viernes, 20 de mayo de 2022 Actualizado a las 03:44

Gobierno abre amplio espacio de influencia a la banca en comité de expertos que recomendará cambios a Ley del sector

por 24 septiembre, 2015

Gobierno abre amplio espacio de influencia a la banca en comité de expertos que recomendará cambios a Ley del sector
Un director de Santander y dos ejecutivos –de CorpBanca y BancoEstado– serán parte del grupo de ocho expertos que harán propuestas sobre la implementación de Basilea III, la nueva estructura del regulador, y la resolución bancaria.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los bancos no podrán quejarse de que no fueron escuchados. El proyecto de ley que modificará la actual Ley General de Bancos –y que el Ministerio de Hacienda deberá enviar antes de fin de año al Congreso– será objeto de recomendaciones por un comité de expertos, donde casi la mitad de sus integrantes tiene intereses directos en la industria.

Según anunció ayer la cartera que dirige Rodrigo Valdés, el comité tendrá ocho integrantes y será presidido por el ex superintendente de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif) en el gobierno de Sebastián Piñera, Raphael Bergoeing.

Junto al ex economista jefe de Banchile integrarán la mesa tres personajes vinculados directamente a la banca: el presidente del Banco Santander (el segundo de mayor tamaño de Chile), Vittorio Corbo; el contralor de CorpBanca, José Manuel Mena; y el gerente de finanzas de BancoEstado, Carlos Martabit.

Junto a ellos, figuran el abogado socio del estudio Carey, Diego Peralta; el economista e integrante del equipo programático de Bachelet en 2013, en su rama financiera, Cristián Larraín; el abogado Víctor Vial Del Río, y el ex director de la división de política financiera del Banco Central (BC), Kevin Cowan.

El proyecto que reformará la Ley General de Bancos no parte de cero. El titular de la Sbif, Eric Parrado, presentó un borrador a Hacienda, el cual también fue discutido hace algunas semanas con todos los ex titulares del organismo.

Sin embargo, Hacienda decidió convocar adicionalmente a un comité de expertos para que hicieran comentarios y recomendaciones para incorporar en la fase previa a enviar la iniciativa al Congreso antes de fin de año.

La iniciativa no tendrá un impacto menor en la banca. Según estimaciones de la Propia Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif), todo el sector tendría que agregar a su capital un total de UUS$ 4.600 millones para adecuarse a los niveles de solvencia de estándar internacional, siguiendo la norma Basilea III. Y como este medio informó el año pasado, la banca no está preparada.

La Abif ya había pedido que por dicho efecto la reforma fuera gradual y, en el marco del Chile Day en Londres, Rodrigo Valdés confirmó dicha característica, aunque la gradualidad había sido adelantada antes por Parrado.

Junto con Basilea III, el proyecto también abordará el nuevo gobierno corporativo de la Sbif, principal regulador del sector bancario.

La apuesta de Parrado es que exista una comisión, al estilo de lo que se está tramitando en el Congreso para la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS). Esto incluiría cambios a la forma de financiar a la superintendencia, la cual hoy se sustenta en aportes que entrega Hacienda como parte de presupuesto público, aunque previa recepción de aportes por ley de los bancos. Es decir, la Sbif se financia con dineros generados en los negocios de la industria financiera.

El tercer punto de la reforma es la resolución bancaria. A propósito del caso Penta, el tema tomó fuerza pues la autoridad considera que existen todos los elementos regulatorios suficientes para enfrentar situaciones de crisis de los bancos.

En todos los casos, la industria tiene mucho que decir y, para ello, al menos tres integrantes podrán poner sus puntos en la mesa.

No hay ruido

Parrado recibió el 2 de junio pasado a siete ex jefes de la Sbif: Guillermo Ramírez –que fue titular de la Sbif hasta 1990–; Gustavo Arriagada, hoy director y presidente del comité de auditoría y de directores de CorpBanca; al vicepresidente del Banco Central –hoy en el mismo cargo pero en BancoEstado–, Enrique Marshall; al ex director de Banco Ripley, Ernesto Livacic; al ex presidente de Guacolda, Florencio Guzman; al hoy consultor Carlos Budnevich, y a Raphael Bergoeing.

Según recuerda Guillermo Ramírez, se trató de sesiones de trabajo donde se analizó el anteproyecto que preparó la Sbif y se hicieron aportes a lo que sería el futuro proyecto de Hacienda. Por ello, Ramirez se sorprende de este nuevo Comité.

En todo caso, Ramirez dice que es lógico que el gobierno incluya a la banca en un comité técnico. Y no ve conflicto de interés.

“No me parece algo anormal que técnicamente Hacienda convoque a un grupo de personas, que se le reconocen calificaciones y tienen alto nivel. No veo que sea conflicto de interés. Siendo objetivo, el Gobierno tiene todo el derecho de pedirle opiniones a quien le dé la gana. Y no es por defender al Gobierno, pues no voté por él. Además, no obliga al ministro a cambiar una coma de proyecto. Siempre es bueno escuchar y dialogar. Es mejor que vayan lo más pulido posible y consensuado, el Parlamento es bien poco técnico, son materias muy técnicas”, dice Ramírez, el último superintendente de banco antes de que llegara la democracia en 1990.

Ramírez coincide, eso sí, en que podría haber representantes de sindicatos en la mesa, considerando que la normativa de resolución bancaria puede eventualmente tener efecto para los trabajadores de los bancos.



Desde el Ministerio de Hacienda, en tanto, precisaron que el grupo de trabajo tiene “comprobada experiencia en regulación bancaria” y que 5 de ellos “son independientes y no trabajan en la industria bancaria”. “Su tarea no es proponer un proyecto de ley, sino sobre la base de sus conocimientos sobre estas materias efectuar propuestas sobre el anteproyecto de ley ya elaborado por el Ejecutivo", señalan.

Como en toda instancia de este tipo, sus propuestas serán recomendaciones y no serán vinculantes. En su funcionamiento, este grupo de trabajo invitará a la ABIF en representación de los bancos, junto a otros actores, a exponer sus puntos de vistas en relación con los temas que va a abordar el proyecto de ley”, señaló la cartera.

El director de Banco de Chile y ex titular de la Abif, Jorge Awad, dice felicitar al Gobierno por el comité que liderará Bergoeing. Aunque no tiene buenos recuerdos de él, pues mientras Bergoeing era el superintendente, Awad aseguró que había liderado una regulación “autista”, a propósito de una disputa por el consentimiento explícito en los contratos del sector.

“Las tres personas (de la banca) designadas tienen sus méritos propios para estar en el comité por su trayectoria personal y en el sector bancario. Me alegro mucho que los jugadores que entran a la cancha del sistema bancario, que han demostrado ser buenos jugadores por la solvencia que el sistema bancario exhibe, hayan sido considerados en esta comisión. Es una muestra de que se confía en los que han construido buenos resultados y, por tanto, es una decisión que aplaudo del ministro de Hacienda”, dijo Awad.

En su opinión, el rol es técnico y no corresponde la duda sobre el conflicto de interés. “La calidad de las personas está por sobre la ideología”, agrega.

Incluso el presidente de la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Pepe Auth (PPD), coincide en que está bien que la banca participe de la instancia.

“No me hace problema, al revés, me extrañaría que en un comité de análisis y sugerencias de un mercado tan especializado no hubiera gente del mundo bancario. Podría haber uno o dos. No son instancias donde importa el número. Es difícil encontrar personas especialistas que no tengan vínculos”, dice Auth, quien considera que Bergoeing y Corbo son “buenos nombres” para integrar la instancia.

Un integrante del Comité comentó que si bien cree que obviamente cuando les corresponda a hablar a Mena, Corbo y Martabit, algo influirá el interés de banco en el que están, no obstante, advierte que “son gente decente” y que serán un aporte a la comisión.

José Manuel Mena fue gerente general de BancoEstado y más tarde pasó a integrar la plana ejecutiva de CorpBanca, de Álvaro Saieh y que dentro de poco se fusionará con Itaú.

CorpBanca tuvo severas dificultades financieras en 2013, cuando se develaron triangulaciones de créditos desde el banco a la firma supermercadista de Saieh, SMU.

En ese momento, Raphael Bergoeing lideraba la Sbif y, si bien en un comienzo evitó cuestionar a CorpBanca, pocos meses después emitió una circular que “precisó” los créditos que son considerados relacionados y que apuntaba directamente a CorpBanca.

Diego Peralta es un reputado abogado que presta asesorías corporativas a bancos y es uno de los más respetados en su especialidad. En el pasado fue integrante del comité legal de la Abif

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV