martes, 18 de enero de 2022 Actualizado a las 02:40

Cultura - El Mostrador

Ciclo Ópera para todos: "El Holandés Errante" de Richard Wagner en Centro Arte Alameda

por 19 abril, 2018

Ciclo Ópera para todos: «El Holandés Errante» de Richard Wagner en Centro Arte Alameda
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ciclo Ópera para todos: "El Holandés Errante" de Richard Wagner

Continuando con el ciclo Ópera para todos el domingo 29 de abril, en el Centro Arte Alameda se exhibirá El Holandés Errante de Richard Wagner. Esta vez se podrá ver uno de los montajes más alabados por la crítica y el público en lo que va del siglo XXI. Protagonizado por grandes figuras de la ópera, el bajo-barítono galés Bryn Terfel y el bajo finlandés Matti Salminen, además de la soprano alemana Anja Kampe, este espectáculo fue registrado desde la Ópera de Zurich el año 2012 logrando un éxito rotundo.

Aclamada producción de “El holandés errante” en una grabación única y que por primera vez captura al extraordinario Bryn Terfel: “Terfel logra una presencia casi sobrenatural en escena …. Uno ya no tendrá necesidad de experimentar a ningún otro “Holandés” …. Fascinante, apasionado teatro-musical” Oper aktuell.

Sinopsis

Acto I

Narra el encuentro de unos marineros con un misterioso buque, con las velas de color de sangre. En su viaje de regreso a casa, el capitán Daland es llevado por un tiempo tormentoso a buscar un puerto en el que refugiarse. Introducción: Hojoje! Deja al timonel de guardia y él y los marineros se retiran. El timonel se duerme. Un buque fantasmal aparece a popa y el mar lo empuja contra el navío de Daland y los garfios de abordaje enganchan a los dos barcos juntos. Manos invisibles mueven las velas. Un hombre pálido, con cara enmarcada en una barba negra, salta a la orilla. Lamenta su destino. El holandés errante está perseguido por una maldición, debido a que en una ocasión invocó a Satanás, y condenado a navegar sin reposo, al que cada siete años se le concede la posibilidad de bajar a tierra en busca de un amor puro que lo salve, con la muerte.

Daland se despierta y conoce al extranjero, quien le dice que no tiene patria. Éste oye que Daland tiene una hija sin casar, llamada Senta, y pide su mano en matrimonio, ofreciendo un cofre del tesoro como regalo. Tentado por el oro, Daland se muestra conforme con el matrimonio. Sopla un viento sur y ambos buques tienden las velas y navegan hacia el hogar de Daland.

Acto II

Un grupo de chicas locales están cantando e hilando en la casa de Daland. Senta, la hija de Daland, soñadoramente mira a una impresionante imagen del legendario holandés que cuelga del muro; desea salvarlo. Contra la voluntad de su aya, ella canta a sus amigas la historia del Holandés, cómo Satán le oyó jurar y le tomó la palabra. Ella jura salvarlo a través de su fidelidad.

El cazador Erik, anterior novio de Senta, llega y la oye. Acto seguido, las chicas se marchan y el cazador, que ama a la doncella, le advierte hablándole de su sueño premonitorio, en el que Daland regresa con un misterioso extranjero que se la llevará consigo al mar. Ella le escucha complacida, y Erik se marcha desesperado.

Daland, el capitán de la nave noruega, se lleva a casa al holandés; él y Senta se quedan mirando en silencio. Senta apenas nota a su padre, incluso cuando él presenta al invitado como su prometido. En el posterior dúo, que cierra el acto, Senta jura ser leal hasta la muerte.

Acto III

Posteriormente, esa misma tarde, las muchachas locales llevan comida y bebida a los hombres de Daland. Invitan a la tripulación del extraño barco que se unan a su alegría, pero es en vano. Las chicas se retiran maravilladas; formas fantasmales aparecen trabajando sobre la cubierta del buque El Holandés errante, y los hombres de Daland se retiran atemorizados.

Senta llega, seguida por Erik, quien le reprocha haberle abandonado, pues ella anteriormente lo amó y juró constancia. Cuando el extranjero, que había estado escuchando, oye estas palabras, queda sobrecogido por la desesperación, pues cree que ahora estará perdido para siempre. Llama a sus hombres, le cuenta a Senta la maldición, y para consternación de Daland y su tripulación declara que él es el “Holandés errante”.

Al hacerse el Holandés a la mar, Senta se lanza al mar, diciendo que le será leal hasta la muerte. Esta es su salvación. El barco espectral desaparece, y se ve a Senta y el Holandés ascendiendo al cielo.

Opera in 3 actos
Cantada en alemán
Desde la Zurich Opera House
Grabada en diciembre de 2012
Duración total: 139 min
Sin intermedio
Duración detallada: Acto I: 51min 09 seg | Acto II: 58 min 05 seg | Acto III: 29min 47 seg

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV