto básico sufrió episodios de violencia homofóbica por parte de 20 de sus compañeros de curso, quienes lo insultaron y atacaron. En esa ocasión el menor relató los abusos que sufrió en un hoja, donde identificó a sus agresores y qué le dijeron, agregando un mensaje para que lo ayudaran, sin embargo, la dirección del colegio no hizo nada y el menor fue retirado de ese establecimiento educacional por sus padre como una medida de protección.

Según informó el Movimiento de Integración y Liberación (Movilh), tras cuatro meses de investigación, la Superintendencia de Educación sancionó a la Escuela San Lázaro de la Salle por los violentos episodios homofóbicos que sufrió el menor, sin que el establecimiento adoptara las medidas necesarias para paliar el daño causado.

Por medio de una comunicación dirigida a la madre del menor afectado, la Superintendencia de Educación afirmó que “se logró establecer que el establecimiento incurrió en infracción”, por lo que “el establecimiento no garantiza un justo proceso que regule las relaciones de los miembros de la comunidad escolar, motivo por el cual la autoridad regional impuso la sanción de multa al sostenedor”.

La madre y el padre del niño, se mostraron contentos con la medida, mientras que en paralelo iniciarán junto al Movilh acciones legales contra el establecimiento.

"Expresamos nuestra alegría y satisfacción de que el fallo haya sido en favor de nuestro hijo. Ha sido un camino largo y tormentoso para todos nosotros y esta noticia nos da la convicción y la esperanza de que los niños homosexuales en este país no se encuentran desvalidos”, dijeron los padres.

Sin embargo, añadieron que “estamos conscientes de que éste es un proceso que aún no ha acabado y que ahora más que nunca no debemos bajar los brazos. Lucharemos con más fuerza para seguir defendiendo a nuestro hijo y tenemos la fe de que esto servirá de ejemplo para muchos padres que por diversos motivos han visto el dolor en los ojos de sus hijos cuando se trata de orientación sexual”.

“Ahora viene un lucha judicial que esperamos tenga similar resultado para que nunca más seamos testigos de abusos contra niños LGBTI y para que nunca más cuerpos directivos, como el de la Escuela San Lázaro de la Salle, dejen en el abandono, la desprotección y a merced de los atropellos de los derechos humanos a sus estudiantes”, señaló el vocero del Movilh, Oscar Remetería.

Caso de homofobia en sexto básico

Por meses este menor fue discriminado por sus compañeros por su orientación sexual, según informó el Movilh, los niños lo insultaban diciéndole “marica y maricón”, lo agobiaban constantemente, sin dejarlo siquiera comer tranquilo, ya que le lanzaban comida en la cara y lo molestaban incluso cuando iba al baño, además lo golpeaban.

En esa ocasión la madre del niño pidió apoyo al colegio, pero el niño nunca habría recibido la ayuda necesaria. La gota que rebalsó el vaso fue cuando ocurrió un episodio de violencia mayor, donde el 1 de agosto 20 de sus compañeros lo amenazaron y lo insultaron, persiguiéndolo por el colegio gritándole que “había que pegarle al maricón”, todo esto en el contexto donde un docente le encomendó al niño que cuidara la llave de la de clases en horario de almuerzo, ahí sus compañeros le pidieron que abriera la puerta antes de tiempo y, al negarse a ello,  fue víctima del episodio de bullying.

Después de este episodio el niño escribió en una hoja de cuaderno  los nombres de sus compañeros que lo atacaron y qué le dijeron, añadiendo un mensaje de ayuda diciendo “por favor hagan algo”. Al no actuar la escuela, los padres del menor decidieron retirarlo y el niño debió cerrar el año con exámenes libres.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día