Publicidad
Gemines: traspié de reforma tributaria siembra dudas sobre cuentas fiscales, pero “hay tiempo suficiente para llegar a acuerdos” MERCADOS

Gemines: traspié de reforma tributaria siembra dudas sobre cuentas fiscales, pero “hay tiempo suficiente para llegar a acuerdos”

La consultora señala que el rechazo de la Cámara de Diputados a la idea de legislar la reforma tributaria puede abrir un camino más prometedor para un proyecto “más limitado en sus pretensiones de recaudación y más favorable al mercado”, lo que podría reunir un amplio apoyo político. Según Gemines, el rechazo es un llamado de atención para la tramitación de la reforma previsional y el Gobierno deberá buscar acuerdos amplios si desea avanzar en ella. Asimismo, señala que el actual gobierno se ha centrado en temas urgentes como la delincuencia y la crisis migratoria, lo que ha impedido el avance en la agenda de reformas. “La falta de una mayoría clara en el Congreso limita las posibilidades del gobierno para avanzar en su agenda”, sentencia. Además, prevé un escenario complejo para hacer converger las cuentas fiscales hacia el equilibrio, lo que dependerá de un acuerdo para aumentar la recaudación tributaria.


El informe número 510 de Gemines correspondiente a marzo de 2023 señala que después de los “superávit gemelos” del año pasado (efectivo y estructural) y el notable ajuste de gastos que permitió la vuelta de éste a su tendencia pre-pandemia, “las cuentas fiscales reinician este año un camino tortuoso y siempre fallido de converger a equilibrios idealmente sostenibles y sostenidos en el tiempo”.

De acuerdo con la consultora, esto se explica debido al reciente rechazo a la propuesta de aumento de impuestos del Gobierno del presidente Gabriel Boric, lo que “pone una nota de duda sobre las perspectivas de convergencia de las cuentas fiscales”. Sin embargo, según Gemines, “hay tiempo suficiente para llegar a acuerdos y que se puedan cumplir varios de los objetivos del Gobierno”.

El análisis señala que también podría decirse que el rechazo a la idea de legislar la reforma tributaria por parte de la Cámara de Diputados abre un nuevo camino más auspicioso para lo que debería ser un proyecto más “acotado” en sus pretensiones de recaudación y más pro-mercado en su diseño, de manera de congregar un apoyo amplio del espectro político. Recordemos que para reingresar el proyecto, a través del Senado, se requiere una aprobación de 2/3 de dicha instancia.

Para Gemines, podría especularse, además, que el precedente que deja el rechazo parlamentario es una suerte de llamado de atención en lo que será la tramitación de la reforma previsional. La consultora ligada a Alejandro Fernández Beroš y Tomás Izquierdo Silva afirma que “el Gobierno se verá obligado a buscar acuerdos amplios si desea avanzar en la tramitación de esta reforma, lo que significa una real apertura a realizar cambios relevantes en los temas en los que no cuenta con el apoyo de la oposición”.

Como ha expresado Gemines en informes anteriores, el actual Gobierno, lejos de poder avanzar en su programa refundacional, se ha ido transformando poco a poco en un Gobierno “de administración”, entendido con ello como un Gobierno que ha sido capturado por las urgencias. Así, sostienen: “el foco está en temas como la delincuencia, crisis migratoria, violencia en la macrozona sur, y evidentemente, en los proyectos más relevantes: Reforma Tributaria y de Pensiones”. Advierten que incluso la eventual reforma a la salud está quedando en alguna medida postergada.

Cambio de gabinete y búsqueda de acuerdos

Gemines señala que con los recientes cambios ministeriales y de subsecretarías, buscaron autoridades con más conocimiento en la operación del Estado, mayor edad y experiencia, mayor capacidad política y de gestión y, en general, con posturas políticas más de centro. Esto, por lo demás, agregan, “ha sido en gran medida una respuesta a las preferencias de la población, toda vez que en las diversas encuestas de opinión, la mejor evaluación de las autoridades se observa en aquellas que coinciden con el perfil antes descrito”.

En definitiva, para la consultora, la realidad política, en el hecho de que el Gobierno no cuenta con una mayoría clara en la Cámara de Diputados y menos aún en el Senado, “se instala como una restricción evidente en las posibilidades de que el gobierno avance en su agenda de reformas, salvo que esté dispuesto a modificarlas de manera sustantiva, de manera de buscar consensos amplios”. Esto, por lo demás, según Gemines, se ha instalado con más fuerza después del plebiscito constitucional de septiembre pasado, toda vez que el amplio triunfo del rechazo fue leído por el mundo político como un voto de respaldo a posturas más conservadoras y/o menos refundacionales.

En cuanto a las perspectivas de mediano plazo, Gemines sigue anticipando un escenario bastante complejo desde la perspectiva de hacer converger las cuentas fiscales hacia el equilibrio, y esto es independiente del rechazo a la idea de legislar la reforma tributaria del gobierno que enfrentaba muchos obstáculos y que se redefinirá completamente de acuerdo a los planteamientos del Ministro de Hacienda.

Dicho lo anterior, concluyen, “la confianza en que se cumpla con la convergencia hacia el equilibrio fiscal, algo que se ha incumplido reiteradamente en el pasado, dependerá fundamentalmente de que se logre un acuerdo para aumentar la recaudación tributaria”.

Consulta el informe 510 de Gemines aquí..

 

Publicidad

Tendencias