lunes, 18 de octubre de 2021 Actualizado a las 11:30

BRAGA

Representación de las mujeres en la TV: ¿mayor participación lograría derribar los machismos y estereotipos que se evidencian en esa plataforma?

por 19 mayo, 2021

Representación de las mujeres en la TV: ¿mayor participación lograría derribar los machismos y estereotipos que se evidencian en esa plataforma?
A propósito del momento histórico que vive el país en materia de género, ante el hecho de la redacción de una nueva Constitución escrita por primera vez en todo el mundo bajo un régimen paritario, El Mostrador Braga quiso abordar el tema de la participación de las mujeres en otros ámbitos y reflexionar en torno a si más participación logrará romper con los cánones de inteligencia, belleza y juventud en los medios de comunicación o si se necesitan otros factores para transformar y romper con los machismos y estereotipos de género evidenciados en la TV. Para abordar estos temas, El Mostrador Braga conversó con la decana de la Facultad de Comunicaciones y letras de la UDP, Marcela Aguilar, quien comenta que “me parece positivo que haya más mujeres en pantalla, más allá que la cuota numérica o la paridad de género sea una solución de nada, no es algo que resuelva el problema de los estereotipos de género en la televisión”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este fin de semana, mientras se transmitían por televisión los comicios constitucionales 2021, polémica en las redes sociales generó la pregunta que una periodista realizó a la dirigente del colegio médico Izkia Siches en su llegada a sufragar “¿Cómo se organizó hoy día?, ¿con quién pudo dejar a su guagüita para venir a votar?”.  “A mi marido le ha tocado, esta es la primera actividad que hago fuera de mi casa, así que usted comprenderá que hay toda una logística detrás, para mí es muy satisfactorio poder participar como todas las chilenas y chilenos”, contestó Siches.

Ejemplos como éste, es sólo uno de los tantos que evidencian la existencia de estereotipos de género profundamente arraigados en la televisión.

En un Chile que se ha destacado a nivel mundial por ser el primer país que escribirá una Carta Magna en paridad, nos preguntamos si las estaciones televisivas han hecho eco de las demandas de género en el cambio social y cuáles son los estereotipos que aún se encuentran presentes en los medios. Para abordar estos temas, El Mostrador Braga conversó con la decana de la Facultad de Comunicaciones y letras de la UDP, Marcela Aguilar, quien analizó la representación femenina en la televisión.

“Me parece positivo que haya más mujeres en pantalla, más allá que la cuota numérica o la paridad de género sea una solución de nada, no es algo que resuelva el problema de los estereotipos de género en la televisión (…) Yo creo que el estallido social, los efectos del 8M con el movimiento feminista y la movilización social han sido recogidos de alguna manera por los medios, creo que se dieron cuenta de que a la gente les interesaba la información, les interesaba la realidad y les interesaba también una visión más diversa de lo que estaba pasando en la sociedad chilena”, expresa la académica en esta entrevista.

¿La gran ola feminista llegó también a la televisión?

A partir de la ola feminista que logró instalarse con fuerza en tierra chilena, irrumpe una nueva imagen de las mujeres que está más en línea con las transformaciones sociales y la instalación de problemáticas, que buscan reivindicar sus derechos ante un proceso de construcción de una nueva sociedad más diversa, en que las mujeres son parte en la nueva toma de decisiones a nivel político.

Estas exigencias han sido reflejadas en las editoriales de los medios de comunicación y hoy es casi ir contra del sentido común no considerar a las mujeres y las diversidades sexuales en sus pautas: “creo que la demanda de la sociedad por información y no tanto por contenidos de evasión de la realidad, obligó a los canales a incorporar en su programación estos temas”, indica Aguilar.

Agregando que, “también se dieron cuenta de que había una oportunidad de llevar a la TV gente que no había sido parte, que no estaba formada o no seguía estos cánones que se habían establecido en las últimas décadas sobre qué personas eran apropiadas para la televisión y empezaron a recurrir a mujeres que no estaban en TV porque no cumplían con estos ‘estándares’ o porque su formación era otra o porque no les interesaba y apareció por ejemplo Mónica González o Alejandra Matus, que es una persona que ha hecho toda su carrera sobre todo en prensa escrita e investigación”.

Inteligencia, belleza, juventud: algunos cánones para las mujeres en TV

Respecto de este giro que han experimentado algunas estaciones televisivas incorporando nuevos rostros y posicionándolos como lideresas de opinión, como es el caso del programa Pauta Libre o Tolerancia Cero en que han incorporado a destacadas e incisivas periodistas de investigación en su pauta programática, la académica UDP repasó algunos de los hitos que han definido la lógica en que los medios de comunicación han actuado en las últimas décadas, los que justamente han aportado al establecimiento de ciertos cánones con los que las mujeres han debido cumplir.

“Primero en Chile hay como una tradición del periodismo televisivo que tuvo grandes mujeres panelistas, siempre ha habido periodistas destacadas, lo que pasa es que yo creo que cuando se inició la televisión más comercial y la lógica furiosa del raiting, comenzó a haber una cierta homogenización del perfil de mujeres en los programas informativos y en programas misceláneos y eso es algo que la gente reconoce super claramente”.

“Hay una encuesta de este año del CNTV en que la gente dice ‘sí, las mujeres están en más programas de espectáculos, misceláneos y menos en programas políticos, en programas de actualidad, super poco como entrevistadoras y como panelistas, como mujeres que opinan, luego sí hay muchos más hombres en ese ámbito”, comenta sobre los datos del CNTV.

En este sentido, la decana de comunicaciones UDP considera que es una percepción real que se encuentra anclada en cómo los medios han perfilado a las mujeres que participan en uno o en otro tipo de programas, cumpliendo la lógica de que “para el programa informativo fue súper dominante el perfil de mujer joven que además de cumplir con ciertos estándares de calidad profesional, tenía que cumplir con estándares estéticos”, tarea compleja para las fichadas, puesto que en palabras de Aguilar éstas debían ser “impecables en términos de apariencia y también en los de estilo”.

“Cosa a la que los hombres nunca se vieron obligados”, apunta sus dardos, “la televisión siempre ha permitido una mayor diversidad en las apariencias de los hombres, no así en la de las mujeres”, expresa.

Otro factor de exigencia a las que han estado sometidas nuestras congéneres son las exigencias de juventud, “un hombre podía ser conductor de noticias o panelista siendo mayor, teniendo canas, en cambio las mujeres tenían que ser o verse muy jóvenes, que es algo que no pasa en la televisión de otros países como Estados Unidos, ahí ves conductoras mayores y es porque la sociedad también es así, es heterogénea”, indica.

Para finalizar este punto, la académica comenta sobre la dificultad de cumplir con todos los cánones establecidos, “no sólo estéticos, si no también de calidad profesional y qué decir de los programas misceláneos… ahí tenías que ser la súper modelo, salvo gente que ya estaba validada por su experiencia como es el caso de Pamela Jiles, donde se origina el modelo de ‘la abuela’ que era esta persona mayor que el resto de las panelistas”.

La sanción social a las mujeres que asumen un papel más duro

“Hay un tema con la agresividad de la mujer que es súper resistido”, propone Marcela Aguilar, “las encuestas de Wikén que hacen con JFK y Adimark sobre rostros de televisión, muestran que se valora mucho la simpatía y se castiga un poco la agresividad que en el fondo es este modo muy directo, de contra preguntar o arrinconar al entrevistado, ha habido mujeres que han sido muy criticadas por eso, y se les ha tratado como que tienen un estilo ‘agresivo’”, comenta.

Y es que uno de los estereotipos que han contribuido a mantener la agenda de la mujer en el espacio privado, ha sido el de “calladitas se ven más bonitas”. En este sentido la académica opina que la sociedad ha sancionado a las mujeres que han asumido un papel más duro para hacer periodismo.

“Yo creo que hay que asumir que la sociedad chilena también está en un proceso de cambio y también hay distintas percepciones en el público y hay un segmento grande que sigue creyendo que estas personas son muy duras, de hecho he visto comentarios de personas en redes sociales que critican ‘miran no los dejan ni respirar’ ‘le preguntaba y le preguntaba’ y uno dice, pero bueno, el papel del periodismo es ser inquisitivo, es tratar de buscar la información y no permitir que la gente esté cómoda, no es la comodidad del entrevistado nuestra principal preocupación”, puntualiza.

Abolir los estereotipos de género en todos los sentidos

Retomando el ejemplo del comentado programa de actualidad que reúne a destacadas mujeres del periodismo de investigación como la premio nacional Mónica González, Alejandra Matus, Mirna Schindler, Paula Molina y Yasna Levín, la decana de comunicación y letras UDP estima que “es una buena señal que existan paneles como el de pauta libre en el que lo menos que se espera es que sean directas al entrevistar, de alguna manera se les autoriza socialmente para hacer esto” y pregunta “Ahora ¿será ésta la excepción que confirma la regla?, ¿será que a estas mujeres se les acepta esto, pero se les sigue cuestionando a otras mujeres?”.

Y para finalizar, señala que “esperaría que se admitan distintos tipos de mujeres en la televisión, mujeres diversas en estilos, apariencias, modos de ser, mujeres que se parezcan a una. Siempre va a ser positivo para la sociedad y para las niñas que están creciendo tener muchos más modelos disponibles en los medios de comunicación. Siento que Chile ha ido cambiando en muchos aspectos si tú ves el ejemplo del caso de la diversidad sexual, hace diez años mucha gente estaba en contra de la paternidad homoparental y ves las encuestas de ahora y es totalmente distinto, eso me parece súper importante”.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día