lunes, 1 de marzo de 2021 Actualizado a las 08:48

Llugany niega rol en operación de Bofill contra el heredero de los Matte: “A mi patrón no lo pautea nadie”

Históricos de la Sofofa se atrincheran y declaran la guerra a campaña de Bernardo Larraín Matte

por 5 abril, 2017

Históricos de la Sofofa se atrincheran y declaran la guerra a campaña de Bernardo Larraín Matte
Lo que se anticipaba sería una operación reservada, se destapó en la voz del presidente de Carozzi, Gonzalo Bofill: “No es prudente que el empresariado elija, como su máximo directivo, a quien estuvo en el directorio de una empresa involucrada recientemente en un caso de colusión”. Su argumento es el mismo que esgrimen los consejeros que apoyan la candidatura del ex diputado Rodrigo Álvarez (UDI). Es decir, los dirigentes históricos y los miembros del comité ejecutivo de la Sofofa, como Félix Bacigalupo –quien lo apoyó públicamente a través de El Mostrador Mercados–, y que también integra el actual timonel Hermann von Mühlenbrock, además de los vicepresidentes Gastón Lewin y José Juan Llugany. Este último –gerente general, director de Carozzi y muy cercano a Bofill–, se ha transformado en el hombre clave de la pelea que explotó entre su “jefe” y Larraín Matte. Y fue a él a quien contactó “Manano” para pedirle explicaciones por el actuar de su superior. No obstante, Larraín Matte valoró la honestidad del empresario de alimentos, aunque precisó a este medio que “lo relevante es cómo las empresas enfrentan sus crisis, más que presumir perfección”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente de Colbún, Bernardo Larraín Matte, quien el pasado miércoles dijo estar disponible para liderar la Sofofa, ha debido enfrentar la oposición a su candidatura de uno de los líderes más importantes de la industria de alimentos: el presidente de Carozzi, Gonzalo Bofill, cuyas declaraciones generaron aplausos por una parte y, por otra, un gran malestar entre los consejeros de la entidad industrial, quienes las calificaron de “preocupantes” y como “una bajeza”, mientras que para algunos solo reafirma el carácter de empresario.

Y es que Bofill no quiere a Bernardo Larraín Matte en la presidencia del gremio. Así lo dijo en un seminario de la Universidad de Los Andes sobre Valores y Comunicación en las Empresas Familiares y lo reafirmó en una entrevista en La Tercera, en la que insistió en que es no es “prudente que el empresariado elija, como su máximo directivo, a quien estuvo en el directorio de una empresa involucrada recientemente en un caso de colusión”.

Su argumento es el mismo que esgrimen los consejeros que apoyan la candidatura del ex diputado Rodrigo Álvarez (UDI). Es decir, los dirigentes históricos y los miembros del comité ejecutivo de la Sofofa, como Félix Bacigalupo –quien lo apoyó públicamente a través de El Mostrador Mercados–, y que también integra el actual timonel Hermann von Mühlenbrock, además de los vicepresidentes Gastón Lewin y José Juan Llugany. Aunque este último fue claro en afirmar la independencia de la mesa directiva sobre la elección de la presidencia del gremio.

En esa línea, consejeros de la vieja guardia ahondan en que el rechazo a “Manano” Larraín surge por parte del círculo cercano a Llugany: “Cree que por ser un Matte y Larraín es suficiente para ser presidente de la Sofofa y no lo es”. Otros, en cambio, rechazan su candidatura porque “tienen cuentas que ajustar con los Matte o derechamente le tienen mala”.

No obstante, el nombre del vicepresidente de la Sofofa nuevamente sale al ruedo en la polémica que gatilló Bofill, y fue precisamente Llugany la persona a quien contactó Larraín Matte para pedirle explicaciones por el actuar de su patrón.

La conversación se registró el jueves pasado y en ella Bernardo Larraín Matte le comenta a Llugany que supo que Gonzalo Bofill había estado en la Universidad de Los Andes y se había referido a su candidatura en términos negativos. “Le dije que hablará con él, 'por qué me llamas a mí'. Entonces me pidió su contacto y ahí conversaron”, recuerda Llugany, quien participa en la Sofofa como director de empresas Carozzi, donde también es gerente general del holding.

Algunos consejeros consideran que el discurso de Bofill no es gratuito y que tras sus palabras estaría la maquinaria comunicacional que comparte Carozzi con Sofofa: José Juan Llugany y Nexos, la empresa de comunicaciones que además asesora al gremio de Alimentos y Bebidas (AB Chile), presidida por Álvarez.

No obstante, el vicepresidente de la Sociedad de Fomento Fabril rechaza enfáticamente estas acusaciones: “Ten claro que, a mi patrón, ¡no lo pautea nadie!”, recalca Llugany, tras aclarar que Bofill corrió con colores propios en la crítica a Bernardo Larraín.

Lo irónico es que una de las socias fundadoras de Nexos es la socióloga Isabel Izquierdo, esposa de Bernardo Matte (hermano de Eliodoro y miembro del directorio de CMPC).

Fuentes conocedoras de la conversación entre Bofill y Larraín Matte cuentan que este último le habría preguntado al empresario de los alimentos qué lo llevaba a decir eso. El primero, entonces, le contestó que consideraba que no era su momento, pese a tener las cualidades, porque estaba todavía muy cerca el caso de la colusión de CMPC y lo identificaban con ello, lo cual no era bueno para la Sofofa.

En ese contexto, las declaraciones vertidas hoy por el controlador de Carozzi no asombraron a Larraín Matte, quien si bien se excusó con El Mostrador Mercados de revelar la conversación privada que sostuvo con él, valoró su franqueza y reprochó el anonimato de algunos consejeros.

“Soy de las personas que aborda las cosas directamente y aprecio que Gonzalo también actúe así (…). Las conversaciones francas y directas son siempre buenas”, indicó.

Y, en tal sentido, se detuvo en las críticas lanzadas por Bofill a su eventual candidatura por la colusión de su familia: “El tema CMPC lo he abordado públicamente: Mis responsabilidades han estado los últimos 12 años en Colbún, 6 años como gerente y 6 años como presidente. Sin embargo, reconozco mi cercanía con la empresa por ser parte del accionista controlador y haber sido director de esa filial por algunos períodos en el pasado. Me parece que lo relevante es cómo las empresas enfrentan sus crisis, más que presumir perfección, y que estar cerca de una crisis es una fuente de reflexión y aprendizaje que te hace un mejor empresario".

Y es que la moralidad del presidente de Carozzi, para muchos consejeros, tiene tejado de vidrio: “Cara de planta Bofill, es cosa de ver su prontuario en la Inspección del Trabajo”, detallan desde el interior del gremio industrial.

Lista de unidad naufraga

Todo indicaría que la carrera por la presidencia de la Sofofa tendrá al menos dos protagonistas: Bernardo Larraín Matte –quien está ocupado en conocer las diversas visiones de los consejeros– y el timonel del gremio de Alimentos y Bebidas, Rodrigo Álvarez, quien ayer dio el primer paso para ser candidato a la testera gremial, al renunciar a su Comité Comunicacional. Una potente señal de independencia, necesaria para lanzar su candidatura.

Mientras tanto, cercanos a “Manano” no bajan los brazos para formar una lista de unidad y le han propuesto a Álvarez que se haga cargo de una gran área de políticas públicas de la Sofofa, a cambio de apoyar a Larraín Matte. Ello fue rechazado por el ex ministro de Piñera, quien incluso les propuso, a los cercanos a 'Manano' Larraín, incluirlos en su lista, según conocedores de esas conversaciones.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV