lunes, 6 de diciembre de 2021 Actualizado a las 01:56

Volvió al mercado internacional después de 15 años de aislamiento

Veredicto el mercado: Venta de bonos argentinos es demasiado buena para ignorarla

por 21 abril, 2016

Veredicto el mercado: Venta de bonos argentinos es demasiado buena para ignorarla
El éxito de la operación es destacable si se considera en qué posición estaba Argentina hace apenas unos meses: en default, agobiada por un crecimiento económico anémico, con una inflación estimada de 30 por ciento y una moneda sobrevaluada que desalentaba la inversión. El regreso comenzó cuando el presidente Mauricio Macri entró en funciones con la promesa de reanimar la economía y zanjar los litigios con acreedores holdout del impago de 2001 que habían llevado al país a un nuevo incumplimiento de pagos, esta vez de bonos reestructurados.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Lo más sorprendente de la venta récord de bonos de Argentina no es que el país emitió US$16.500 millones de deuda mientras aún está en impago, sino que hasta podría haber vendido más.

Los bonos subieron en las primeras operaciones, lo que indica que hay una fuerte demanda de inversores y también un cambio de sentimiento luego de que el impago de US$95.000 millones de Argentina en 2001 desencadenara más de una década de litigio y aislamiento de los mercados globales de capital. El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, no pudo evitar jactarse y dijo a la prensa que, al haber recibido pedidos de más de 600 inversores, podría haber emitido el doble con facilidad.

Se trata de una jactancia comprensible si se considera en qué posición estaba Argentina hace apenas unos meses: agobiada por un crecimiento económico anémico, con una inflación estimada de 30 por ciento y una moneda sobrevaluada que desalentaba la inversión. El regreso comenzó cuando el presidente Mauricio Macri entró en funciones con la promesa de reanimar la economía y zanjar los litigios con acreedores holdout del impago de 2001 que habían llevado al país a un nuevo incumplimiento de pagos, esta vez de bonos reestructurados.

‘Buena historia’

“Argentina tiene una buena historia que contar, con un gobierno muy dinámico que ha alcanzado varios objetivos importantes en un período relativamente breve”, dijo Marcela Meirelles, una estratega de mercados emergentes en Los Ángeles de TCW Group Inc., que administra US$180.000 millones. Su firma apostó por los bonos. “Tenían un precio atractivo para un país con una notable transición a un gobierno pragmático y favorable al mercado”.

Antes de la venta oficial de los bonos, subieron en el llamado mercado gris, donde los inversores pueden negociar la deuda sobre la base de su fecha de emisión. Los bonos a 30 años subieron alrededor de 2,6 centavos por encima del precio de emisión, mientras que los bonos a 10 años estaban 1,7 centavos sobre el valor nominal, según Jorge Piedrahita, máximo responsable ejecutivo de la firma operadora Torino Capital en Nueva York.

La exitosa venta fue también favorable para las acciones argentinas, dado que la medición bursátil Merval tuvo el mayor fortalecimiento del mundo al subir 5 por ciento, al nivel más alto en cinco meses.

Los inversores solicitaron US$68.000 millones de bonos, dijo en una declaración el Ministerio de Hacienda y Finanzas. Las dos terceras partes de los compradores fueron estadounidenses, un 25 por ciento procedía de Europa y el resto de Asia y Latinoamérica. Más de 340 inversores asistieron a reuniones con funcionarios del gobierno la semana pasada en Londres, Nueva York, Los Ángeles, Boston y Washington.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV