miércoles, 20 de marzo de 2019 Actualizado a las 23:25

La trastienda de las negociaciones

AES Gener pestañea primero y hace concesiones para salvar a Alto Maipo de la quiebra

por 28 noviembre, 2017

AES Gener pestañea primero y hace concesiones para salvar a Alto Maipo de la quiebra
La construcción de la central hidroeléctrica se llenó de dudas, luego de que la banca congelara el financiamiento,  tras quiebre con  CNM, el consorcio europeo que tenía la principal responsabilidad en la construcción del proyecto.  Las complejas negociaciones para salvar la iniciativa tuvieron como protagonistas a los bancos.  Fueron los financistas los que habrían forzado a la empresa a comprometerse a inyectar nuevo capital, lo que convenció a la constructora Strabag, hasta ahora socia minoritaria del proyecto, a asumir el contrato.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

 

Al final, para evitar la quiebra de Alto Maipo, AES Gener va a tener que hacer lo que hace unos meses insistía en señalar que no haría: inyectar nuevos fondos al polémico proyecto.

¿Cuanto? No se sabe, pero fue una de las condiciones que puso la constructora austriaca Strabag, que ya tenía el 7% del proyecto, para tomar control del contrato de construcción de los túneles, que hasta junio tenía a su cargo el consorcio europeo CNM.

En junio de este año, Alto Maipo puso fin al contrato con CNM, el holding responsable del túnel de 67 kilómetros entre dos centrales, Las Lajas y Alfalfal II, claves para el proyecto.

De acuerdo a los contratos de financiamiento, Alto Maipo no podía solicitar nuevos desembolsos mientras no se regularice esta situación. Y es por eso que cayó en default.

Ayer, Gener informó que "el acuerdo contempla, entre otros, que Strabag asuma el riesgo geológico de la construcción del proyecto, ejecute las obras bajo la modalidad de suma alzada con un precio fijo, se incluyen fechas de término de construcción garantizadas y que el contratista principal financie una parte del costo del nuevo contrato y a su vez aumente su participación accionaria en Alto Maipo".

Fuentes cercanas al proyecto hacen hincapié en que el acuerdo depende de que se cumpla una serie de condiciones y podría no concretarse. "Hay ítems no cerrados aún y los bancos no darán el visto bueno hasta que esté todo amarrado", precisa la fuente.

De acuerdo a la información, se espera que el contrato pueda suscribirse durante el primer trimestre del año 2018. Cabe destacar que, a la fecha, Alto Maipo registra un progreso de 59%, cuyas centrales –Alfalfal 2 y Las Lajas– aportarán energía renovable equivalente al consumo de 1 millón de hogares.

Con esto, el proyecto energético volvería a retomar vigor luego que el quiebre con CNM hiciera sonar las alarmas entre el consorcio de bancos e instituciones detrás el proyecto, congelando su financiamiento. A principio de año habían ya acordado inyectar nuevos fondos para financiar los sobrecostos. Esa minicrisis coincidió con la decisión del grupo Luksic de sellar su salida del polémico proyecto y asumir una pérdida de casi US$ 380 millones.

La trastienda del acuerdo

El acuerdo de la salida de Luksic permitió que se acceda a financiar los entre US$ 200 y US$ 400 millones extras que se necesitan para terminar Alto Maipo. Cuando se anunció el quiebre con el consorcio europeo, se reveló que había que sumarle entre 20 y 40 millones de dólares adicionales.

Pero fuentes que conocen detalles del acuerdo anunciado ayer señalan que a esa cifra habrá ahora que sumarle varios millones más. La cifra final no se sabe aún, pero lo que sí se sabe es que la pondrá casi en su totalidad Gener. Y lo que no ponga tendrá que garantizarlo. Son algunas de las condiciones que pusieron los bancos para darle el visto bueno al acuerdo. Strabag también puso condiciones para tomar un mayor rol y mayor riesgo.

"En el acuerdo todos cedieron algo, pero el que pestañeó fue Gener", dice una fuente con información de las conversaciones.

En el mercado hubo sorpresa respecto a que los norteamericanos aceptaran inyectar nuevos fondos. En el directorio local se hablaba de dejar caer el proyecto. El propio gerente general, el argentino Javier Giorgio, lo expresó en un directorio en agosto. Y en Estados Unidos la matriz no estaba convencida.

Los bancos que respaldan el polémico proyecto –que ahora tendrá un costo que superará los US$ 3 mil millones– pusieron duras condiciones.

Banco Estado, Itaú CorpBanca y Bci son las tres entidades chilenas que forman parte del grupo de bancos e instituciones que están financiando la iniciativa.

De acuerdo al hecho esencial de agosto, la deuda financiera de Alto Maipo a la fecha asciende a US$613 millones y el costo del proyecto ahora se estima que llegaría a US$ 3 mil millones.

Itaú CorpBanca es uno de los principales acreedores, con créditos de US$ 151 millones.

¿Quién está detrás de la constructora austriaca?

Como señaló El Mostrador, detrás de la constructora austriaca encargada de finalizar el proyecto está el poderoso político y empresario austriaco Alfred Gusenbauer, que lleva un par de años deslizando sus redes de influencia en Chile.

Gusenbauer, quien además participa del polémico fondo de inversión privado Equitas, es presidente de Strabag, la empresa austriaca que será clave para el futuro del proyecto que controla AES Gener.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV