miércoles, 5 de agosto de 2020 Actualizado a las 04:50

Banco Central se suma a críticas por medición del desempleo y señala que pueden haber perdido “utilidad como indicador sintético del mercado laboral”

por 3 agosto, 2016

Banco Central se suma a críticas por medición del desempleo y señala que pueden haber perdido “utilidad como indicador sintético del mercado laboral”
Estudio elaborado por Mario Marcel y Alberto Naudon señala que la evolución de la tasa de desempleo “no ha sido tan disonante con la evolución del ciclo económico”, como ha saltado a la vista, aunque apuntan a la necesidad de “ampliar el espectro de indicadores que se utilizan para describir la evolución del mercado del trabajo”. Sugerencia se suma a la realizada hace algunas semanas por David Bravo, que apunta a que las cifras del sistema de pensiones y cotizantes del seguro de cesantía son "más firmes que cualquier encuesta del INE o la U. de Chile".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Banco Central se metió de lleno al debate sobre la validez de las cifras de desempleo en el país y si representan efectivamente una foto del mercado y el momento económico de Chile.

En el informe titulado “Transiciones Laborales y la Tasa de Desempleo en Chile”, firmado por el consejero Mario Marcel y por el gerente de estudios del instituto rector, Alberto Naudon, los economistas se hacen cargo del debate sobre la supuesta disociación de las cifras de desempleo y la desaceleración, señalando que “no ha sido tan disonante con la evolución del ciclo económico”.

Pese a esto apuntan a que “un corolario de nuestro análisis es que la tasa de desempleo agregada puede haber perdido en el margen utilidad como indicador sintético del mercado laboral, al menos en lo que se refiere a los efectos del ciclo económico”.

Agregan que “una descripción más afinada del comportamiento cíclico del mercado del trabajo requiere focalizarse en los grupos que responden más a la demanda de trabajo y complementar el análisis con indicadores de flujo (vacantes, despidos, uso de fondos de cesantía), lo que puede incorporar más datos administrativos, que han mejorado en la medida que se extiende el sistema de protección social”.

En ese sentido, los expuesto en el informe se suma a las sugerencias que realizo hace algunas semanas el economista David Bravo, cuando criticó duramente las cifras de desempleo del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, señalando que las cifras del sistema de pensiones y cotizantes del seguro de cesantía son "más firmes que cualquier encuesta del INE o la U. de Chile", y llamó a los ministros de Hacienda, Trabajo y al superintendente de Pensiones para que pongan a disposición los datos de los cotizantes del sistema al considerarlos "los datos más relevantes para esta discusión".

El Banco Central también señala que “las limitaciones que exhibe la tasa agregada de desempleo es la necesidad de ampliar el espectro de indicadores que se utilizan para describir la evolución del mercado del trabajo”.

Respecto al enfriamiento de la economía y el debate por cifras de desempleo y bajo crecimiento, desde el emisor señalan que “la tasa de desempleo ha permanecido baja, al menos desde una perspectiva histórica. En efecto, los datos muestran que, entre el primer trimestre de 2014 y el primer trimestre de 2016, la tasa de desempleo se ubicó la mayor parte del tiempo por debajo del 6,5%, mientras que el crecimiento del PIB lo hizo en torno al 2%, lo que implica que en ambos casos los datos estuvieron dentro del 25% inferior de los registros de los últimos treinta años”.

Agregan que “para muchos, este comportamiento representa una anomalía que es difícil de explicar. Sin embargo, un estudio más detallado de la evolución del mercado laboral durante las últimas décadas, revela que esta aparente disonancia entre la tasa de desempleo y el crecimiento es, en realidad, menor que lo que aparece a primera vista”.

Detallan que “la tasa de desempleo solo muestra cambios abruptos cuando los flujos de destrucción de empleo aumentan fuertemente, situación propia de periodos recesivos y no de desaceleraciones más bien graduales como la observada en el último tiempo”, añadiendo además que “la importancia en la fuerza de trabajo de los mayores de 55 años ha crecido significativamente, al tiempo que la de los menores de 25 ha disminuido, introduciendo una tendencia a la baja en la tasa de desempleo”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV