martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 15:02

OPINIÓN

Autor Imagen

Suspensión Becas Chile: tres puntos a considerar en la discusión

por 7 octubre, 2020

Suspensión Becas Chile: tres puntos a considerar en la discusión
En abril de este año, la diputada Camila Flores (RN) pedía al Ejecutivo redestinar recursos del programa Becas Chile a otros programas para atacar el COVID-19 y reactivar la economía. Una solicitud que podría ser considerada sensata, pero las preguntas que surgen son: ¿por qué poner el acento en el programa Becas Chile en el extranjero y no en otro programa?, ¿por qué cuando más necesitamos ciencia y políticas públicas basadas en evidencia y efectivas se decide suspender este programa?, ¿o será que los objetivos son otros, como el cambio de modalidad de beca a crédito?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La decisión del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de suspender la convocatoria 2021 de Becas Chile en el extranjero, ha causado gran revuelo en el mundo académico chileno. Las redes sociales han sido lapidarias con la decisión del naciente ministerio. Sumado a ello, las explicaciones posteriores de las autoridades de dicha cartera no han ayudado a apaciguar las aguas. Todo lo contrario, las han agitado aún más. Sin embargo, en medio de toda esta discusión, se pueden visualizar tres aristas: una política, una técnica y una de reforma a la gestión pública.

Primero, la arista política se refiere a la oportunidad coyuntural para dejar sin efecto una de las políticas públicas de continuidad del primer Gobierno de la Presidenta Bachelet –desde 2008 al presente– por parte de un Gobierno de derecha. Recordemos que en abril de este año, la diputada Camila Flores (RN) pedía al Ejecutivo redestinar recursos del programa Becas Chile a otros programas para atacar el COVID-19 y reactivar la economía. Una solicitud que podría ser considerada sensata, pero las preguntas que surgen son: ¿por qué poner el acento en el programa Becas Chile en el extranjero y no en otro programa?, ¿por qué cuando más necesitamos ciencia y políticas públicas basadas en evidencia y efectivas se decide suspender este programa?, ¿o será que los objetivos son otros, como el cambio de modalidad de beca a crédito?

La ciencia es una condición necesaria para alcanzar el desarrollo de un país como el nuestro. En esta línea, hay variados aspectos de reformas e iniciativas de mejoramiento a la gestión pública, materializadas en el programa Becas Chile que quedan sin abordaje o, al menos, en stand-by con la decisión del Ministerio de Ciencia. Así, es necesario definir participativamente las áreas prioritarias a financiar por los postgrados. Además, es preciso fortalecer la academia nacional por medio de investigación de vanguardia y diseñando programas de magíster y doctorados que contribuyan al desarrollo de las áreas prioritarias y del país, lo cual se logra (re)insertando a los graduados y teniendo una política de largo plazo.

Segundo, es deseable que todo programa público sea evaluado en términos de impacto, para examinar si su diseño e implementación lograron o no los resultados esperados que se comprometieron o aspiraron. Lamentablemente eso no es así en este caso. Al consultar la web de Dipres sobre programas evaluados, se constata que solo el Programa de Becas Nacionales de Postgrado fue objeto de una evaluación de programa gubernamental (EPG) el año 2017. Por tanto, el Programa de Becas Chile de Postgrado en el extranjero no ha sido objeto de una EPG y menos de una evaluación de impacto, al menos pública y oficialmente. Esto evidencia que la decisión del Ministerio de Ciencia es altamente discutible desde un aspecto puramente técnico del diseño e implementación de un programa público.

Tercero, la ciencia es una condición necesaria para alcanzar el desarrollo de un país como el nuestro. En esta línea, hay variados aspectos de reformas e iniciativas de mejoramiento a la gestión pública, materializadas en el programa Becas Chile que quedan sin abordaje o, al menos, en stand-by con la decisión del Ministerio de Ciencia. Así, es necesario definir participativamente las áreas prioritarias a financiar por los postgrados. Además, es preciso fortalecer la academia nacional por medio de investigación de vanguardia y diseñando programas de magíster y doctorados que contribuyan al desarrollo de las áreas prioritarias y del país, lo cual se logra (re)insertando a los graduados y teniendo una política de largo plazo.

Asimismo, es pertinente mirar hacia otros espacios laborales como el Estado o la empresa privada. En este sentido, el Estado debe apuntar hacia una mayor profesionalización de la función pública y, en ello, es indispensable contar con personas altamente capacitadas que puedan contribuir en todas las fases de una política pública (diseño, implementación, evaluación).

Finalmente, el Estado debe seguir financiando programas en el extranjero que no estén en la oferta nacional de magísteres y doctorados. Con ello, lograremos no quedar fuera de temáticas que están siendo abordadas y estudiadas en otras latitudes. En simple, no nos podemos dar el lujo de quedar fuera de la investigación de vanguardia y del acceso a las redes más importantes en lo que se refiere a desarrollo de la actividad académica.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV