miércoles, 25 de mayo de 2022 Actualizado a las 19:00

BRAGA

Más que una cifra: la mayoría de las mujeres víctimas de femicidio en 2021 tenían medidas cautelares o denuncias previas contra los asesinos

por 7 enero, 2022

Más que una cifra: la mayoría de las mujeres víctimas de femicidio en 2021 tenían medidas cautelares o denuncias previas contra los asesinos

Créditos: Foto: Marcos Maldonado / Agencia Uno

Esta jornada, en memoria de las víctimas, El Mostrador Braga recuerda los casos, nombres e historias de aquellas mujeres a quienes femicidas les arrebataron la vida. Y es que ni la edad ni las denuncias previas, como tampoco el aviso a vecinos y vecinas, resultaron suficientes para resguardar la vida, dignidad y derechos de todas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Según datos del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género (MinMujeryEG), durante 2021 ha habido 44 femicidios consumados y 163 intentos frustrados. Solo en la Región Metropolitana la cifra alcanza los 180 femicidios entre el 13 de enero de 2010 y el 31 de diciembre de 2021.

Al respecto, la directora nacional (s) del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG), Vannina Masman León, comentó que una de las cosas en las que están trabajando fuertemente es en este importante número de mujeres víctimas de femicidio frustrado y consumado, que tenían medidas cautelares "o un proceso de denuncia previo que muchas veces ya se había tomado desde la justicia", dijo a Mega Plus.

Este semestre, al igual que los anteriores, en memoria de las víctimas El Mostrador Braga recuerda sus casos, nombres e historias, porque cada una de aquellas mujeres víctimas de la cultura machista aún imperante en nuestro país es más que un número. Para ello, el siguiente recorrido cruza información entregada tanto por la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres como por el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género.

Junio

Willianyis Rojas Rosales, de tan solo 17 años, fue asesinada el 26 de junio en Arica. El responsable fue su pareja, Eugenio Amado Ugarte Dávila, con quien esperaban un hijo. El agresor, luego de propinarle heridas en distintas partes de su cuerpo, huyó y hasta el día de hoy continúa prófugo. La Defensoría de la Niñez se querelló en contra del femicida, utilizando la Ley Gabriela.

Julio

El día 20 de julio, en Copiapó, A. C. Contreras V. (no se ha revelado su identidad), de 43 años, fue apuñalada por su hijo Felipe Andrés Rivera Contreras (20). El día del crimen, el sujeto fue a la residencia de la madre y hermanas, quienes habían interpuesto en su contra denuncias por Violencia Intrafamiliar previas, por lo que existía una medida cautelar de 2019 que ya no se encontraba vigente. El asesino está actualmente en prisión preventiva.

Agosto

El día 7 de agosto, en San Bernardo (RM), Verónica del Carmen Palacios Tapia, de 58 años, fue asesinada por su cónyuge, Eduardo Antonio Acevedo Sepúlveda (58), quien le disparó tras una discusión y luego se suicidó.

Septiembre

A María de Jesús Bermúdez Fuentes le arrebataron la vida el 1 de septiembre, en la comuna de Pelluhue, Región del Maule. La mujer de 29 años de edad murió producto de varios disparos ejecutados por su exconviviente, Juan Pablo Díaz Muñoz (44). El hombre irrumpió en su domicilio mientras ella estaba con familiares. Tras el ataque, el imputado se suicidó en su vehículo a pocos kilómetros del lugar.

Seis días más tarde, Jessica del Carmen González Toledo fue víctima de femicidio en la comuna de Los Ángeles, Región del Biobío. La mujer de 37 años fue encontrada sin vida en su domicilio por personal de la PDI, tras una denuncia por presunta desgracia interpuesta por compañeras(os) de trabajo. En el lugar, la expareja de la víctima, Marco Antonio Pereda Silva, de 40 años, confesó haber apuñalado a la mujer hasta provocarle la muerte.

El mismo día, pero en Viña del Mar, Mónica Astorga Vega, de 55 años, fue asesinada por Guillermo Eduardo López Vargas (24), quien acosaba a su hija. El hombre irrumpió en su domicilio y la apuñaló a ella, su marido y a la hija, quien ya lo había denunciado previamente a la Fiscalía y tenía una medida cautelar contra su acosador. El Ministerio Público formalizó al asesino por la figura de homicidio simple y femicidio frustrado. Para la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, se está utilizando incorrectamente la Ley Gabriela, “pues la situación de Mónica es la misma de Carolina Donoso, madre de Gabriela Alcaíno”.

El 18 de septiembre, mientras el país celebraba las Fiestas Patrias, ocurrió un doble femicidio. Por un lado, Jessica Ortiz Cisternas, de 53 años, en la comuna de San Clemente, fue asesinada por su cónyuge, Roberto Montecinos Quinteros (57), con un arma blanca. Montecinos intentó suicidarse.

El mismo día, en la comuna de Santiago, Verónica Cuero, de 21 años, fue atacada con un arma blanca por su conviviente de 23 años, Debby Jeffrey Alboreda Peña. Debido a la gravedad de las heridas, falleció en el lugar donde era auxiliada por personal del Samu. El agresor fue detenido y quedó en prisión preventiva. .

Madely Padilla Martínez, el 25 de septiembre fue asesinada en Antofagasta. Tenía 32 años y era madre de tres hijos, dos de ellos en común con el agresor, de iniciales J.P.F.P de 40 años (su identidad no ha sido revelada), quien la atacó con un arma blanca. Debido a la gravedad de las heridas, falleció en el lugar. El agresor fue detenido por Carabineros tras ser denunciado por sus vecinos.

Octubre

El día 10 de octubre, Marjorie Caris Aillal, de 23 años, en la comuna de La Pintana, fue atacada con un arma blanca por su pololo, Francisco Pinilla González (28), quien, una vez cometido el crimen, se dio a la fuga. El hombre confesó el crimen y se entregó a la policía. La mujer era madre de una niña de 7 años. El asesino quedó en prisión preventiva

Siete días más tarde, Olga del Tránsito Poblete Campos, de 53 años, en la comuna de Peñalolén, fue encontrada sin vida en la vía pública, por lo que en un principio fue catalogado el crimen como un “ajuste de cuentas”, sin embargo, se determinó que fue agredida por su exconviviente con golpes de pies y puños hasta provocarle la muerte. Remigio Antonio Maldonado Cerda (61) fue detenido y formalizado por femicidio y actualmente está en prisión preventiva.

Jeanette Sepúlveda Curín fue atacada el 24 de octubre, en la comuna de Conchalí. La mujer de 58 años fue apuñalada con un arma blanca por su pareja de 59 años, Arturo Feliciano Valenzuela Varas, quien fue encontrado en el sitio del suceso con heridas autoinfligidas. Actualmente está en prisión preventiva.

Pamela Álvarez Soto, el día 28 del mismo mes, en la comuna de Coquimbo, fue asfixiada por su conviviente Cristian Armando Carvajal Honores (47), quien ahora se halla en prisión preventiva.

Dos días más tarde, Rosa Fritis Barraza, de 46 años, también fue asesinada en Coquimbo. Tenía heridas en su cuello y rostro. Su conviviente, Aldo José Nilo Contreras (49), con quien tenía un hijo en común, confesó el crimen a su hija y luego se dio a la fuga. Más tarde fue encontrado por Carabineros y hoy se encuentra en prisión preventiva.



Angélica Jacqueline Ramírez Gracia, el 30 de octubre, en Independencia, según relato de su hija, fue rociada con bencina por su expareja, Pedro Jaime González Gabancho, para luego prenderle fuego. La víctima falleció luego de estar 2 meses hospitalizada. En un principio este hecho de violencia fue tipificado por el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género como el femicidio frustrado número 135 del año, sin embargo, tras el fallecimiento de Angélica, se recalificó como femicidio consumado.

Noviembre

Gabriela Machicado Hurtado, de 38 años, el día 3 de noviembre, en Mejillones, fue encontrada semiinconsciente en la vía pública, con múltiples lesiones provocadas por un arma blanca. Fue trasladada por Carabineros al Hospital, lugar donde falleció debido a la gravedad de sus heridas. El asesino fue su expareja, Wilson Esteban Navarrete Contreras (50), quien fue detenido.

Al día siguiente, Carla Ivana Olmedo, de 41 años, fue descuartizada por su conviviente, Dinko Covasevich Herrera (48), en Puente Alto. La mujer había estado desaparecida desde el 23 de septiembre. El mismo agresor había interpuesto una denuncia por presunta desgracia, pero una inconsistencia en su relato terminó por ser su confesión y ahora se encuentra en prisión preventiva

El día 14 del mes, Carolina Pinilla Aránguiz, de 37 años, en Rancagua, fue encontrada en su domicilio con varias heridas en distintas partes del cuerpo, propinadas con un arma blanca. Pese a los primeros auxilios del personal del Samu, murió en el sitio. Carabineros detuvo a su pareja, quien se encontraba en el lugar (no se ha revelado su identidad).

Javiera Rojas Veas, de 42 años, el día 28 de noviembre, en la comuna de Calama, fue atada de manos y pies y agredida hasta la muerte. Según testigos, la mujer tuvo una discusión días antes con Miguel Lovi Sánchez (23), quien tenía una situación migratoria irregular, y Jean Pierre Barrios (29), quien tiene antecedentes por ilícitos. Ambos fueron detenidos.

Al día siguiente, Belén de los Ángeles Bascur Marileo, de 22 años, en Pichilemu, fue asesinada por su conviviente, Heidy Alexis Labarca González, quien relata que de manera accidental y tras un forcejeo con desconocidos, disparó un arma de fuego que impactó en la mujer. El hombre quedó en prisión preventiva.

Diciembre

Silvia del Carmen Medina Monsalve, de 53 años, el día 4 de diciembre, en la comuna de San Ignacio, Región de Ñuble, fue asesinada tras ser víctima de violación. Su pareja también fue asesinada por Guillermo Valenzuela Becerra (33), quien intentó suicidarse y actualmente se encuentra en prisión preventiva.

Dos días después, Corina Bernardita Cabrera Rojas, en la comuna de San José de Maipo, fue asesinada con un arma blanca. El imputado, Eugenio Ricardo Olguín Salinas (68), intentó suicidarse y quedó en prisión preventiva.

Diana Alexandra Orobio Peña, de 32 años, el 12 de diciembre, en Quinta Normal, fue asesinada por varios disparos efectuados por su expareja, Héctor Santos Caicedo, quien se dio a la fuga y continúa prófugo.

Teresita de Jesús Ponce Rojas, de 28 años, el día 15 del mismo mes, en Copiapó, fue asesinada por Sebastián Andrés Vásquez Araneda (31), quien la tenía escondida en el maletero de un auto. El autor del femicidio fue descubierto por Carabineros cuando se negó a un control policial, iniciándose una persecución que terminó en una colisión con otro automóvil. El agresor falleció cuando recibía atención en un centro asistencial.

Al día siguiente, Roxana Valeria López Jara, de 45 años, en Melipilla, fue asesinada por su pareja, quien la asfixió y propinó heridas cortopunzantes. Carabineros acudió al domicilio porque la hija de Roxana dio aviso del ataque perpetrado por su padre, Raúl Ulises Torres Reyes (65), tras una discusión con su mamá. Actualmente, el asesino está en prisión preventiva.

El 25 de diciembre, en Renca, vecinos alertaron sobre el femicidio de Elisoida Nova Dotel, de 30 años, y de dos hombres amigos de la víctima. El agresor, expareja de la mujer, Heyler Gamboa Alegría (31), se entregó a la policía y fue formalizado por femicidio consumado y doble homicidio consumado, y actualmente está en prisión preventiva.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día