viernes, 24 de mayo de 2019 Actualizado a las 20:36

Gastronomía

Maylen: la nueva variedad de uva de mesa chilena que será comercializada en el exterior

por 5 marzo, 2019

Maylen: la nueva variedad de uva de mesa chilena que será comercializada en el exterior
Maylen posee características sobresalientes de sabor y postcosecha. Es una uva negra, de cosecha de media estación a tardía, de excelente sabor, escobajo muy verde, fruta y plantas sanas y con muy buena postcosecha, de hasta 90 días de almacenamiento.. El desarrollo se inserta en un Plan de Mejoramiento Genético que busca llegar con nuevas variedades a mercados de todo el mundo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es una uva negra azulina de apariencia natural, sin pepas, de excelente sabor clásico intenso, con propiedades mejoradas de post cosecha que la habilitan para llegar a mercados lejanos, luego de prolongada guarda, en excelentes condiciones y en periodos del año propicios para su oferta.

Su nombre está basada en la palabra de origen mapuche que quiere decir princesa, mujer poderosa, noble e inteligente.

Maylen es la primera variedad comercial de uva de mesa chilena que nació después de 30 años de investigación gracias a una alianza público-privada, la cual ya está impactando en mercados internacionales como China, Reino Unido, Estados Unidos, Corea y Japón.

Un grupo de pequeños fruticultores de San Felipe y Los Andes -bajo la certificación de Comercio Justo- ha logrado producir y exportar cajas de uva de mesa variedad Maylen, a través de un proyecto asociativo de fomento denominado MiFruta.

“Maylén fue creada mediante mejoramiento genético convencional, que consiste en cruces sucesivos de diferentes variedades, durante un largo período, en busca de ciertas características. En el mejoramiento se usa polen para reproducir las plantas”, enfatizó el director nacional de INIA, Pedro Bustos.

El ministro de Agricultura, Antonio Walker, dijo a su vez que “necesitamos distinguirnos del resto del mundo en nuestra producción, necesitamos alimentos saludables, orgánicos, variedades con identidad propia y esta variedad, más que se consuma mundialmente, es una variedad que va a los mercados nichos de alto precio, porque el sabor se paga y es una variedad de muy buen sabor”.

La superficie plantada en Chile de esta variedad alcanza las 375 hectáreas, lo que representa un 18,8% de las plantaciones de variedades de uva negra a nivel nacional. “Nuestra meta es llegar al primer millón de cajas exportadas de un producto que cuyas condiciones organolépticas son una de las mejores del mundo”, indicó.

En tanto, el vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, recalcó que esta iniciativa es un hito fundacional de como deben desarrollarse los sectores productivos en Chile y lo colocan en la vanguardia de un país que no solo produce cosas, sino que las piensa y las hace de calidad para competir en los mercados mundiales.

“Aquí tenemos una uva pensada en Chile, pequeños agricultores asociados, fondos de financiamientos públicos y privados que están desarrollando esta oferta, y productores pequeños, pero que son de clase mundial en la forma en que están produciendo hoy día”, sostuvo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador