lunes, 21 de octubre de 2019 Actualizado a las 11:25

Viajes

Hong Kong: de la Guerra del Opio al Buda Sentado más grande del mundo

por 11 octubre, 2019

Hong Kong: de la Guerra del Opio al Buda Sentado más grande del mundo
Historia y acontecimientos para cautivar la atención del viajero, además de los atractivos turísticos de Hong Kong: modernos edificios emplazados en antiguos barrios asiáticos, una gastronomía internacional con un toque local único, el espectáculo de luces de los rascacielos de Victoria Harbour o el Gran Buda Tian Tian. Una isla que lo tiene todo y que al parecer en estos momentos, además, se está jugando el todo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Uno de los centros financieros más importantes del mundo y al mismo tiempo uno de los destinos turísticos más apetecidos por los viajeros. Parece increíble que un lugar con esta carta de presentación esté hoy enfrentando un enorme conflicto político del que el mundo está expectante. Sin embargo, lo que hoy vemos en las noticias acerca de Hong Kong, comenzó muchos años antes en la Primera Guerra del Opio.

Algo de historia

Corría el año 1842, y Reino Unido importaba casi todo el té consumido desde China. Sin embargo, les era imposible conseguir que los habitantes del país asiático se sintieran atraídos por sus productos. Entonces, para equilibrar la balanza comercial, los británicos tuvieron una avezada idea: introducir el opio al otro lado del mundo. Como era de esperarse, la droga fue rápidamente prohibida por las autoridades chinas, lo que lejos de detener las acciones de Reino Unido, acabó en la búsqueda de contrabandistas que se encargasen de trasladar y comercializar el Opio.

Ya con millones de adictos y un problema a escala mayor, Lin Zexu, importante funcionario del emperador Daoguang, decidió confiscar y quemar 20 mil cofres de opio. Una decisión que a la vista de todos parecía ser el cese de un problema que en realidad, fue la mecha que encendió el estallido final del conflicto.

Cuando la noticia de la incautación de los cofres cruzó el océano, la respuesta de Londres no se hizo esperar. Reino Unido envió 4 mil hombres a China exigiendo la legalización del comercio del Opio (por muy increíble que parezca), una indemnización por las mercancías quemadas (aún más impresionante), y la apertura de nuevos puertos al comercio exterior.

Ante la negativa del gobierno asiático, se desató una guerra, conocida hoy como la Guerra del Opio, donde China terminó además cediendo Hong Kong a Gran Bretaña por un periodo de 99 años, que en ese entonces se creía eterno.

Una historia digna de cualquier guión de cine, parte de la construcción histórica de la que hoy es una de las ciudades más visitadas del mundo. Y por si estos acontecimientos no fuesen suficientes para cautivar la atención del viajero, sin lugar a dudas los atractivos turísticos de Hong Kong lo harán: modernos edificios emplazados en antiguos barrios asiáticos, una gastronomía internacional con un toque local único, el espectáculo de luces de los rascacielos de Victoria Harbour o el Gran Buda Tian Tian, el Buda sentado más grande del mundo. Una isla que lo tiene todo y que al parecer en estos momentos, además, se está jugando el todo.

Más información sobre El Mostrador