jueves, 25 de febrero de 2021 Actualizado a las 11:14

MERCADOS

Empresarios perciben deterioro en desempeño de sus negocios durante enero y advierten alta incertidumbre para 2021

por 4 febrero, 2021

Empresarios perciben deterioro en desempeño de sus negocios durante enero y advierten alta incertidumbre para 2021
Los antecedentes recopilados en entrevistas y una encuesta aplicada a ejecutivos de empresas de todo el país dan cuenta de que el desempeño de gran parte de los negocios volvió a retroceder en el primer mes del año. Esto, tras un repunte importante entre fines del tercer y comienzos del cuarto trimestre del 2020. La mitad de los consultados indica que invertirá el 2021 y una fracción mayor que lo hará en el 2022.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los resultados de la Encuesta de Percepciones de Negocios realizada entre el 18 y 29 de enero por el Banco Central revelaron que el desánimo se apoderó del sector empresarial frente a lo que fue una baja en el desempeño en sus negocios a comienzos de este año. Y aunque para algunos de los consultados lo peor de la crisis ya pasó, aún queda mucha incertidumbre por delante; la que esperan surfear como una ola perfecta.

De acuerdo al informe publicado este jueves, los antecedentes recopilados en entrevistas y una encuesta aplicada a ejecutivos de empresas de todo el país dan cuenta de que el desempeño de gran parte de los negocios volvió a retroceder en lo más reciente. Esto, tras un repunte importante entre fines del tercer y comienzos del cuarto trimestre del 2020.

Un aumento en los costos ante el alza de las materias primas y una mayor presión salarial son algunos de los factores que complican la marcha de los negocios. Y a ello se suma una disminución en el margen de ganancias junto a menores ventas.

Pero no todo es color de hormiga para todo lo que se viene según los consultados. Una parte de ellos indica que de producirse un retroceso a la fase 1, el impacto en su actividad sería menor que en el 2020, pues ya han adaptado sus operaciones a las restricciones sanitarias. "La paralización repentina del 2020 ya no se va a repetir, porque ya sabemos cómo operar y cómo reacciona el cliente”, afirmó un gerente del sector industrial.

Desde la otra vereda, firmas ligadas a los servicios señalan que, en caso de materializarse un retroceso en lo que sigue de 2021, se podría comprometer la supervivencia del negocio. "Tuve que despedir a la mitad de la gente y a otra porción le tuve que extender la LPE…logramos superar el 18-O, después la primera cuarentena, pero no sé si podamos con la segunda", dijoun gerente de empresas del sector restaurantes.

Las perspectivas para el 2021 podrían no devolverle la sonrisa a los empresarios que —según señalaron en la encuesta— estarán sujetas a un alto grado incertidumbre, en especial por la evolución de la pandemia y su efecto en los ingresos de las empresas, las decisiones de inversión y los planes de contratación de personas.

En cuanto a las perspectivas para este año, estas siguen apuntando a un resultado que será mejor al del 2020. Según los encuestados, los principales desafíos se concentran en la situación sanitaria, el nivel de demanda que enfrentarán y, en menor medida, la situación política del país. En este punto el análisis del Central precisa que, de todos modos, "aún resulta un elemento que debe ser tomado en cuenta, en particular porque la repetición de episodios de violencia sigue siendo un factor importante de incertidumbre para algunas empresas”.

Destaca además que algo menos de un tercio declara como principal desafío la amenaza sobre la continuidad de sus operaciones debido a la potencial ampliación de medidas sanitarias.

La preocupación por la situación política tiene un porcentaje considerablemente menor, en línea con la menor relevancia que se atribuye a este factor en las entrevistas. De todos modos, aún resulta un elemento que debe ser tomado en cuenta, en particular porque la repetición de episodios de violencia sigue siendo un factor importante de incertidumbre para algunas empresas.

Por último, resulta interesante notar que cerca del 15% de las empresas señala desafíos asociados a las condiciones financieras, entre los que se encuentran las dificultades para acceder a medios de financiamiento, o bien para enfrentar sus compromisos financieros vigentes.

También se incrementa la relevancia de factores como la disponibilidad de recursos para financiar tales proyectos, donde un 40% declara este motivo para no invertir. Por lo pronto, los proyectos siguen enfocados principalmente en renovar infraestructura existente y automatizar procesos.

“Este año tengo las fichas puestas en la transformación digital, pero puede que el otro año me lance con algo mayor. Esto, una vez que se despeje la incertidumbre política y mejore la situación sanitaria y de falta de stocks en la segunda mitad del año”, apuntó otro gerente del sector industrial.

La carga financiera es otra señal que tiene los pelos de punta a los entrevistados, ya que la posibilidad de adquirir nuevos créditos se ve limitada por la mayor carga financiera que presentan las empresas. De acuerdo a los resultados de la encuesta, dos tercios de quienes responden la encuesta indican tener un crédito bancario y un 42% de ellos manifiesta que ha sido difícil pagar sus obligaciones, debiendo hacer recortes en otros gastos para enfrentar a esta situación. En tanto un 11% manifiesta no estar en condiciones de pagarlas completamente, concentrándose en empresas que pertenecen a los sectores más golpeados por la pandemia.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV