martes, 29 de septiembre de 2020 Actualizado a las 14:42

BRAGA

Histórico: por primera vez fallo legal reconoce a dos madres lesbianas en Chile

por 8 junio, 2020

Histórico: por primera vez fallo legal reconoce a dos madres lesbianas en Chile
De acuerdo al fallo pronunciado este lunes 8 de junio por el Segundo Juzgado de Familia de Santiago, Emma de Ramón fue reconocida legalmente como madre del hijo que tiene con su conviviente civil, Gigliola Di Giammarino.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Por primera vez en la historia de Chile, un tribunal declara que una familia compuesta por dos mujeres que participaron de una técnica de reproducción asistida deben ser reconocidas legalmente como madres de su hijo. Con esto se logra que el niño tenga el reconocimiento y protección de los mismos derechos que gozan los hijos nacidos en familias heterosexuales.

La pareja, compuesta por Emma de Ramón y Gigliola Di Giammarino, celebró su unión civil en 2015, y al año siguiente se sometió a una técnica de reproducción asistida para tener un hijo en común, sin embargo, al momento de intentar inscribir al niño como hijo de ambas en el Registro Civil, el servicio se negó, quedando en el registro como madre solo Gigliola Di Giammarino.

El histórico dictamen constituye una resolución inédita en nuestro país respecto a los derechos de las familias homoparentales y lesbomaternales, estableciendo que “el deber del Estado chileno es otorgar protección, sin discriminación, a todas las formas de familia que existan, y esforzarse por integrarlas a la vida nacional. Para ello, es esencial que el estado civil de un hijo que nace y crece en una familia encabezada por personas del mismo sexo, que han expresado voluntad de procrear, coincida con su filiación legal y se vea reflejada en sus documentos de identificación”.

Respecto de la sentencia, Emma de Ramón, archivera nacional y directora de Fundación Iguales que a partir de ahora es reconocida legalmente como madre de su hijo y estará inscrita como tal, declaró que “este niño ha sido mi hijo del alma y del corazón desde el día en que nació y lo seguirá siendo hasta el día en que yo muera, pero con esta sentencia algo cambió: ahora soy su madre ante el Estado, con las mismas obligaciones hacia él que cualquier otra madre, como debería ser para todas las madres y padres, hijos e hijas, sin importar la familia que hayan constituido”.

La estrategia judicial estuvo liderada por el abogado, director y expresidente de Fundación Iguales, Juan Enrique Pi, quien junto al director jurídico de la institución, Jorge Lucero, representaron a Gigliola Di Giammarino; mientras que Emma de Ramón fue representada por la abogada Claudia Sarmiento, del estudio jurídico Sarmiento & Walker Abogados.

Sobre el fallo de la causa iniciada el 31 de diciembre del año pasado, Juan Enrique Pi declaró que “este es un triunfo histórico para las familias diversas, es un paso más en su reconocimiento y protección. Con esta sentencia, el Estado ha ratificado que las parejas del mismo sexo somos familia, y tanto la pareja como sus hijos merecen la misma protección ante la ley”. “Celebramos que sean los tribunales de familia los que defienden y protegen los derechos del niño, mientras nuestro Tribunal Constitucional cierra los ojos a la realidad y a la jurisprudencia internacional de Derechos Humanos”, agregó Pi.

En tanto el dirigente del Movilh, Ramón Gómez, señaló que este “es un fallo histórico, que marca un nuevo rumbo en la lucha hacia igualdad de las familias homoparentales. Nunca antes se había reconocido la existencia de dos madres. Apenas habíamos conseguido la inscripción de los apellidos de dos madres o dos padres, pero jamás el recocimiento de ambas figuras. Hoy el interés superior del niño, en este caso el de Attilio, ha triunfado y, tras este avance, seguró vendrán muchos más”.

Finalmente desde Familia es familia señalaron que, "como madres lesbianas, estamos muy felices por Attilio, el hijo de Emma y Gigliola, dado que, finalmente, su hijo tendrá el derecho de ser legalmente reconocido como tal, como hijo de ambas. Valoramos la decisión de la jueza Macarena Rebolledo, porque la magistrada hizo lo que ninguna jueza, ni juez ha tenido la decencia de hacer, y es de trabajar en función del verdadero interés del niño, niña, niña y adolescente, dejando de lado el adultocentrismo heterocispatriarcal, que hace todo lo contrario y le niega esa posibilidad a niños simplemente por discriminar a sus madres por su orientación sexual o su identidad de género. Entonces, queremos expresar que estamos muy contentas por su hijo Attilio y por sus madres Emma y Gigliola".

Por otro lado, "hay que decirlo, esto no resuelve la filiación de todes les hijes y esto es un llamado directo a las Senadoras y Senadores que hoy en día y por los últimos 4 años, han dilatado la discusión sobre nuestro proyecto de ley que busca regular la filiación de hijes de familias lesbomarentales, transparentales y homoparentales, Boletín N° 10626-07, que fue puesto en tabla varias veces, pero que no ha sido votado en general para su discusión en particular en la Comisión de Infancia".

"Nuestro proyecto, que presentamos junto a las Agrupaciones Lésbicas Rompiendo el Silencio, Visibles y con Corporación Humanas, busca solucionar esta grave vulneración de derechos para todes les hijes que son de familias disidentes y sin condicionar su derecho de filiación al matrimonio. Le exigimos al Senado a usar la misma fuerza y convicción que tuvieron por el proyecto de matrimonio igualitario, que, en medio de la revuelta social, fueron capaces de sesionar extraordinariamente para votarlo en general y les exigimos que tengan la misma convicción para sesionar y votar por nuestros hijos, hijas e hijes, para ver avanzar el proyecto a su discusión particular y que siga su tramitación", enfatizaron desde Familia es familia.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día