lunes, 3 de agosto de 2020 Actualizado a las 10:47

Gastronomía

La reinvención de la gastronomía italiana en tiempos de pandemia

por 1 agosto, 2020

La reinvención de la gastronomía italiana en tiempos de pandemia
Muchos emprendedores gastronómicos se han visto afectados por el cierre de sus locales producto de la crisis sanitaria por el covid-19. Luego de consolidarse a punta de esfuerzo y dedicación con un público fiel, han debido reinventarse con el delivery, esperando volver próximamente a reabrir sus restaurantes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La crisis sanitaria ha afectado a diversos espectros de la sociedad. Uno de ellos es la gastronomía, que se ha visto obligada a reinventarse con los delivery. Algunos de los que han apostado por esta alternativa son los que ofrecen pizzas italianas y su tradicional cocina para disfrutar en la comodidad del hogar.

Un caso es el de "La Finestra", una historia de amor que surge en Londres, cuando la chilena Natalia Rojas y el italiano Manuel Paone se conocieron y enamoraron. Años después, inauguraron un restaurante emplazado en Plaza Ñuñoa y con un éxito en alza hasta la pandemia.

“La conexión entre dos mundos hace que nazca un proyecto ligado a ideales comunes entre la cultura italiana y la chilena, donde se comulga en un sentido, el gozar con la buena mesa y la bella arquitectura”, cuenta Natalia. Así definen sus creadores a este proyecto gastronómico, que ha tenido que reinventarse y funcionar solo como delivery.

“La magia para poder sobrevivir a esta pandemia, es el poder de reinventarnos, y lo hicimos enfocando todo nuestro negocio en trasladar nuestro espíritu, calidad y esencia a la mesa de nuestros clientes, desde acotar la carta enfocada en las necesidades de las personas en medio de una pandemia, hasta realizar nuevas capacitaciones de medidas de protección y seguridad”, señala.

Cocina tradicional italiana con anti pastos, pastas y clásicos postres son algunos imperdibles de su carta. Pero sin duda su producto estrella son una deliciosa y variada propuesta se pizzas. “Durante el primer semestre del 2019 ganamos como Mejor Pizzería de Santiago de Chile en 'Little Big Italy', programa italiano de Discovery que recorre los países del mundo nombrando a los verdaderos embajadores de la pizza italiana. La gente nos ama y a muchos de los clientes, los consideramos amigos de verdad”, afirma Rojas.

“Ya somos líderes en el sector de comida italiana en Chile y nuestra meta es volver a tener el local llenísimo de personas con ganas reír y pasar un excelente momento, celebración y/o conversación con nosotros”, enfatiza.

Otro importante local que rescata la esencia italiana es Vasto Pizza, que rememora el amor por la comida de los ancestros de ese país, buscando entregar un producto tal y como lo hacían en Nápoles. Esta es una pizzería donde se trabaja con productos de primera calidad y procedentes desde la bella Italia. Su receta de la masa es la misma que usaban las nonas, las abuelas italianas. Delgada, fermentada y amasada a mano por los experimentados pizzaiolos. El pomodoro está realizado con tomates italianos maduros y aderezado con una receta secreta, que busca consolidarse como la mejor pizza napolitana de la ciudad.

“Definitivamente nuestro elemento diferenciador es la calidad del producto más real italiano, donde no tenemos miedo en apostar por la alta calidad. Nuestra harina es italiana, la sémola también, la salsa es natural italiana, los quesos los trabajamos con una blend de la más alta calidad. Nuestra masa fermenta y la pizza es estirada a mano por pizzaiolos con experiencia. Nos diferenciamos porque nuestra meta y objetivo, es entregar el mejor producto y de la mejor calidad, sin escatimar en costos”, cuenta Ornella Olivari, administradora de Vasto Pizza.

Y la calidad se nota. Desde los productos tradicionales hasta versiones con queso de cabra y un exquisito prosciutto, con verduras frescas y sabrosas sobre su delicada masa.

¿De qué forma la pandemia ha afectado al negocio? “La pandemia ha sido algo muy difícil de leer como dueño de delivery. Los clientes y las ventas no se pueden analizar porque cada vez que lo hacemos, todo cambia, tal y como pasa desde las casas hasta el gobierno. Nos afecta en estar preparados para cambiar cada día, según sea necesario. Para los negocios de delivery, esta nube negra desde octubre hasta ahora, ha sido muy complicada. Además de modificar todos nuestros protocolos de higiene y seguridad, han cambiado nuestros horarios y la cantidad de personas que trabajan con nosotros. La pandemia nos ha afectado mucho, pero la idea es que intentemos adelantarnos a este cambio cultural que se está produciendo”, concluye Ornella.

Más información sobre El Mostrador