martes, 27 de septiembre de 2022 Actualizado a las 03:57

BRAGA

Luz Vidal: “Una de las formas de violencia que queremos erradicar es que el trabajo no sea esclavizante para las mujeres”

por 11 agosto, 2022

Luz Vidal: “Una de las formas de violencia que queremos erradicar es que el trabajo no sea esclavizante para las mujeres”

Créditos: Foto de Agencia Uno

La subsecretaria de la Mujer y la Equidad de Género, Luz Vidal, conversa con El Mostrador Braga acerca del diagnóstico del Ministerio y los planes que implementarán en caso de que se aumente el presupuesto disponible especialmente para el SernamEG, el cual es el brazo ejecutor de las políticas públicas que desarrolla el Ministerio de la Mujer y la EG como parte del comité político. Para Vidal, conseguir este aumento es fundamental, puesto que recibieron un servicio que funciona a duras penas, sosteniéndose principalmente en el compromiso que los y las funcionarias entregan trabajando en condiciones precarizadas. “Yo he encontrado funcionarias/os que ejecutan hasta cuatro programas a la vez. Ellas tienen que fiscalizar, pero en regiones aisladas, donde los espacios de trayectos son bastante largos, muchas veces faltan recursos incluso para que se puedan movilizar”, explica.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG) nace en 1991 (exSernam) con el propósito de promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. El enfoque estaba orientado principalmente en otorgar más herramientas que las ayudaran a ser más independientes económicamente.

Sin embargo, no es hasta el primer gobierno de Michelle Bachelet en 2016, cuando se crea el Ministerio, que la institución vivió una verdadera revolución, ampliación y empoderamiento en sus funciones, recuerda la historiadora UDP Hillary Hiner.

La Violencia Contra la Mujer (VCM) es una de sus principales áreas de acción, cuentan en la actualidad con 43 casas de acogida, 113 centros de la mujer, 16 centros de reeducación de hombres, 1 casa de acogida de trata de mujeres, 3 centros de atención y reparación de violencia sexual, 1 centro de representación jurídico en centro de medidas cautelares, 7 centros de atención reparatoria, 1 dispositivo de apoyo de enlace atención psicosocial continua y 1 centro de la mujer sorda.

Este 2022 nuevamente tiemblan las bases, y es que el crecimiento exponencial que ha tenido tiene un importante déficit presupuestario. El SernamEG ya no abarca solo lo laboral, sino que avanza desde un enfoque multidisciplinario, la lucha contra la violencia de género, además del apoyo a la mujer y las diversidades en distintas áreas de acción.

Precisamente sobre este tema conversó con El Mostrador Braga, la actual subsecretaria de la Mujer y la Equidad de Género, Luz Vidal. Su nombramiento durante marzo fue en sí mismo una fuerte señal de cambio en los cimientos, ya que Vidal no es una mujer cuya expertiz venga desde la academia, sino que se origina en la experiencia en carne propia: feminista, trabajadora doméstica, dirigenta sindical, política y activista mapuche, son algunos de los elementos que la diferencian.

“Mi rol aquí a veces un poco cuestionado, pero a mí el haber estado desde la calle me permite traer otras herramientas, el haber sido una usuaria del servicio, dirigenta sindical y, hoy día, estar cumpliendo un rol de autoridad, me permite tener una mirada global de cómo hay que hacer conjugar a los equipos para que puedan funcionar y dar respuesta”.

Para Vidal, eso es lo importante, dar respuestas oportunas y dignas. “Yo cuando hablo con los funcionarios les digo eso, que no puedo olvidar que fui usuaria del servicio y solicité respuestas, hoy que soy autoridad entiendo por qué no la obtuve, y eso es porque los recursos son pobres, son pocos. Entonces, aunque los funcionarios quieran hacer muchísimo más, no tienen ese apoyo”.

La subsecretaria recuerda con tristeza que durante el periodo presidencial anterior se les denominaba muchas veces la “grasa del Estado”, y ostentan un triste ranking, “estamos en el cuarto lugar entre los servicios con menor financiamiento”, revela.

Vidal transparenta que urge este cambio e inyección de capital, porque recibieron un SernamEG muy maltratado, con profesionales trabajando a honorarios, con una sobrecarga en sus tareas que roza la explotación laboral, en donde muchas veces los recursos no les alcanzaban ni para financiar los traslados en terreno que son la columna vertebral del rol de este servicio nacional.

“Yo he encontrado funcionarias/os que ejecutan hasta cuatro programas a la vez. Ellas tienen que fiscalizar, pero en regiones aisladas, donde los espacios de trayectos son bastante largos, muchas veces faltan recursos incluso para que se puedan movilizar”, explica.

De hecho, el cargo de Directora Nacional y seguidamente el de Subdirectora Nacional, ambos estaban vacantes y con subrogancias que habían perdurado por largo tiempo, lo que afectaba la gestión. Recientemente, el martes 9 de agosto, tras revisar más de 200 postulaciones, el Presidente Gabriel Boric nombró a la psicóloga Priscilla Carrasco Pizarro como Directora.

Necesario financiamiento

Una de las formas de violencia que están tratando de erradicar, sobre todo con las mujeres, es que el trabajo no sea esclavizante, que les permita no competir, sino que compatibilizar su vida familiar con la laboral. “Si lo predicamos y queremos, no podemos hacer que nuestras/os funcionarias/os no tengan esa condición”.

Por ello, recalca que se necesitan más recursos humanos y financieros. Esperan lograr mayor coherencia entre su trabajo y el presupuesto que se les asigna para lograrlo. “No se trata de un crecimiento presupuestario improvisado, como Ministerio participamos en un piloto destinado a fortalecer el vínculo entre la planificación estratégica, el ciclo presupuestario, la oferta programática pública y la función de evaluación, desarrollado por la Dirección de Presupuesto y Segpres”.

A partir de este trabajo han definido un financiamiento expansivo, destinado a mantener y mejorar calidad y cobertura de la oferta programática.

Desde el Ministerio “hemos hecho un esfuerzo especial con la División de Políticas de Igualdad para potenciar el trabajo de transversalización, para incorporar el enfoque de género en todas las políticas y programas del Estado. Esta es la división que, además, articula el trabajo con el sector privado en mesas destinadas a lograr avances en diversidad y promover acciones para lograr recuperar y mejorar las condiciones de trabajo de las mujeres”. Para Vidal, en esta división está el corazón de la misión del MinMujerEG.



Para seguir manteniendo su oferta programática, el presupuesto 2023 del SernamEG proyecta fortalecer el enfoque preventivo del sistema, destinado a dar respuesta desde el Estado a la violencia de género, mejorar la coordinación de las instituciones que participan de la atención de las denuncias (ruta crítica), simplificar el sistema de denuncia y el acceso a dispositivos de atención, protección y reparación, robusteciendo la calidad de la oferta de los centros de atención a las víctimas.

De aprobarse el presupuesto, para los programas de atención, protección y reparación de víctimas de violencia contra la mujer, la ruta a seguir es la siguiente:

En primer lugar, fortalecer los equipos profesionales de las áreas que cuentan con mayor demanda de atención a nivel nacional. Luego, se halla la creación de dos nuevos Centros de Violencia Sexual, uno en la Región Metropolitana y otro en el Norte (ciudad a definir), dada la alta demanda de atención de violencia sexual en esas zonas.

En tercer lugar, la creación de una nueva Casa de Acogida por Trata de Personas y Migrantes en situación de explotación en el norte. "Hay que preocuparse de que las personas que están habitando esos lugares no se vean dañadas por esta migración, pero también que las personas que están ingresando, puedan tener respuesta, porque la situación de trata de personas está siendo bastante compleja en el país", explica.

Como cuarto elemento se hallan los bienes y servicios que se destinan a atender la línea de violencia contra la mujer: mejorar el lugar donde son atendidas, “ya que se han deteriorado con el tiempo”, puntualiza la subsecretaria.

Para el Ministerio, es preocupante la calidad y pertinencia de la respuesta frente a las denuncias y/o petición de apoyo a víctimas, “por eso tenemos que contar con una dotación de profesionales adecuada y mejorar los procesos de la ruta crítica”.

Finalmente, que el Ministerio haya sido incorporado al comité político, es para la subsecretaria estar allí acompañando al presidente en la realización de las políticas públicas, “porque el Presidente Boric ha dicho súper claro que este es un gobierno feminista y que desea que todas estas políticas lleguen con esa perspectiva”.

Agrega también que la ministra Orellana “sin duda que es una gran activista que participa mucho con las organizaciones civiles. Yo misma vengo de allí, entonces seguimos ese trabajo con los sindicatos, con los grupos feministas”.

Es por ello que es para la autoridad es tan importante lograr este crecimiento porcentual, y que la ciudadanía sepa los lineamientos que volverían más robusta la institución. “Nuestra petición está justificada y es importante para responder a los desafíos de nuestro gobierno feminista”, concluye Vidal.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día