lunes, 25 de octubre de 2021 Actualizado a las 01:04

Yo opino

Niñas en las TIC: querer es poder

por 22 abril, 2021

Niñas en las TIC: querer es poder

Créditos: Foto de ThisIsEngineering en Pexels

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Muchas veces el camino de la ciencia y la tecnología no es fácil, si desde niñas nos dicen que nuestras capacidades son distintas a las de los hombres.

De acuerdo a la revista Science de 2017, debido a los estereotipos las niñas comienzan a auto percibirse como menos brillantes o inteligentes que los niños desde los seis años de edad, particularmente en el área de las matemáticas, lo que repercutirá en sus decisiones a futuro.

Por ello, demostrar que las mujeres podemos ser líderes en esta área es una de mis inspiraciones para seguir esta carrera. Desde niña me interesaba todo lo que estaba pasando con el cambio climático y la escasez de recursos, y busqué una forma de hacer algo para remediarlo.

Si desde pequeñas crecemos en un entorno que no facilita ni abre puertas para que las niñas entren en el mundo de la tecnología, menos mujeres podrían interesarse en escoger este camino y esta brecha de género se hace más difícil de acortar.

Cuando me han preguntado si ha sido difícil ser mujer en el mundo científico y los negocios, pienso que, por el contrario, ser mujer hoy en día es una ventaja si se tienen el conocimiento y las herramientas.

Según la ONU, el empoderamiento de las mujeres estimula la productividad y el crecimiento económico. La equidad de género atrae talentos y un mejor ambiente laboral en las organizaciones, al mismo tiempo que al estar en las directivas mejora el desempeño de las compañías.

Pero si desde pequeñas crecemos en un entorno que no facilita ni abre puertas para que las niñas entren en el mundo de la tecnología, menos mujeres podrían interesarse en escoger este camino y esta brecha de género se hace más difícil de acortar.

Haber logrado estar a la cabeza de una startup de tecnología, ciencia e innovación como Protera, desarrollando nuevos ingredientes en base a proteínas con Inteligencia Artificial, ha sido el resultado de un tremendo esfuerzo y un gran auto aprendizaje.

Muchas jóvenes no se atreven a adentrarse en el mundo de la tecnología o el emprendimiento porque se ve como algo muy distante, no tenemos muchos modelos a quienes seguir, lo que crea una barrera difícil de romper. De hecho, sólo 1 de cada 4 matrículas de áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM) son de mujeres, según el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género.

Pero gracias a la autodeterminación y al apoyo de mi madre, que siempre me inculcó la idea de estudiar y desarrollarme en lo que yo decidiera, entendí que podemos expandir nuestras ideas más allá de las limitaciones que existen o que incluso nosotras mismas nos imponemos. Lo que hace falta es tener confianza y seguridad en que estamos igual de preparadas que cualquiera para un mismo propósito.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador