domingo, 29 de noviembre de 2020 Actualizado a las 20:20

OPINIÓN

Autor Imagen

Bravo Vidal

por 14 noviembre, 2020

Bravo Vidal

Crédito: Photosport

Me imagino que muchos millones de chilenos, respiraron aliviados, tras el triunfo ante Perú, porque era imperioso y obligatorio ganar para seguir teniendo ilusiones de este largo camino a Qatar 2022. Rueda logró disponer de un equipo combativo y liderado por dos cracks de categoría internacional como son Claudio Bravo y Arturo Vidal. Los dos mejores de la cancha por lejos. Ahora a disfrutar y esperar el martes el partido ante Venezuela.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Después de 14 años puedo ver un partido de la selección chilena como espectador. Siempre me ha tocado trabajar y por ello, no se logra disfrutar tranquilo las alternativas del juego. Debo confesar que poder gozar con los amigos, entre medio de unas cervezas y algún pedazo de carne, hace valorar y saborear aún más esta victoria de Chile. Gracias Dany, Ramón, Elías, Silvana, Chachi, Tata y Vale, por dejarme ser parte de esta bonita experiencia.

Y me imagino que muchos millones de chilenos, respiraron aliviados, tras el triunfo ante Perú, porque era imperioso y obligatorio ganar para seguir teniendo ilusiones de este largo camino a Qatar 2022.

Si bien el derrotero de estas clasificatorias tiene demasiados vaivenes, Chile debía sumar sus primeros tres puntos de local, tomando en cuenta lo parejo que es esta competencia y además que en este baile rumbo al Mundial, se sumarán otros protagonistas que estuvieron fuera de Rusia 2018. Ecuador y Paraguay ya han presentado sus credenciales, por los cual los cuatro cupos directos, tienen más invitados.

Arturo Vidal regaló un partido impecable, no solo por los goles, sino que por su despliegue generoso, liderazgo con sus compañeros y además esa personalidad que los transforman en un jugador de nivel mundial. Bravo Vidal. Claudio Bravo transmite seguridad y calidad. En las intervenciones que tuvo, fue clave, especialmente terminando el primer tiempo, cuando con un achique rápido y veloz evitó lo que pudo ser el descuento y crecimiento de los peruanos. Bravo Bravo

Sin Alexis Sánchez de la partida, crecían las dudas respecto a no tener un hombre clave y determinante siempre. Perú es un equipo armado y mecanizado, que venía con la impronta de poder lograr por primera vez un triunfo en Santiago por Clasificatorias.

Rueda logró disponer de un equipo combativo y liderado por dos cracks de categoría internacional como son Claudio Bravo y Arturo Vidal. Los dos mejores de la cancha por lejos.

Arturo Vidal regaló un partido impecable, no solo por los goles, sino que por su despliegue generoso, liderazgo con sus compañeros y además esa personalidad que los transforman en un jugador de nivel mundial. Bravo Vidal.

Claudio Bravo transmite seguridad y calidad. En las intervenciones que tuvo, fue clave, especialmente terminando el primer tiempo, cuando con un achique rápido y veloz evitó lo que pudo ser el descuento y crecimiento de los peruanos. Bravo Bravo.

Había que ganar, más allá del desarrollo del juego. Chile realizó un buen primer tiempo, tratando de profundizar por fuera con Isla y Beausejour, con un trabajo de desgaste por parte de Orellana y Meneses. Otro que sacrificó mucho su labor fue Felipe Mora, quien si bien tuvo una oportunidad clara de gol, aguantó muchos balones, luchó contra Araujo y Abraham y así fue generando faltas, para que Chile pudiese salir del fondo cuando más apremiaba Perú.

Son de esos partidos que se trabajan y sufren, porque en la segunda etapa, Chile en algo que es preocupante, baja mucho su nivel y permite que los rivales crezcan y se generen oportunidades en la portería nacional. Seguramente Rueda lo tiene claro y deberá buscar rápidamente, soluciones para este tema que trae consigo más allá de algún problema.

Chile necesita tener a todos sus jugadores para ser un equipo altamente competitivo. Y claro, con ausencia como Medel y Aránguiz, el técnico cafetero busca las alternativas que intenten suplir estas carencias.

Agradezco poder compartir y escribir estas sensaciones que son personales, donde disfrutar un partido de la Roja sin la urgencia del trabajo, permiten más que analizar con detalles, esa experiencia de vibrar y sufrir al mismo tiempo de las acciones del juego. Lo hice y en compañía de los amigos, de los incondicionales de siempre, entregan un sabor más especial al momento de celebrar una victoria.

Hay mucho que trabajar y recorrer, hay muchos momentos que este equipo deberá sufrir, hay otros que reirá y festejará. Hoy los hacen muchos en sus casas, en un país que de verdad ha sido golpeado duro hace más de un año, pero que hoy tiene una alegría que permite empezar este sábado de manera distinta y especial, porque se ganó y se vuelve a respirar, porque este amanecer es especial y sensacional. Esas situaciones simples y sencillas que permiten mirar el futuro cercano con más esperanza. Ahora a disfrutar y esperar el martes el partido ante Venezuela.

Bravo muchachos por la victoria, bravo jugadores por un partido de resurgimiento, bravo selección porque nos regalaron un momento que necesitábamos.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV